Alfredo Urdaci: “Si fuera ministro de Economía, lo primero que haría sería dimitir”

Alfredo Urdaci Def

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Para muchos, el nombre de Alfredo Urdaci pasará a la posteridad por culpa de unas siglas. O más bien, de una forma de decirlas. Su inolvidable “ce ce o o”, pronunciado mientras el periodista leía una rectificación tras una denuncia de manipulación informativa, se ha convertido en uno de los capítulos más inolvidables de su larga –y muchas veces, polémica- trayectoria. Pero no es el único.

Urdaci presentó los informativos de Televisión Española con Letizia Ortiz hasta que se anunció su compromiso con el entonces príncipe Felipe, fue jefe de prensa de Paco “El Pocero” y hasta hizo sus pinitos en el mundo de los monólogos en el “Club de Flo”. Incluso pudo haberse convertido en carne de reality. “Me ofrecieron ir a la “Isla de los Famosos” o al programa de la piscina, pero son proyectos que no aceptaría ni por todo el dinero del mundo”, confiesa.

El periodista acaba de comenzar nueva etapa profesional en 13 TV, donde ocupa desde septiembre el puesto de director de Informativos. Entre sus planes, potenciar el periodismo de datos, tratar los temas con más profundidad y enfrentarse a los nuevos retos que plantea Internet.

 ¿Queda todavía algo por inventar en los informativos de televisión?

 Creo que las formas de contar evolucionan, y hay novedades, sobre todo en lo que se refiere al Big Data, el periodismo de datos, que nos va aportar una gran revolución. Va a apoyar la transparencia, que es otra de las señas de identidad de nuestro tiempo.

¿Cuál querría que fuera el ‘sello Urdaci’ que todo el mundo notara en los informativos de 13 TV?

Pues me gustaría dar profundidad a algunas noticias importantes, entrar en los grandes debates con la ayuda de expertos y analistas, y que todo tenga un toque espectacular en su puesta en escena.

¿Cómo ha cambiado Internet su manera de plantear los informativos para televisión?

Ahí tenemos otra novedad: la interactividad. Ahora debemos tener más en cuenta al público y detectar en las redes sociales las preocupaciones o los temas de debate. Por otra parte, la reacción a lo que hacemos ahora es inmediata. No tenemos que esperar a lo que digan los sociólogos.

Decía hace poco que en el periodismo hay muchas zancadillas. ¿Cuál ha sido la peor que le han puesto a lo largo de su carrera?

Yo tuve a muchos en TVE intentando no dejarme trabajar, desde algunos políticos con vocación de mafiosos, a algunos sindicalistas que actuaban como correa de transmisión de los partidos.

En aquella etapa, ¿recibió muchas llamadas para decirle de qué debía (o no debía) hablar?

Al político, de uno o de otro partido, no le suele gustar el retrato de la realidad que sale en los medios. Y siempre intentan cambiarlo.

¿Le molesta que muchos ciudadanos le recuerden por su forma de deletrear CC.OO?

En absoluto. Cada uno es libre de quedarse con esa anécdota. Para mí no tiene ningún valor.

¿Está de acuerdo con eso de que “tenemos la televisión que nos merecemos”?

¿Se refiere a la basura que a diario se puede ver por la antena? Yo creo que tenemos, en general, una televisión pobre, demagógica, y de vuelo corto.

¿Qué proyecto no aceptaría ni por todo el dinero del mundo?

¡Muchos! A ver, de los que me han ofrecido, “La Isla de los Famosos”, o aquel en el que algunos famosos se tiraban a la piscina.

¿Cuál fue su primer trabajo como periodista? ¿Recuerda cuánto cobró? ¿Y en qué se lo gastó?

Fui becario en Diario16. Cobraba 30.000 pesetas al mes y me las gastaba en comer.

¿Qué valor da al dinero? ¿Cree que es importante para ser feliz?

Siempre digo que los problemas importantes de la vida no se resuelven con dinero. Por tanto, el dinero tiene un valor relativo. He sido feliz con cuatro pesetas, y lo sigo siendo. En la vida lo importante es el por qué, nunca el cuánto.

¿Cuál ha sido la lección más importante que ha aprendido en su vida sobre el dinero? ¿Quién se la dio?

Mis padres. En casa nunca hubo gran cosa. Y fuimos felices porque había amor. Aprendimos que el bienestar de las próximas generaciones se trabaja desde la anterior, con la ética del esfuerzo y del sacrificio.

¿Es ahorrador o derrochador?

Necesito poco para vivir, me gusta prever y pensar en el futuro. Guardo lo que puedo, lo que me deja Hacienda. Y eso es para mis hijos.

¿Cuál es el capricho más caro que se ha regalado?

Una (cámara) Leica.

¿Y su posesión más valiosa?

Otra Leica.

Si tuviera que irse a una isla desierta ¿qué tres cosas se llevaría?

Tres libros: “Guerra y paz”, de Tolstoi; “Robinson Crusoe”, de Daniel Defoe; y “Bomarzo”, de Mújica Lainez.

Si le nombraran ministro de Economía por un día ¿cuál sería la primera decisión que tomaría?

Dimitir.

¿Cuál diría que ha sido el día más importante de su carrera?

El día que subí al andamio que cubría la restauración del “Juicio Final” en la capilla Sixtina.

¿Y el mayor logro de su vida?

Mis dos grandes proyectos: mis hijos.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: Fama y Dinero Alfredo Urdaci
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home