11 consejos para no arruinarte en Navidad

gastos y compras de navidad

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Planificar los gastos, hacer una buena lista de la compra o no dejar todo para el último momento son algunas de las claves esenciales para ahorrar en Navidad.

Llega la Navidad y, con ella, el momento de abrir la cartera: regalos, comidas, lotería, viajes… Los gastos propios de las próximas fiestas harán que cada consumidor se gaste, de media, 591,6 euros extra en las próximas semanas, un coste que puede dispararse si no controlas ni planificas correctamente qué haces con tu dinero.

Para ayudarte, en Kelisto hemos elaborado una lista de consejos que te permitirán disfrutar al máximo sin que la Navidad te lleve a la ruina.

1. Planifica cuánto te puedes gastar

El primer paso que debes dar para no arruinarte en Navidad es fijar un presupuesto. A la hora de hacerlo, no caigas en el error de pensar por cuánto te saldrán los gastos de las fiestas. Tu punto de partida debe estar en esta pregunta: “¿cuánto me puedo gastar?”. Solo así conseguirás llegar a una cifra que no descuadre tus finanzas personales.

2. Haz una lista de la compra y cíñete a ella

Tanto para la comida como para otros gastos que pudieras tener en las próximas fiestas, haz una lista de la compra pormenorizada para saber lo que tendrás que adquirir y, sobre todo, para no caer en tentaciones. A la hora de hacerla, calcula que un 40% del presupuesto suele destinarse a regalos un 30% a comida, un 18% a viajes y el 12% restante a ocio, según un informe de Kelisto.

A la hora de ir a la compra (sobre todo si se trata de comida), procura no ir acompañado, hazlo con el estómago lleno e, incluso, fija un tiempo determinado para realizar esta tarea. De esta forma, no podrás entretenerte en cosas que no necesitas y que solo conseguirán aumentar el ticket final.

3.  Empieza a ahorrar con tiempo…

Las familias españolas se gastarán este año 591,6 euros en comida, regalos, viaje y ocio, según datos de Kelisto. Para dividir el impacto de desembolso y hacer que sea más llevadero, lo más recomendable sería haber ido ahorrando 200 euros al mes en septiembre, octubre y noviembre. De esa manera, no llegarás ahogado a las fechas clave e, incluso, podrás permitirte algún extra.

4.  … o elige la manera más económica de financiar tus gastos

Si el consejo de ahorrar poco a poco te llega demasiado tarde, es posible que te plantees quemar tu tarjeta de crédito durante las próximas navidades. Antes de hacerlo, dedica un rato a comparar las opciones de financiación que puedes utilizar y asegúrate de elegir la más barata para tus necesidades.

Por ejemplo, si necesitaras financiar a tres meses una cifra equivalente al gasto medio de los consumidores españoles en Navidad (591 euros), la opción más barata sería optar por una tarjeta de crédito con vinculación bancaria (existen varias ofertas, como ya te contamos en Kelisto) o un adelanto de nómina que te permita devolver el dinero sin intereses ni gastos añadidos. Por el contrario, la opción más cara (las tarjetas de crédito sin vinculación bancaria) llegan a aplicar un interés del 24% TIN, lo que te obligaría a pagar casi 24 euros en intereses por tus compras navideñas.

5. Aprovéchate de las tarjetas que te devuelven un porcentaje de las compras

Algunas tarjetas de crédito (y de fidelización de algunas marcas) te permitirán conseguir descuentos de hasta el 5% en las compras que realices, lo que te podría permitir ganar casi 30 euros si te gastas los 591,6 euros que desembolsará, de media, cada consumidor durante la próxima Navidad. Eso sí, antes de optar por estas promociones, lee bien su letra pequeña y no olvides que:

  • Algunos de estos descuentos o devoluciones solo se aplican en compras pagadas a plazos. En ese caso, habría que analizar el interés que cobra la tarjeta por aplazar el gasto ya que, si es demasiado alto, este coste puede neutralizar el beneficio conseguido con la promoción.
  • Consulta si el descuento solo es válido en determinadas marcas, establecimientos o sectores. En ocasiones, las tarjetas de fidelización de las marcas limitan estas devoluciones a sus tiendas. En el caso de los bancos, también puedes encontrarte con plásticos que únicamente permiten obtener el descuento si la compra se realiza, por ejemplo, en grandes almacenes.
  • Pregunta durante cuánto tiempo es válida la devolución: también podrías encontrarte con tarjetas que ofrecen un jugoso descuento… pero que solo es válido durante el mes en el que se contrata el producto. Ojo a estas condiciones y no pierdas de vista el calendario.

6. Vuelve a escribir una carta a los Reyes… y pide a los demás que también lo hagan

A la hora de hacer tu lista de la compra navideña es posible que te encuentres con un hueco difícil de rellenar: el de los regalos. Si acertar con los obsequios ya es complicado, aún es más difícil que estos cuadren en el presupuesto si no tienes claro lo que deberás comprar. Para facilitarte la tarea, propón a tus amigos y familiares recuperar una vieja costumbre: escribir una carta a los Reyes. De esa forma, sabrás qué regalo (de los que realmente quieren) puedes permitirte e, incluso, comparar su precio con antelación para saber dónde comprarlo por menos dinero.

7. Recurre al “amigo invisible”

Si eres de los que cada año se junta con una lista interminable de personas a las que regalar, propón a tu amigos y familiares que juguéis al amigo invisible. De esa forma, todos os podréis ahorrar un buen pellizco y os divertiréis con la emoción de averiguar quién ha sido vuestro Papá Noel particular.

8. Si eres de Papá Noel, compra con antelación; si prefieres a los Reyes, espera a última hora

Aunque siempre es bueno comprar los regalos con antelación, hay un factor importante que debes tener en cuenta para sacar el máximo partido a tu dinero: la fecha de entrega. Si eliges el 25 de diciembre, aprovecha descuentos especiales como los del Black Friday (o el Cyber Monday) para comprar tus regalos con un buen descuento. Ahora bien, no te olvides de preguntar el plazo que te ofrece cada tienda para devoluciones o cambios. En el caso de las compras online, el período legal es de 14 días, por lo que la persona a la que te toque regalar no podría devolver el regalo si quisiera. No obstante, muchos comercios establecen condiciones especiales pensando en la Navidad que debes tener en cuenta.

Para los que sigan la tradición de Reyes, hay que tener en cuenta una cuestión importante: el inicio de las rebajas de invierno. Aunque el pistoletazo de salida suele ser el 7 de enero, cada vez hay más marcas y comercios que eligen el 2 como fecha de inicio. Eso te dará un margen de unos días para hacer tus compras de Reyes y aprovechar los primeros descuentos, que suelen llegar hasta el 50%.

9. Comida: compra con antelación y compara precios

Comprar la comida con cierta antelación es una de las medidas más efectivas para ahorrar en el menú navideño. Según datos de la OCU, la cesta de productos más típicos de las próximas fiestas (entre la que se incluyen el besugo, la merluza, los percebes, el jamón ibérico, los langostinos, el cordero o el pavo) experimenta subidas generalizadas en el mes previo a Navidad, con contadas excepciones. Los incrementos más altos son los del besugo (+43,4%), los percebes gallegos (+40,76%), la merluza (+31,02%) y las almejas (+16%). Por el contrario, se reduce el importe por kilo del pavo (-4%) y la pularda (-21,46) entre otras cosas porque, según la organización, es un producto que se encuentra poco fuera de temporada, lo que hace suba su precio.

Además, al igual que sucede con cualquier otro tipo de producto (los regalos, por ejemplo) comparar precios es otro consejo imprescindible para ahorrar: según la OCU, la diferencia entre los precios del supermercado más caro y más barato en Navidad puede llegar al 46%.

10. No te pases con el menú

La Navidad es época de familia, regalos… y comida, mucha comida. Según datos de IKEA, los españoles desperdiciamos el 25% de la comida que compramos para las próximas fiestas y Nochebuena es el día del año en el que más comida sobra. Ten en cuenta estos cálculos y, cuando elabores tu lista de la compra, procura ajusta muy bien las cantidades para no tener que tirar nada.

11. En los viajes, no dejes nada para última hora

En el caso de los viajes, la antelación también es una buena aliada para ahorrar en Navidad. Si eres de los que utilizará el avión, la fecha óptima depende del viaje que se realice: en destinos europeos, habría que comprar los billetes unas 10 semanas antes, según datos de Skyscanner. En cambio, si vuelas a Asia o América, lo mejor sería adquirir los tickets con unas 28 semanas de antelación. Además, es aconsejable no volar en días señalados (evitar Nochebuena, Navidad, Fin de Año, Reyes y los días previos), volar en un “mal horario” (a primera hora de la mañana o a última de la noche) y no dirigirse a los principales aeropuertos de las grandes ciudades.

En el caso del tren, la antelación también es crucial para encontrar buenos precios (Renfe, por ejemplo, lanzó una oferta especial de Navidad a comienzos de noviembre), además de tener en cuenta otras claves: comprar los billetes por Internet (permite conseguir hasta un 70% de descuento), usar la “Tarifa de Mesa” si viajas con más gente (un 60% de ahorro), sacar partido de las tarjetas de descuento (como la Tarjeta Joven o la Tarjeta Dorada para mayores de 60) o comprar bonos de varios viajes si lo utilizas con frecuencia (un 35% de ahorro).

Si viajas en coche, también es  recomendable que no te olvides del calendario. Los factores estacionales (que se consuma más en un momento que en otro) también influyen en los costes de la gasolina y el gasoil, lo que ha hecho que, en los últimos años, se hayan registrado importantes subidas de los combustibles antes de grandes desplazamientos, como los de Semana Santa, el Puente de Mayo o el mes de agosto. Para esquivar una posible subida de precios este año, recuerda que debes llenar tu depósito lo antes posible. Tampoco te olvides de comprar los precios de las gasolineras que hay cerca de ti: según datos de la OCU, la diferencia media entre los precios de las estaciones de servicio del país se sitúa en el 34,4%.

Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home