Diez claves para sacar partido de las rebajas

Shutterstock 125881910

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Garantías, calendario, obligaciones del comerciante, cómo reclamar… En Kelisto, te contamos todo lo que debes saber para aprovechar al máximo las rebajas de invierno sin renunciar a tus derechos.

Bueno, bonito y barato. Eso es lo que buscan los consumidores que desde ayer esperan largas colas en comercios de toda España para hacerse con el chollo soñado durante las rebajas de invierno, que se prolongarán hasta finales del próximo mes de febrero. Sin embargo, las compras compulsivas o las irregularidades que cometen algunos establecimientos –tal y como denuncian cada año las organizaciones de consumidores- pueden convertir este período de descuentos en una mala experiencia.

Para que disfrutes de las rebajas que acaban de comenzar y, sobre todo, para que compres con todas las garantías, en Kelisto hemos seleccionado las 10 claves fundamentales que te permitirán comprar de forma inteligente.

1. Planifica tus compras

Según la Confederación Española de Comercio (CEC), los consumidores gastaremos entre 60 y 80 euros durante estas rebajas. Por ello, antes de empezar a comprar, piensa en lo que realmente necesitas. Si lo que buscas es renovar tu armario, no salgas de casa sin ordenar todas tus prendas para decidir qué es lo que quieres adquirir y ordenar tus prioridades. Al igual que sucede cuando vas al supermercado, elabora una lista de productos y trata de ceñirte a ella.

2. Fíjate en el calendario de rebajas de cada establecimiento

Tradicionalmente, las rebajas de invierno comenzaban el 7 de enero y se prolongaban hasta el 28 de febrero. Sin embargo, habrás notado que algunos comercios ya empezaron a aplicar descuentos antes de que terminara 2014. ¿La razón? La normativa aprobada en 2012, que liberalizó el período de rebajas y que permite que los establecimientos comiencen y terminen cuando quieran. Para evitar sorpresas, consulta cuál es el calendario de rebajas de la tienda donde deseas hacer tus compras, una información que debe estar perfectamente visible, incluso cuando el comercio esté cerrado.

3. No aceptes artículos de peor calidad

Una reducción en el precio nunca debe implicar una disminución de la calidad. Las rebajas suponen un descuento en el importe de prendas o productos que, o bien corresponden a la temporada actual –la de otoño invierno- o bien a temporadas anteriores –la normativa ya permite, por ejemplo, que se vuelvan a vender artículos del verano pasado- pero siempre que estén en buen estado. De lo contrario, no estaríamos hablando de rebajas, sino de saldos, un tipo de descuento que se aplica cuando el producto tiene algún defecto. Para asegurarte de que compras algo en perfecto estado, dedica unos minutos a examinar que todo está correcto antes de pagar.

4. Exige conocer el precio anterior de los productos que compras

Según las estimaciones de la CEC, el comercio aplicará este año descuentos que partirán del 30% y que podrían llegar hasta el 50% e, incluso, hasta el 75% en determinados productos. Ahora bien, para saber realmente cuál ha sido la rebaja efectuada (y, por tanto, decidir si la compra merece la pena), los establecimientos deben mostrar el precio original de cada producto. Si no es así, exige que te informen de ello.

5. Toma nota de las formas de devolución y de pago

Durante el período de rebajas, los establecimientos deben ofrecer los mismos métodos de pago (efectivo, tarjeta bancaria, etc.) y las mismas condiciones de devolución (plazo, productos que se pueden o que no se pueden devolver, etc.) que durante el resto del año. De no ser así, tienen el deber de informarte de forma clara y precisa para evitar cualquier tipo de confusión.

6. Pregunta por los precios que se aplican en los arreglos

Al igual que sucede con las formas de pago y la política de cambios y devoluciones, las tarifas que se cobran por los arreglos deberían ser las mismas durante las rebajas. Sin embargo, no siempre es así. Los comercios están obligados a informar a sus clientes de las nuevas tarifas para evitar que se lleven sorpresas a la hora de pagar.

7. Ojo a los productos de nueva temporada, que no tienen descuentos

Como habrás observado en la mayoría de los comercios, los productos de rebajas suelen convivir con productos de “nueva temporada”. Es decir, es posible que en una misma tienda haya artículos de otoño-invierno con precios rebajados y otros de primavera-verano sin ningún descuento. Los establecimientos tienen la obligación de diferenciar e identificar correctamente cada tipo de producto para que no te lleves un susto cuando llegues a la caja.

8. Guarda los tickets y cualquier otro justificante del pago

Tanto en rebajas como el cualquier época del año, el ticket de compra es la mejor garantía para el consumidor. En caso de que necesites hacer un cambio o poner una reclamación, será fundamental que presentes este resguardo de compra para que puedas exigir que se cumplan tus derechos. Lo mismo sucede con la publicidad: lo que indiquen los folletos publicitarios tiene carácter vinculante. Por tanto, consérvalos para que puedas exigir que se cumpla lo que indican.

9. Opta por comercios adheridos al Sistema Arbitral de Consumo

El Sistema Arbitral de Consumo es una vía extrajudicial que permite resolver las quejas o reclamaciones que pudieras presentar en un comercio. Su principal ventaja es que sus decisiones son vinculantes – es decir, lo que se dicte debe cumplirse- pero el proceso no tiene ningún coste para el consumidor, al contrario de lo que sucedería por la vía judicial. Por tanto, si quieres comprar con total tranquilidad, trata de hacerlo en establecimientos que formen parte de este sistema. Para identificarlos, solo tendrás que buscar el distintivo de calidad que lo acredita, que puede estar tanto en tienda física como en su plataforma online o en su publicidad.

10. Compara precios antes de tomar una decisión

Como siempre te recomendamos desde Kelisto, comparar es el mejor método para ahorrar. Antes de tomar cualquier decisión, examina el precio que tiene un mismo producto en distintas tiendas, tanto físicas como online, y opta por la oferta que te ofrezca el mejor descuento con las máximas garantías. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home