Nieves Herrero: “Ser ‘chica Hermida’ no subió mi caché”

La Periodista Nieves Herrero

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Tres décadas después de sus comienzos en los medios de comunicación, la periodista Nieves Herrero sigue mirando la profesión con optimismo. “En España, por ejemplo, se hace un periodismo de investigación de 10 y los jóvenes que salen de las facultades están más preparados que nunca”, asegura. Sin embargo, no oculta sus críticas hacia un modelo de negocio que está provocando que los nuevos profesionales tengan cada vez menos oportunidades. “El periodismo sufre un problema muy serio que está relacionado con la propia gestión de los medios de comunicación”, argumenta.

Herrero, que desde hace dos años es uno de los rostros estrella del canal 13TV, se acaba de estrenar en el mundo de la novela histórica con su quinto libro, “Lo que escondían sus ojos”, una obra que cuenta la historia de amor clandestina de Sonsoles de Icaza y Ramón Serrano Súñer, ministro de Exteriores y cuñadísimo de Franco. “Ella era una mujer muy bella, muy vanguardista, que enamoró  a Serrano Súñer y decidió ponerse el mundo por montera. Era una mujer desafiante y esa fue una de las cosas que más me impulsó a contar su vida”, asegura.

De no haber sido periodista, habrías sido…

Abogada. De hecho, me licencié en derecho hace tres años. Era una asignatura que tenía pendiente, porque lo intenté varias veces al terminar la carrera de periodismo y nunca llegué a hacerlo. Los periodistas estudiamos derecho en la carrera, pero quizá deberíamos estudiarlo más porque es algo que está presente en todos los ámbitos de la profesión.

¿Cuál es la entrevista más difícil que has hecho a lo largo de tu carrera?

Ha habido muchas, pero recuerdo especialmente la de Irene Villa y su madre, María Jesús González. Primero tuvimos que convencerlas de que nos dieran su primera entrevista tras el atentado de ETA en el que resultaron heridas y, después, hubo mucha complejidad técnica, porque yo estaba en plató y ellas en dos hospitales distintos desde dónde teníamos que conectar. Fue complicada, pero muy bonita. 

De 1 a 10, ¿qué nota darías al periodismo que se practica hoy en España?

Depende. Por ejemplo, se hace un periodismo de investigación de 10. Pero a los periodistas que salen de la facultad y se convierten en paparazis, les daría un 0. Pese a ello, soy optimista. Las nuevas generaciones de profesionales a las que doy clase están muy preparadas. Sin embargo, luego se encuentran con un mercado que les da pocas oportunidades. Los medios cada vez restringen más el número de contrataciones, despiden a gente… El periodismo en España vive un problema muy serio que tiene que ver con la propia gestión que han tenido los medios de comunicación.

La%20periodista%20nieves%20herrero%20copy%20luis%20malibr%c3%a1n

Ser una chica Hermida, ¿hizo que subiera tu caché?

No, pero me dio abrió posibilidades en un mundo que desconocía, que era el de la imagen. Ese fue el gran plus. Y una vez me hice popular, sí subió mi caché. No obstante, yo siempre les digo a mis alumnos que, si persiguen la fama, nunca les llegará. La fama se encuentra en el camino, es la única manera de hallarla.

¿El dinero te hizo o te ha hecho feliz?

 Siempre he sido muy idealista en ese sentido y he defendido que el dinero no da la felicidad, pero en estos tiempos añadiría que “sí ayuda mucho”. Te ayuda a conseguir tranquilidad y a no vivir con una ansiedad permanente por tus hijos, tu propia carrera, el paro…

¿Cuál dirías que es tu posesión más valiosa?

Un dibujo de Rafael Alberti. Tuve la suerte de entrevistarle en los inicios de mi carrera, que coincidió con la época en que él y otros intelectuales como María Zambrano regresaban a España. Y en la entrevista me hizo un dibujo que significa mucho para mí, aunque ignoro si tiene algún valor económico.

¿Cuál es la lección más importante que has aprendido sobre el dinero?

Que no hay que malgastarlo y que hay que saber vivir con poco para poder adaptarse a todas las circunstancias. La clave está en no derrochar. Como me decía Miguel de la Cuadra Salcedo, “uno tiene que abrir su armario y que no se caiga la ropa”. Vivir en el exceso es un error. La austeridad es una cualidad que nos ha enseñado esta crisis.

¿Qué tres cosas te llevarías a una isla desierta?

A mi marido, a mis hijas y a mis hermanos. Si llegaran las ondas, también me llevaría una radio y, por supuesto, un libro.

¿Eres más de efectivo o de tarjeta de crédito?

Por comodidad y porque no tiempo ni de ir al cajero, siempre pago con tarjeta. Nunca llevo nada de efectivo, a veces hasta me da vergüenza. Si me robaran, nunca me pillarían con dinero; como mucho, con 20 euros.

¿Te consideras ahorradora o derrochadora?

Ahorradora, aunque últimamente ahorro menos de lo que quisiera. Solo gasto más de la cuenta en mis hijas y en cosas que tengan que ver con mi profesión, como los libros. Mi gestor siempre me dice que por qué compro tantos libros, pero lo cierto es que siempre me viene bien documentarme para poder escribir nuevas obras. El problema es que llega un punto que ya no sé ni dónde ponerlos porque yo sigo prefiriendo el papel. El libro digital, por ahora, no me convence. Yo necesito subrayar,  tomar notas y llenar los libros de garabatos. 

¿Cuál es el capricho más caro que te has “regalado”?

Quizá unos zapatos, pero no soy nada de marcas. Todo lo que sobrepase los 150 euros me empieza a parecer inmoral, y más en estos tiempos. Y eso es algo que trato de inculcar a mis hijas: que no persigan las marcas ni las modas, sino las cosas. Que siempre sigan su propia moda y su propio estilo.

El día más importante de tu carrera fue…

Cuando Manolo Martín Ferrán me contrató para Antena 3 Radio. Fue mi gran impulso y una experiencia que me enseño mucho y me permitió viajar y entrevistar a grandes personajes. Y a partir de ahí llegaron las grandes oportunidades que me dio la vida, como trabajar junto a Miguel Ángel Gonzalo, Tico Medina, José María Íñigo o mi querido Jesús Hermida.

¿Qué te ha animado a dar el salto a la novela histórica?

La editora Ymelda Navajo me propuso hablar de la época más glamurosa de la postguerra. Yo siempre había escuchado hablar del hambre, de la censura y me atraía hablar de alguien que estuviera ajeno a todo eso. Tenía la sensación de que quedaba una parte de la historia por contar. Entonces, empecé a indagar y todo me apuntó a Sonsoles de Icaza. Ella era una mujer muy bella, vanguardista e intelectual. Enamorar a Serrano Súñer y ponerse el mundo por montera, a sabiendas de las consecuencias que tenía, era algo desafiante. Y todo eso me atrajo muchísimo.

Portada%20lo%20que%20escond%c3%adan%20sus%20ojos

¿Qué fue lo que más te sorprendió de ella?

Que en una época en la que estaba mal visto que las mujeres opinaran o que tomaran la voz cantante, ella lo hacía. Era una mujer muy descarada, pero también muy preparada intelectualmente. Por encima de sus hijos, de su familia, Sonsoles se enamoró y perdió absolutamente la razón. Lo primero para ella fue esa pasión y luego, a mucha distancia, todo lo demás. Creo que mujeres así no se dan muy a menudo. Muchas veces, cuando tenemos que elegir entre pensar en nuestra vida y en la de los demás, siempre elegimos la segunda opción, sobre todo si tenemos hijos.

¿Sería más tolerante la sociedad de hoy con una relación como la que ella mantuvo con Serraño Súñer?

Todavía seguimos viendo a ministros o altos cargos que dimiten por cuestiones de faldas o infidelidades, sobre todo fuera de España, porque aquí parece que preferimos mirar hacia otro lado. O sea que no estamos tan lejos de lo que ocurría hace 70 años, ni mucho menos.

¿Alguna vez has experimentado un amor irracional como el que viven los protagonistas de tu libro?

He tenido la suerte de experimentar la pasión en mi vida, pero no hasta los extremos de Sonsoles y Ramón, porque esos casos tan extremos solo se viven con los amores prohibidos. Pero sí, viví el amor apasionado cuando era una adolescente y lo he vuelto a vivir al enamorarme de mi actual marido tras mi separación.

¿La vida de qué personaje histórico te gustaría haber vivido?

Seguramente, la de una científica como Marie Curie, porque admiro mucho a las personas que dedican su tiempo a descubrir algo que beneficiará a toda la humanidad.

¿Qué opinas de lo que nos ha contado Nieves Herrero? ¿Te sorprende su punto de vista sobre el dinero y el ahorro? Comparte tu opinión con otros usuarios en nuestro foro.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home