Daniel Diges: “El dinero sí da la felicidad”

Portada

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

El cantante y actor Daniel Diges ha encontrado su hueco en los musicales. Desde hace años es una voz habitual de nuestros escenarios pero no ha dejado de lado otras facetas profesionales. Por ello, presenta ahora su tercer disco, “Quiero”, que ha autoproducido para hacerlo a su medida.

Aunque en la actualidad puede elegir entre varios trabajos, es consciente de que la incertidumbre de su profesión hace que el ahorro sea muy importante, algo que aprendió cuando tuvo que vender su primer piso tras un periodo de “parón”. Ahora elige cada proyecto pensando en el futuro y sobre todo en su familia porque “las decisiones que se toman con el corazón tienen siempre más sentido”.

Acabas de sacar nuevo disco, “Quiero”, ¿qué vamos a poder encontrar en él y qué diferencias hay con respecto a tus dos discos anteriores?

En este disco hay un sonido más actual, parecido a lo que podemos escuchar en los discos de Malú o Pastora Soler; sonidos muy grandes, con mucho violín. Es un sonido pop melódico, pero que en algunos momentos se asemeja a la ópera-rock.

¿Vas a promocionar el disco este verano?

Tengo un verano bastante movidito… empiezo con dos proyectos nuevos y a la vez estaré dando conciertos. Para promocionar el disco estaré cuatro días en el Teatro Calderón de Madrid (16,17 22 y 27 de junio).

Has producido el disco pero, tal como está la industria de la música, ¿no es demasiado arriesgado?

Desde luego es de valientes pero es eso o dejar que hagan con tu carrera lo que quieran y yo quiero hacer lo que yo quiero. Sigo trabajando con Warner pero querían hacer otra cosa diferente y tenía claro que quería algo personal, hacerlo a mi manera.

En una profesión tan inestable, ¿es necesario saber gestionar bien el dinero?

Yo estoy teniendo suerte porque estoy yendo de un trabajo a otro pero he tenido épocas muy malas. Antes de empezar con los musicales estuve más de dos años sin trabajar y lo pasé bastante mal. De hecho, me había comprado un piso con 18 años y lo tuve que vender para poder “tirar” del piso, fue un momento bastante malo.

Luego empecé a trabajar en el mundo del musical y es verdad que entre musical y musical he tenido parones de tres o cuatro meses, con lo que es necesario tener un ahorro. Yo no soy muy ahorrador pero mi pareja si lo es y gracias a ella he guardado más y he podido invertir en algunos proyectos, entre ellos mi disco.

¿Cuál es tu posesión más valiosa?

La casa que me compré en Madrid, aunque la tengo alquilada y hace año y medio que mis inquilinos no me pagan…

¿Y la lección más importante que has aprendido sobre el dinero?

Una lección importante es que no es más feliz el que tiene más dinero sino el que lo sabe aprovechar mejor. No es tanto lo que ganas sino los gastos que tienes. Por ejemplo, puedes tener unos ingresos de 10.000 euros y unos gastos de 8.000, con lo que te quedas con dos para ocio o caprichos pero si tienes unos ingresos de 3.000 y gastos de 500 euros ya tienes más dinero al mes. No tiene más dinero el que gana más sino el que menos gastos tiene. Es algo que me ha costado mucho entender…

¿Y tú mantienes ese control entre lo que ingresas y lo que gastas?

No, porque yo tengo muchísimos gastos… (ríe) pero tengo a alguien que controla lo que gasto. Es verdad que se necesita dinero para ser feliz pero no se es mucho más feliz teniendo un chalet enorme que una casa más pequeña.

Entonces, lo de que el dinero no da la felicidad…

Eso de que no da la felicidad es mentira, el dinero sí da la felicidad, pero no el tener mucho dinero sino saber cómo utilizarlo y en qué gastarlo.

En los últimos años te hemos visto desarrollar tu faceta como cantante  pero te conocimos en una serie de televisión, ¿Te gustaría volver a la tele? ¿Tienes algún proyecto en mente para la televisión o el cine?

Tenía un proyecto para una película que al final no se ha hecho, porque me ha surgido otro en el terreno de los musicales. Se trata de un personaje que he querido hacer toda mi vida, con el que creo que alcanzo lo más alto en el mundo de los musicales; es el personaje más importante que se puede hacer, aunque no puedo contar más…

Ok_img_1383

Los musicales te permiten hacer ambas cosas, cantar y actuar… ¿es donde te encuentras más cómodo?

En los trabajos en los que puedo cantar me siento mucho mejor, es mi sitio, mi lugar, es mi hábitat natural.

De no haberte dedicado a esto ¿qué crees que habrías hecho?

Siempre he pensado que habría sido cocinero porque era muy cocinillas de pequeño. Estaba todo el día metido en la cocina ayudando a mi madre, al margen de que era un gordo y me encantaba comer…

Hace poco se celebró Eurovisión, un certamen que conoces bien porque en 2010 representaste a España con un buen resultado. ¿Cómo fue la experiencia?

Eurovisión es una plataforma para darse a conocer. Hay gente a la que le sirve para “meterse a leche” y a otra le sirve para despegar y que le vaya bien. Yo soy del segundo grupo, a mi me ha venido bien, ha sido un trampolín.

¿Te gustaría repetir?

Sí, por qué no. No ahora mismo, pero en unos años no diría que no volviera a presentarme con una buena canción.

Si tuvieras que elegir, ¿qué tres cosas te llevarías a una isla desierta?

Todo el mundo diría el móvil pero es absurdo... así que me llevaría un cuaderno enorme para poder escribir, mi piano y un mechero. Eso si pienso en cosas materiales, porque me llevaría a mi hijo…

¿Eres más de Tarjeta o de efectivo?

De tarjeta, y además soy un desastre porque siempre estoy con “no he sacado dinero”. Siempre voy sin efectivo y cuando saco dinero saco bastante para que me dure.

¿Cuál es el capricho más caro que te has “regalado”?

No soy muy de caprichos, podría ser mi piso, aunque ahora lo tengo alquilado, o mi coche y mi moto.

¿Cuál crees que ha sido el mayor logro de tu carrera?

Hacerme un nombre fuerte dentro del musical; ser un número uno en el mundo del musical, que es algo que nunca me hubiera imaginado. Es una de las cosas por las que me da miedo aceptar papeles en televisión; alguna vez me han ofrecido cosas en alguna serie pero nunca sabes lo que va a durar. En un musical tienes un año, dos años... si funciona te van llamando para otros musicales y si eres protagonista… es difícil cambiarlo por un secundario en una serie que puede no funcionar e incluso ser uno más del reparto.

¿Y el momento más duro?

Los momentos duros son aquellos en los que hay que elegir entre varias cosas, es duro pero también es bonito. Cuando empecé en esto pensaba que no iba a ser tan difícil, creía que sería genial elegir entre varios proyectos pero es complicado porque tienes que dejar cosas, abandonas compañeros, es difícil... Pero lo más complicado son los momentos en los que no sabes si tienes trabajo y esos en los que he estado sin trabajar. Eso de no saber dónde vas a estar en un futuro, la incertidumbre del artista es lo peor.

¿Alguna vez te has arrepentido de alguna de esas decisiones?

Al final siempre he elegido muy bien, no sé como lo he hecho... pero dedico mucho tiempo a tomar una decisión, no me doy dos días, me doy dos meses. Son decisiones maduradas y siempre he puesto por delante a mi familia y  eso es lo que ha hecho que las decisiones sean buenas. Cuando pones por delante algo que “te toca el corazón” la decisión suele ser mucho mejor.  Nunca elijo por el dinero, que también cuenta, pero si me pagan menos en un trabajo pero me va a permitir ver más a mi hijo lo cojo, y eso ya hace que la decisión tenga sentido.

Y a tu hijo ¿le enseñas la importancia del dinero o cómo ahorrar?

Aún es pequeño porque tiene cinco años. pero él tiene su hucha y sabe para qué sirve el dinero. Es bueno enseñarle a un niño lo que es el dinero y no decirle que el dinero es malo porque muchos padres intentan hacer ver que el dinero no es bueno, que es de gente ambiciosa, pero no es de gente ambiciosa, es bueno, de hecho lo necesitamos para vivir. Mi madre siempre me ha metido caña para que fuera un currante pero mi padre me decía que no era tan importante. No hay que decirle al niño que el dinero es malo o que es para gente egoísta.

Si quieres llevarte "Quiero", el nuevo CD de Daniel Diges, firmado de su puño y letra, solo tienes que entrar en Twitter y decirnos qué es para ti el dinero, utilizando el hashtag #KelistoDiges. ¡Lo sortearemos entre todos los concursantes hasta el día 5 de junio!

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: Fama y Dinero Daniel Diges
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home