Manolo Royo: “Me he comprado más relojes de los que debiera”

Manolo Royo

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Su profesión siempre ha sido la de hacer reír al público y, quizá por eso, Manolo Royo sabe cómo dar un toque de humor incluso a los asuntos más serios. Da lo mismo que reflexione sobre el actual panorama televisivo que sobre la crisis, la política o lo complicado que es ganarse la vida en un mundo como el del espectáculo. Royo sabe cómo darle la vuelta a las cuestiones más peliagudas y lograr que surja la carcajada.

Tras muchos años haciendo reír a varias generaciones de españoles a través de la pequeña pantalla (en programas como “Un, dos, tres” o “Noche de Fiesta” y en series como “Compuesta y sin novio”) Royo ha vuelto al teatro, su gran pasión. Sobre las tablas, el humorista protagoniza, desde el pasado 6 de marzo, “Hoy tengo el día tonto”, un espectáculo interactivo donde, además de compartir sus propias experiencias, pide al público que le cuente las suyas a través de Internet o un formulario escrito para, posteriormente, compartirlas en la función.

Después de tantos años en televisión y en teatro ¿quiénes son hoy en día los fans de Manolo Royo?

Al teatro, por ejemplo, vienen a verme familias enteras: la gente mayor, porque me conoce de siempre; los hijos de estos, porque veían cómo sus padres se lo pasaban bien conmigo; y sus nietos porque quieren descubrir a un nuevo cómico. 

Durante muchos años hiciste reír a mucha gente a través de la pequeña pantalla. ¿Qué es lo que más echas de menos de aquella época?

Yo soy más de teatro o de ir a las fiestas de los pueblos, pero la televisión me permitió llegar a todo el mundo. Cuando empecé en “Un, dos, tres”, por ejemplo, nos veía una media de 27 millones de personas, frente a los 3 o 4 millones que puede tener un programa a día de hoy. Eso era muy positivo pero, al mismo tiempo, me hacía ponerme muy nervioso. Por ejemplo, en 2004, yo tenía todos los sábados 10 minutos de monólogo y, cuando terminaba un programa, ya me ponía a pensar en lo que haría para el siguiente. ¡Era una agonía! (Ríe)

¿Qué nota pondrías a la televisión que se hace hoy en día?

Una nota muy baja. La televisión ha hecho mucho daño al mundo del espectáculo, primero pasando de él y luego, creando sus propios monstruos. Hoy en día hay programas en los que todo vale. Por suerte, la radio se mantiene en sus trece y sigue siendo mucho mejor que la televisión.

¿Cómo has vivido estos años de crisis? ¿Te han afectado de alguna forma?

En épocas de crisis, la gente demanda más el humor, los ayuntamientos siguen contratando a cómicos para que la gente se ría en las fiestas de los pueblos… Eso me ha permitido que no me afecte tanto como a otras profesiones.

Si fueras ministro por un día, ¿cuál sería la primera decisión que tomarías?

Lo primero que haría sería trabajar para que cuando una persona robe, vaya a la cárcel hasta que lo devuelva todo. Cuando lo devuelva todo, debería ser juzgado por su hecho delictivo y volver a entrar en la cárcel, pero pagándosela él.  Muchos políticos han usado el poder para usurpar lo que no es de ellos, y eso no se puede consentir. También trataría de mejorar la educación porque es algo muy importante. Los señores políticos no se dan cuenta de que se están gastando ingentes cantidades de dinero para reeducar a los parados y que se coloquen en otros sitios. Si esta gente viniera educada desde abajo, no tendrían que volver a gastárselo.

¿Crees que el dinero es importante para ser feliz?

Yo creo que es más feliz el que más tiempo libre tiene y el que menos necesita para vivir. Si tienes una mansión y ganas millones, todavía te harán falta más millones para cubrir las necesidades que tienes. En cambio, si vives normal, de una forma adecuada a tu economía, puedes ser feliz sin necesidad de tener mucho dinero.

¿Cuál es la mayor lección que has aprendido en tu vida sobre el dinero?Manoloroyo2

Pepe Tonetti, el famoso payaso, me decía cuando empecé a trabajar con él: “el banco dice en un papel que tú tienes X, pero en realidad lo tienen ellos. Y luego también me dijo: “la mitad de lo que ganes, que no lo vea el sol” Y desde entonces, aprendí a vivir con el 50% de lo que gano.

Por tanto, entiendo que eres más ahorrador que derrochador ¿no?

Totalmente. Si yo gano cinco euros, sé que nunca puedo gastar más de tres porque me estoy comiendo el futuro. Los artistas trabajamos hoy, pero no sabemos cuándo será el próximo día. Si no hubiera ahorrado, cuando he estado parado no hubiera tenido para vivir. Yo siempre tengo un colchoncito y tengo que tirar de él para poder seguir comiendo.

¿Eres más de efectivo o tarjeta?

Para las cosas pequeñas, me gusta llevar siempre efectivo. Además, no me gusta tirar mucho de tarjeta porque no me fío de la electrónica (Ríe).

¿Cuál es tu posesión más valiosa?

Mis amigos, mi familia, mi mujer, mi hijo… Eso es innegociable. Lo demás son tonterías.

¿Y el capricho más caro que te has regalado?

Algún reloj que otro. De hecho, a veces me he comprado más relojes de los que debiera y ahora me arrepiento, aunque les doy mucho uso, porque soy absolutamente puntual. También suelo llevar coches buenos, pero los considero mitad capricho y mitad necesidad porque yo me gano la vida en la carretera.

Si tuvieras que irte a una isla desierta ¿qué tres cosas te llevarías?

A una escritora, para que pudiéramos hablar todo el día y que luego ella lo transcribiera; un buen puñal para cortar árboles y cocos, y un buen calzado.

¿Cuál ha sido el día más importante de tu carrera?

He tenido la suerte de tener muchos: mis debuts en los grandes espectáculos que he hecho, mi primer programa en “Un, dos, tres”,…  pero sin lugar a duda, el mejor de todos fue el 26 de julio de 1987, cuando nació mi hijo.

¿Y el mayor logro de tu vida?

Llegar hasta la edad que tengo haciendo lo que quiero hacer y siendo libre. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home