Malena Alterio: “Los recortes han afectado al más pobre y al que menos culpa tiene”

Malena1

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

A punto de estrenar la obra Emilia, en Madrid, y con más de 10 años de trabajo a sus espaldas, Malena Alterio reconoce que no es un momento fácil para la cultura. Proyectos que avanzan lentamente por la falta de inversión o el descenso en la venta de entradas tras la subida del IVA han hecho mella en nuestro cine y teatro. Aunque la actriz defiende que en la escena española se están haciendo cosas interesantes, asume que “hoy en día la gente no puede acceder al teatro y es una pena, porque no es un mero entretenimiento”.

Consciente de las dificultades que atraviesan muchas familias, Malena Alterio se lamenta de que a pesar de que la crisis nos ha hecho prestar más atención a dónde van a parar nuestros impuestos y en qué se gasta nuestro dinero, nos hemos resignado a que las cosas vayan mal y en este sentido, además, echa de menos una mayor movilización para pedir cambios.

El teatro, en lo que ahora estás centrada, ha sido sin duda uno de los grandes perjudicados por la crisis y la subida del IVA, ¿crees que se pueden crear fórmulas para atraer a la gente al teatro?

La verdad es que el palo ha sido fuerte. Creo que se están haciendo cosas interesantes en el teatro pero entiendo que hoy en día es difícil acceder a él y es una pena.

Los que nos dedicamos al teatro nuestro queremos obviamente que venga la gente y si hay un filtro tan grande como un 21% de IVA y una entrada costosa entiendo que no vengan. Estaría bien que quienes nos legislan se adaptaran a la situación y consideraran que el teatro no es un mero entretenimiento, que es importante generar cultura teatral, que la gente disfrute y que puedan venir al teatro.

Si fueras uno de esos legisladores, por ejemplo, Ministra de Economía ¿cuál sería la primera medida que tomarías?

Ufff, no sé lo que haría… lo que creo es que los recortes que se han tomado han afectado al más pobre y al que menos culpa tiene. Ahora mismo nuestra política está supeditada a los grandes bancos, Europa, Estados Unidos y de repente hay unos recortes tremendos a la cultura, la sanidad y la educación. Creo que éstos son los pilares básicos de la sociedad y no pueden ser denostados de esta manera. Me sorprende que se ayude al más poderoso y se pisotee al débil.

¿Y crees que pese a eso, todavía nos quejamos poco? Vemos a algunos actores liderando protestas pero el resto…

La marea blanca de la sanidad, las manifestaciones por la educación y todas las movilizaciones que está habiendo me consuelan un poco, por lo menos la gente sale a la calle. Pero creo que está muy fragmentado, está todo como anestesiado, no sé qué está pasando pero creo que nos hemos acostumbrado –y yo me incluyo- a que la cosa está mal, que no sirve salir a la calle, cuando creo que no es cierto. Hay un ambiente de resignación y de tristeza. Nos hemos quedado adormilados y si nos revolviéramos un poco conseguiríamos más cosas.

¿Crees que la crisis nos ha enseñado a mirar más dónde y cómo gastamos nuestro dinero?

Si, lo creo. Sobre todo porque no éramos conscientes de dónde van nuestros impuestos, qué se está haciendo con ellos y ahora nos damos cuenta de la cantidad de derroche que ha habido, un derroche que aunque no ha sido culpa nuestra estamos pagando nosotros. Ahora piensas cómo no se planteó de otra manera, cómo se despilfarró de esta forma… Pero no es que nosotros hayamos vivido por encima de nuestras posibilidades, que no creo que sea así, hemos vivido con las posibilidades que se nos brindaron, que no nos hagan responsables de ello.

Malena2Uno de tus personajes más populares ha sido el de Belén en la serie Aquí no hay quien viva, una chica sin un duro que andaba siempre con trabajos precarios… ¿crees que hoy en día hay muchas Belenes?

Un montón, aunque las belenes ya ni siquiera están por aquí. Ahora las belenes se tienen que ir a Inglaterra o Alemania, se están buscando la vida donde pueden porque realmente está muy complicada la cosa. La gente más joven todavía… pero hay una franja entre los 30, 40 y 50 años que lo tienen complicadísimo, muy difícil.

Y en tu vida real ¿te consideras ahorradora?

La verdad es que soy un poco fluctuante, a veces me entran ataques de ahorro y no gasto y de repente se me suelta el bolsillo y empiezo a gastar a granel, pero por lo general soy bastante comedida, gasto porque sé que puedo gastar y cuando no puedo no gasto.

¿Cuál ha sido el capricho más caro que te has dado?

Un cuadro, porque me enamoré de él. No soy una entendida en arte, aunque en este caso sabía que era de una pintora importante, pero me lo compré simplemente porque me gustó.

Los actores tenéis una profesión inestable y, antes de conseguir popularidad, muchos decís que habéis que hacer de todo, ¿es tu caso?

Sí, antes de trabajar como actriz trabajé en muchas cosas pero algunas relacionadas con la interpretación. Hice muchos trabajos de animación en bautizos, comuniones y cumpleaños. También fui camarera, trabajé en una pizzería...

¿Alguna vez has pensado que no llegabas a final de mes?

Sí, sí, claro y he tenido que ir mirando el euro para poder llegar. Es cierto que si tienes cobertura familiar sabes que en la calle no te vas a quedar pero es angustioso.

Hablando de familia, ¿tener una familia de actores es un apoyo o supone una mayor presión?

Cada familia será un mundo pero en mi caso ha sido un apoyo, mis padres siempre han querido que hiciese lo que me hiciera feliz.

Tu hermano y tu os habéis dedicado a la interpretación ¿no os lo inculcaron en casa?

Al contrario, incluso al principio  a mi padre no le hizo mucha gracia por eso de que es una profesión muy inestable, que lo que tienes hoy mañana no lo tienes, que hoy eres y mañana no eres…  y hay que estar sereno para soportar esos altibajos. Pero al ver que tanto mi hermano como yo nos hemos hecho un hueco y nos mantenemos y llevamos años está contento y podemos compartir muchas cosas de trabajo, de nuestras trayectorias.

El próximo miércoles, 9 de enero, estrenas Emilia, en Teatros del Canal en Madrid, un drama con relaciones complejas que trata sentimientos como la culpa o el miedo. Cuéntanos, ¿qué se va a encontrar el espectador que compre una entrada para ver Emilia?

Sin duda encontrará un espectáculo muy inquietante e interesante que le hará pensar y reflexionar. Los espectadores van a pasar un rato donde nada es obvio y su cabeza va a tener que trabajar para comprender lo que va sucediendo en esta historia.

¿Qué es lo que te atrajo de Carolina,  tu  personaje?

Me atrajo todo, porque es muy enigmático, es una mujer que, a priori, no sabes muy bien lo que le está pasando. Es el tipo de personaje que cuando los lees quieres bucear y meterte en sus entrañas y en su corazón para poder interpretarlos y hacer que el público los entienda. Todo eso hacía que fuera irresistible, sobre todo en una obra dirigida y escrita por Claudio Tolcachir. Del proyecto me atrajo todo: personaje, obra, director, compañeros… era imposible decir que no.

El año pasado estrenaste la obra Los hijos se han dormido, parece que te sientes cómoda en el teatro…

Sí, aunque voy caminando según sucede la historia. Han llegado dos proyectos interesantes, el año pasado Los hijos se han dormido y ahora Emilia, de los que me han atraído el texto y los directores y ha sido imposible negarme. Pero se ha dado así, no es que yo lo haya decidido sino que ha ido surgiendo de esta manera.

Pero los actores siempre dicen que el teatro tiene algo especial ¿es así?

El teatro, el cine o la televisión aportan cosas diferentes, no diría que uno sea mejor o peor. Es cierto que en el teatro uno tiene más tiempo para probar, para bucear en los personajes, en las historias, en las situaciones… cosa que en la tele o el cine no puedes hacer porque es más inmediato y tienes que resolver de forma rápida. Pero la televisión tiene una parte cotidiana, del día a día, que también me gusta, son personajes a los que cada día les pasa algo diferente y eso es divertido también a la hora de trabajar.

¿Te veremos próximamente en cine o televisión?

Tal y como está todo… hay cosas pero nada se termina de cerrar. Hay algunos proyectos de cine que están en el aire y algunas cosas de tele pero también sin cerrar. Va lento, cuesta conseguir el dinero.

¿Cuál dirías que ha sido tu mayor logro?

Mantenerme, poder seguir trabajando. Después de más de 10 años, estrenar el 9 de enero una nueva función en Madrid es su enorme logro. Más o menos sin grandes acueductos en medio, he podido trabajar, a veces con más intensidad otras veces con menos, pero más o menos he ido trabajando casi de forma continua y eso para mí es un gran logro.

¿Y el momento más difícil de tu carrera?

Quizá los inicios, esos momentos en los que es todo tan incierto que no sabes si vales o si no vales, si te van a llamar… y surgen las inseguridades. Ahora más o menos la gente sabe quién soy, conocen mi trabajo, hay un cierto bagaje, pero al principio hasta que confían en ti y vas creciendo y madurando… hubo un tiempo en el que tenía mis dudas. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home