MENU

Shutterstock 143045899

25 ideas para ahorrar en 2014

i18n: Text Article Up

Con el recrudecimiento de la crisis, ahorrar se ha convertido en una tarea muy complicada para muchas familias españolas. En Kelisto, hemos elaborado una lista con 25 ideas que te permitirán pegar un buen ‘tijeretazo’ a tus gastos habituales.

El aumento de los impuestos, la subida de la luz, la congelación del salario mínimo interprofesional, los recortes en los sueldos… Son muchos los ingredientes que provocan que ahorrar se haya convertido en una misión cada vez más complicada para muchos consumidores. De hecho, según un informe de Kelisto, los hogares españoles guardan un 18% menos desde el inicio de la crisis y uno de cada cuatro ciudadanos asegura que es incapaz de ahorrar nada. Sin embargo, siempre existen soluciones para poder rascar algunos euros sin demasiado esfuerzo. Éstas son nuestras propuestas:  

1. Utiliza comparadores para hacer compras inteligentes. Habituarse a usar comparadores como Kelisto, te ayudará a ahorrar en tus seguros –tanto de hogar, como de coche, moto o salud-, a abaratar recibos como el de Internet o el del telefonía móvil y a encontrar las cuentas, depósitos y otros productos de finanzas personales que te ofrecen más por menos. Haciendo la suma, el consumidor podrá conseguir un ahorro de hasta 2.479 euros al año.

2. Elimina el “gasto vampiro”. Este tipo de gasto hace referencia al consumo de electricidad de los aparatos electrónicos cuando están en suspensión o stand by. Lo ideal es desconectar de la corriente eléctrica los aparatos que no vayan a ser usados durante un largo periodo de tiempo. La mejor solución para no tener que desconectar, uno por uno, los cables, es hacernos con una regleta con su propio interruptor para no dejar pasar la corriente eléctrica. Este “gasto vampiro” suele situarse en un 7% del consumo energético total de los hogares, lo que equivale a unos 60 euros al año, según indica en su último estudio el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

3. Haz aportaciones extraordinarias a tu hipoteca. Si compraste tu casa antes del 1 de enero de 2013, puedes desgravar el 15% de lo que hayas abonado en concepto de hipoteca, con un máximo de 9.040 euros (es decir, una deducción máxima de 1.356 euros). Si la suma de todas las cuotas que hemos abonado durante un año no alcanza esa cifra de 9.040 euros, podemos aportar la cantidad que falte. Esto no excluye que amorticemos nuestra hipoteca en una mayor cuantía, pero todo lo que exceda de 9.040 euros no tendrá deducción fiscal.

4.Apuesta por contratar packs para tu ADSL + fijo + móvil. Actualmente, algunas operadoras ofrecen paquetes que engloban acceso a Internet en casa, el teléfono fijo y la tarifa para el teléfono móvil. En Kelisto tienes un comparador de tarifas de fibra óptica con el que puedes ahorrar hasta 208 euros al año.

5. Ahorra en comisiones. En lo referente a banca, desde Kelisto siempre aconsejamos mantener una cuenta bancaria en una entidad que ofrezca ventajas respecto a las comisiones. En el mercado podemos encontrar bancos que cobran hasta tres veces más que otros por una misma operación. Por ejemplo, en el caso de las transferencias, Barclays cobra un mínimo de 8 euros, mientras que BBVA cobra 2,5 euros de media, según datos de Facua. Por supuesto, también existen entidades que no cobran nada. Un ejemplo es ING Direct.

6. Mira el etiquetado energético. Antes de decantarte por un electrodoméstico nuevo, es bueno que mires la etiqueta energética y veas a qué grupo pertenece el nuevo equipo. Lo más recomendable para optimizar el gasto son los que se etiquetan bajo los grupos A, A+ o A++. Pueden llegar a consumir tan solo el 30% de lo que consume un electrodoméstico medio en el mercado.

7. Repasa toda la oferta de seguros. Antes de contratar un nuevo seguro o renovarlo, es mejor echar un vistazo a toda la oferta disponible en el mercado. Si eliges la mejor opción, puedes llegar a ahorrarte hasta 170 euros al año en el seguro del coche, hasta 143 euros en el seguro de la moto, hasta 133 euros en el seguro del hogar seguro del hogar seguro del hogar seguro del hogar seguro del hogar seguro del hogar seguro del hogar seguro del hogar seguro del hogar y hasta 142 euros en el Seguro de salud.

8. Aprovecha los descuentos para ir al cine. Si te gusta disfrutar del séptimo arte, pero crees que el precio de la entrada es algo elevado, entérate de cuándo es el día del espectador en tu cine habitual. Además, desde comienzos de este año, diversas salas de cine están haciendo numerosas campañas –como la Fiesta del Cine en Madrid- en las que los precios de las entradas oscilan entre los 2,90 y 3,90 euros.

9. Lleva un control de los gastos del hogar. Hay que habituarse a tener un pequeño control de los ingresos que entran en el hogar y los gastos fijos de cada mes. Una opción muy sencilla es crearse una hoja de cálculo donde podremos anotar en qué y cuánto gastamos, y cómo evolucionan nuestras cifras mes a mes.

10. Elige la tarifa de móvil que mejor se adapte a tus necesidades. Comprar un smartphone con una operadora es un 30% más caro que adquirirlo libre, por lo que es mejor estudiar bien las ofertas y ajustarse a las necesidades de cada uno. Es decir, priorizar llamadas, navegación por Internet o encontrar una tarifa de telefonía móvil que ofrezca un equilibrio en ambos sentidos en función de nuestro perfil de usuario.

11. Deja de lado el coche para trayectos cortos. Además de mejorar nuestra salud y ayudar al medio ambiente, usar la bicicleta o dar un largo paseo en vez de recurrir al coche puede suponer un ahorro importante.  Por ejemplo, si tomamos como referencia un trayecto diario de 5 kilómetros, dejar el vehículo en casa y usar la bici nos permitiría ahorrar 12,71 euros al mes si se trata de un coche diésel o de hasta 20,95 euros si es un vehículo gasolina.

12. Buscar la gasolina más barata. Si no tienes más remedio que usar el coche a diario, haz una búsqueda para comprobar en qué gasolineras es más barato el combustible. Además, en los últimos tiempos, y para combatir a las grandes, han aparecido diferentes redes de gasolineras low cost que consiguen mejorar el precio en hasta 10 céntimos el litro gracias a que no tienen que correr con gastos de personal o mantener tiendas. Las últimas compañías en subirse al carro del bajo coste han sido Repsol y Cepsa con sus gasolineras Campsa Express y Red Ahorro, respectivamente. Para localizar las gasolineras más baratas, puedes usar herramientas como enCooche, que te permite comparar el precio de las estaciones de servicio más cercanas.

13. Mejor ducha que baño. Si decidimos tomar una ducha en vez de un baño podemos ahorrarnos hasta 100 litros de agua cada vez.  En el primero de los casos, el gasto de agua puede alcanzar los 45 litros de media, mientras que el segundo aumentaría hasta los 145 litros. Si la diferencia entre una modalidad u otra la traducimos a dinero contante y sonante, el ahorro que se consigue por ducha es de 0,16 euros.

14. Instala un regulador de caudal del agua. Si al anterior consejo le añadimos un dispositivo que regula la presión del agua en todos los grifos de la cocina o del baño (hay diferentes marcas a las que recurrir: Roca, Grohe o Hansa son algunos ejemplos) podemos ahorrar entre un 30 y un 59% del agua, dependiendo del fabricante y modelo.

15. Instala en el inodoro cisternas de doble descarga. Con este tipo de dispositivos podrás elegir entre vaciar de golpe todo el agua (lo que supone un gasto de alrededor de 15 litros) o hacerlo parcialmente (entre 3 y 9 litros, aproximadamente). Con ellos se podría ahorrar una media de 30 litros por usuario. Esto supondría un ahorro mensual de 6 euros para una familia de 4 personas.

16. Usa bombillas de bajo consumo. Dejar de usar bombillas tradicionales (incandescentes) y decantarse por modelos de bajo consumo permitirá ahorrar hasta un 80% de electricidad. Además, aunque su precio sea algo más elevado que en los modelos de toda la vida, su vida útil es entre 6 y 8 veces mayor.

17. Haz una lista de la compra eficiente. Hacer una gran compra puede conllevar que no nos dé tiempo a consumir algunos alimentos perecederos antes de que lleguen sus respectivas fechas de caducidad. Esto supone más gasto al mes habiendo consumido menos. Por lo tanto, es más recomendable acudir asiduamente al supermercado y comprar lo justo para pasar la semana. También es aconsejable apuntarse el precio de los productos más habituales de nuestra lista de la compra y comparar en diferentes establecimientos de la zona. Y, por último, ceñirse una lista elaborada previamente y no salirse de ella. Respetando estas medidas, se puede llegar a ahorrar hasta 900 euros al año.

18. Planifica tu menú diario en casa. Los españoles gastamos, de media, 127 euros al mes en la compra de productos de alimentación. Es decir, poco más de 4 euros al día o apenas 2,1 euros por menú, ya sea para comer o para cenar. Teniendo en cuenta que un menú del día cuesta, de media, 11 euros, llevarte el tupper cada día a la oficina te permitiría ahorrar unos 195 euros al mes.

Shutterstock_81382822

19. Compra fruta y verdura de temporada. Se recomienda comer hasta cinco piezas diferentes de fruta y verdura al día. Sin embargo, también será de gran ayuda conocer las diferentes épocas de cada variedad para elegir productos de temporada. De esta forma, evitarás que al coste del propio producto, se sumen otros extras como los vinculados al transporte (en el caso de la fruta exótica, por ejemplo).  La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) te ofrece una herramienta en línea para conocer este y otros datos interesantes sobre el origen de estos alimentos.

20. Pagos en el extranjero. Si viajamos, es normal que no todo el dinero lo llevemos en efectivo; para estas ocasiones recurrimos a las tarjetas de crédito. Sin embargo, no todas cobran las mismas comisiones. Desde Kelisto te aconsejamos algunas de las mejores tarjetas para no pagar comisiones al viajar o conocer cómo efectúan los cambios de divisa.

21. Elimina los “gastos hormiga”. Este tipo de gastos son pequeños desembolsos cotidianos y de poca relevancia en el día a día, que pueden llegar a suponer un problema a final de mes. Por lo tanto, lo ideal sería eliminar el máximo número posible o al menos llevar un control exhaustivo. 

22. Regula la temperatura de tu hogar. Los expertos recomiendan mantener la casa en una temperatura constante de 20-21 grados, una cifra medioambientalmente responsable y que, además, te ayudará a ahorrar energía. De hecho, cada grado de más supone entre un 7 y un 11% extra de gasto energético. Por otro lado, es recomendable inspeccionar la vivienda en busca de fugas de calor: las puertas y ventanas, por ejemplo, son una importante vía de escape y tenerlas controladas puede suponer un ahorro de entre un 25 y un 30% de energía, como te contamos en nuestro artículo sobre consejos para ahorrar en calefacción.

23. Ahorra en el seguro del hogar. Configurar el seguro de hogar en función de lo que queramos proteger es clave para no pagar de más. Si nuestra idea es ahorrar en continente, es decir, en la vivienda en sí, habrá que tener una póliza por el valor de la tasación de la casa y no por el valor de la hipoteca. En caso de siniestro, la aseguradora únicamente tendrá en cuenta el valor real de la vivienda. Además, si seguimos este consejo, la cuota bajará sustancialmente. Mientras tanto, en el caso de querer ahorrar en contenido (muebles, aparatos electrónicos, etc.), si la vivienda dispone de elementos de seguridad (cámara de videovigilancia, alarma, puerta blindada, etc.), tendremos que dar constancia a la aseguradora ya que este tipo de sistemas hace que la cuota anual baje de importe.

24. Piensa en tu jubilación. Aportar un plan de pensiones no solo puede ser una opción interesante de cara a tu jubilación, sino que puede permitirte reducir tu factura con Hacienda. El dinero que ingreses cada año en este tipo de productos te permitirá reducir la base imponible del impuesto de la Renta. Ahora bien, debes estar atento a los límites que marca la ley, que varían en función de la edad.

25. ¿Has colaborado con ONG, fundaciones, sindicatos…? Haz memoria: si a lo largo del año pasado contribuiste con ONG, fundaciones y cualquier otro tipo de entidad recogida por la ley, podrías desgravarte parte de esas aportaciones en tu declaración de la Renta. Lo mismo sucede con sindicatos y colegios profesionales, aunque en este caso existe un límite de 500 euros en las aportaciones.

Fuentes: Instituto Nacional de Estadística (INE) / Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) / Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energías (IDAE) / Microsiervos / Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) / Manzanas Usadas / El Mundo / Automovilistas Europeos Asociados(AEA) /  FACUA / Twenergy / Ahorro Diario / El Mundo / Presupuestos familiares 2012 / Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente / Canal de Isabel II Gestión

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

i18n: Text Article Up