Peter Vives: "Si la vida fuera un videojuego, el dinero sería el crédito que te queda para seguir"

Peter Vives 2

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Aunque nunca se había parado a pensarlo, Peter Vives sabe que debe mucho a la televisión. Para lo bueno y para lo malo. Sus papeles de galán en “Águila Roja”, “El tiempo entre costuras” y “Velvet” le dieron a conocer entre el gran público y le han ayudado a que, a día de hoy, el trabajo no le falte. “La parte mala es que, cuando sales de juerga una noche, ya no eres un tío cualquiera; la gente te pone nombre y apellidos y la puedes liar… parda”, reconoce entre risas.

El último proyecto profesional de este actor –de madre neozelandesa y padre catalán- le ha llevado de la pequeña pantalla al teatro. Desde el pasado 20 de marzo, es uno de los muchos rostros televisivos que protagoniza la comedia “Dos peor que uno”, un montaje delirante y lleno de situaciones inverosímiles que, a su juicio, logra que el espectador no mire al reloj ni una sola vez durante los 120 minutos de representación. “La gente sale renovada después de vernos en acción”, asegura.

Mucha gente te conoció gracias a “Águila Roja” y a “El tiempo entre costuras”, dos series en las que, curiosamente, interpretabas a galanes británicos ¿Te da miedo que te lleguen a encasillar en este tipo de papeles?

Creo que es un poco pronto para hablar de “encasillar”. Es más, me cuesta entender el sentido de esa palabra. Al final, si alguien dijera que estoy encasillado será porque sigo trabajando y eso es bueno ¿no? De cualquier forma, creo que mi físico ha influido a la hora de que me den este tipo de personajes. Fuera de España no pasaría así, pero quizá aquí hay más actores bajitos y fuertes, lo que hace que yo tenga algo distinto.

Tu físico y también tu dominio del inglés.

Sí, eso también me ha ayudado mucho. Al final, son cosas que te diferencian y que hacen que tu competencia sea menor. Además, puedes interpretar más personajes, hacer de gente de otros países… Yo animo mucho a la gente a no abandonar los idiomas. En una situación como la actual, la producción cultural de países como Nueva Zelanda o Estados Unidos ha notado mucho menos el bache porque pueden exportar mejor sus productos al contar con un mercado mucho más amplío que del habla hispana. Por eso, en nuestro propio país cada vez se busca más trabajar en inglés.

¿Cuánto debe Peter Vives a la televisión?

Cuánto le debo yo… ¡o ella a mí! (Ríe). No, ahora en serio, es el medio en el que más he trabajado y, si soy conocido, es gracias a mis personajes en series televisivas. Nunca me lo había planteado, pero sí que le debo mi fama, o le culpo por ella algunos días…

¿Qué tal llevas eso de que mucha gente te reconozca?

A nivel laboral, siempre ayuda. A la hora de poner en marcha un proyecto, lo que realmente interesa –por desgracia- es vender entradas o tener una cuota de pantalla alta. Y tener actores conocidos ayuda a vender más un producto. En ese sentido, la televisión me ha dado fama y estoy muy agradecido por ello. Ahora, esto también tiene sus contras: en tu vida diaria, ya no eres una persona anónima. Cuando sales de juerga una noche, ya no eres un tío cualquiera; la gente te pone nombre y apellidos y la puedes liar… ¡parda! (Ríe).

Peter%20vives%20en%20vertical

¿Con quién te gustaría poder compartir tablas o escena algún día?

Con 18 años  rodé una escena de una película con Julianne Moore. En la cinta también participaba Eddie Redmayne, y casualmente ambos se han llevado el Oscar este año. Compartir más escenas con ellos, especialmente con Julianne, no estaría nada mal. También me encantaría trabajar con Daniel Day-Lewis, porque creo que es el actor que más se curra la profundidad de un personaje, y con Javier Bardem. En España hay muchos actores a los que admiro muchísimo.

¿En qué momento decidiste que querías ser actor?

En ningún momento. Creo que no lo he decido aún. ¡Quizá de mayor no quiera hacer esto! (Ríe). La verdad es que es algo que ha ido pasando. Llegó un momento en el que tenía que elegir si seguía estudiando o me dedicaba a la televisión, y desde entonces todo ha ido viniendo.

¿Qué valor das al dinero? ¿Crees que es importante para ser feliz?

La vida está llena de situaciones en las que importa lo que tienes, lo que gastas…El dinero es casi una parte más de nuestro cerebro. Si la vida fuera un videojuego, el dinero sería como el crédito que te queda para seguir. Eso sí, aunque es importante, cada vez me doy cuenta de que es más fácil tener los mismos lujos que un rico, sin serlo. Es decir, hace unos años solo tenías calefacción o un coche si tenías mucha pasta, pero ahora son cosas que están al alcance de todos.

Pero el lujo sigue sin estar al alcance de todos…

Sí, pero lo que pueden hacer las marcas para justificar que algo valga el doble cada vez es menos. Ahora, por ejemplo, cualquier coche lleva aire acondicionado. Otra cosa es que uno de lujo lleve asientos calefactables… Pero no dejan de ser pijaditas. También es cierto que, mientras siga habiendo cosas de súper lujo, el rico nunca sentirá que tiene suficiente: siempre habrá más cosas que se podrá comprar. Siempre tendrá motivos para tener más.

¿Cuál es la lección más importante que has aprendido en tu vida sobre el dinero?

Que ganar más dinero no significa que vayas a poder ahorrar más. Al final, el sistema está montado de tal forma que, si ganas más, acabas gastando un poco más, sales más a cenar, te permites más caprichos… Eso nos obliga a reflexionar sobre las cosas que realmente nos hacen felices. Lo material, una vez que lo has conseguido, te proporciona una satisfacción más limitada. Hay que aprender a valorar otras cosas.

¿Te consideras ahorrador o derrochador?

Ahorrador. Hombre, soy catalán, ¡qué quieres que te diga! (Ríe) Tienes que ahorrar para poder vivir tranquilo y yo suelo tener eso en la cabeza, aunque tampoco me he marcado una cifra concreta.

¿Cuál es el capricho más caro que te has regalado?

Un coche que me compré con 22 años. Para ir a rodar la serie en la que trabajaba, tenía que ir todas las mañanas fuera de Barcelona y, por aquel entonces, no iban a casa a buscarte, así que me gasté 9.000 euros en un cochechito nuevo, que para la edad que yo tenía no estaba nada mal.

¿Y tu posesión más valiosa?

Mi capacidad de poder pasármelo bien con poca cosa: con mi imaginación, con mis pensamientos… 

¿Eres más de efectivo o de tarjeta?

De tarjeta, por la comodidad

¿Cuál dirías que ha sido el día más importante de tu carrera?

Espero que esté por llegar.

¿Y el mayor logro de tu vida?

Soy bastante duro conmigo mismo. No considero que haya realizado ningún logro y nunca me he dado las gracias a mí mismo por algo. Siempre pienso que podría haber hecho más y mejor. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: Fama y Dinero Peter Vives
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home