La indemnización por despido tributará por primera vez en España

Capture

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Tras la reforma fiscal propuesta por el Gobierno, las indemnizaciones por despido tributarán, con efecto retroactivo, a partir del 20 de junio de 2014 y para todos aquellos que cobraran más de 20.000 euros al año

A partir de ahora, las indemnizaciones por despido tributarán a Hacienda. La nueva propuesta fiscal del Gobierno busca introducir el valor de la equidad en el tratamiento fiscal de los despidos. Por ello a partir de junio de este año se cotizará a partir de un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado.

La aplicación de la medida se hace de manera inmediata para evitar despidos anticipados, ya que hasta el 1 de enero de 2015 no entrará en vigor toda la reforma fiscal completa que prepara el Gobierno.

Hasta el momento sólo tenían que pagar a Hacienda aquellos ciudadanos cuya indemnización por despido superaba lo marcado por la ley (33 días por año trabajado según la ley actual), pero ahora tributarán todos, excepto aquellas personas que cobren sueldos de 20.000 euros o menos al año.

Por ejemplo, para una persona que haya cobrado un sueldo de 30.000 euros al año y le corresponda una indemnización de 2.750 euros por año trabajado, disfrutará de una exención del 72,72% tras aplicarle el mínimo exento.

Para aquellos individuos que hayan cobrado 40.000 euros al año y tengan una indemnización de 3.666 euros por año tendrán una exención del 54,55%; sin embargo aquellos que han recibido un sueldo de 50.000 euros y reciban una indemnización de 4.583 euros al año tras ser despedidos tendrán una exención del 43,64%.

Para una mayor aceptación de la nueva medida fiscal, el Gobierno mantendrá conversaciones con los diferentes agentes sociales, patronal y sindicatos, para poder beneficiar a los trabajadores de sueldos medios y bajos evitando situaciones de abuso.

El mínimo establecido de percibir más de 20.000 euros al año para pagar por la indemnización podría todavía modificarse al tratarse de una “propuesta inicial”.

Nuestra opinión

No se trata de una buena noticia para la persona que se queda en situación de desempleo. Además de perder su trabajo, ahora tendrá que tributar por la indemnización recibida por su despido siempre y cuando cobre más de 20.000 euros al año.

Al menos, la cantidad mínima exenta crece en proporción al importe total de la indemnización, es decir, cuanto mayor sea la renta percibida mayor será la tributación a Hacienda.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home