Seis trampas que esconden las promociones de las operadoras

Shutterstock 99170684

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL
  • Esconder cláusulas restrictivas o costes adicionales en la letra pequeña es la práctica más habitual en las promociones de algunas operadoras
  • Algunas compañías como Movistar redondean al alza los descuentos ofrecidos, mientras que otras como ONO no dejan claro el precio anterior de las ofertas para poder comparar
  • Los dispositivos subvencionados a plazos esconden a veces sobrecostes de hasta un 30% respecto a su adquisición en establecimientos comerciales, como ya sucediera con el iPhone 5c

La guerra de precios que se vive en el sector de la telefonía ha traído consigo un alud de ofertas y promociones que, si no andamos con ojo, pueden volverse en nuestra contra.

Las compañías de telefonía móvil están inmersas en una guerra de precios que les ha llevado a encadenar promoción tras promoción con el objetivo de captar más clientes. Sin embargo, los términos de estas ofertas, tanto de telefonía móvil como de Internet,  no siempre están claros o se exponen del modo más sencillo para que el usuario tenga una visión nítida de lo que realmente suponen.

Por este motivo, algunos organismos oficiales de protección al consumidor han llegado, incluso, a poner en marcha campañas específicas de inspección a este tipo de ofertas y promociones de telefonía.

En Kelisto hemos hecho un repaso por algunas de las triquiñuelas más habituales de las operadoras, para que el consumidor pueda aprovechar las ventajas de las promociones sin llevarse sustos de última hora. Estas son algunas de las que hemos encontrado:

1. El precio anterior no se detalla

Uno de los puntos que más llaman la atención en el universo de promociones y ofertas de las operadoras de telefonía móvil y acceso a Internet es que, a diferencia de lo que sucede en el caso de las rebajas de establecimientos comerciales, las compañías no están obligadas a indicar el precio anterior del servicio prestado.

Que lo hicieran sería importante para que el usuario pudiera tener un elemento de juicio a la hora de valorar si la promoción es realmente atractiva, más aun considerando lo mucho que varían los precios de los paquetes que se ofertan de una semana a otra.

Según ha constatado Kelisto, prácticamente ninguna compañía señala el precio anterior del producto o servicio. ONO sí lo hace, aunque no de forma clara, en su propuesta de 20MB+ teléfono, que si se contrata antes del 31 de mayo tan sólo cuesta 19,24 euros al mes (IVA incluido) durante el primer año. El precio anterior que refleja la página web de ONO es de 19,90 euros, pero no queda claro si esta cifra incluye ya el IVA o no.

2. Letra pequeña y restricciones

Recurrir a la letra pequeña es, posiblemente, el mal más extendido en todas las promociones y ofertas de las operadoras. Una prueba de ello son los 150 euros de penalización que descubrimos que podemos sufrir si cancelamos la solicitud de alta de Vodafone Integral o los requisitos que hay que cumplir para conseguir hasta 30 euros de saldo extra con nuestro nuevo smartphone con esta misma operadora. Todo ello a pesar de que desde la compañía recalcan en su web: “nuestra principal preocupación a la hora de diseñar una oferta o promoción es que sea fácilmente entendible por el cliente”.

Sin embargo, al sumergirnos en la letra pequeña hallamos que esta última promoción, en vigor sólo desde este mes hasta el 31 de octubre, sólo es accesible, entre otros requisitos, para los clientes prepago activos que en el momento de la renovación cuenten con 12 meses de antigüedad en el servicio. Además, el saldo extra no puede utilizarse, por ejemplo, para el servicio de datos, el roaming o el envío de SMS, circunstancia que choca con la intención de realizar “siempre el máximo esfuerzo para que las campañas reflejen la realidad de la oferta”.

Movistar es otro ejemplo de ofertas restrictivas. Por ejemplo, en su oferta ADSL Base, con mejores condiciones si se contrata online, uno descubre en los menús desplegables hasta medio centenar de incompatibilidades que impiden simultanear esa oferta con otras de la operadora.

3. Ofertas no aplicables a todas las tarifas

Paralelamente, otra de las situaciones con las que se puede topar un usuario cuando navega entre promociones es que no quede claro a qué tarifas aplica la oferta. Uno de los casos más curiosos es el de Orange y su propuesta “Vente a Orange”, en la que desde la misma home de su página web anuncia que “tendrás un 50% de descuento en tres facturas en todas las tarifas”.

Sin embargo, a pesar de que en el reclamo se dice bien claro, al leer las bases de la promoción vemos que las líneas adicionales de la tarifa Canguro no están incluidas. Esto puede llevar a confusión.

4. Dispositivos a precio de oro

Ya hemos visto que comprar un Smartphone con una operadora puede llegar a ser un 30% más caro que adquirirlo libre. Revisando las promociones (y su letra pequeña) descubrimos que, incluso cuando hay promociones muy ventajosas, podemos llevarnos alguna que otra sorpresa. Es el caso, por ejemplo, de la PromoTablet de Jazztel, con la que podemos adquirir una Samsung Galaxy Tab 3 por 6 euros al mes durante 24 meses (casi la mitad de precio que otra promoción similar de Vodafone).

Sin embargo, si el usuario se da de baja antes de esos dos años, habrá de pagar por la tablet 349 euros, que es un 6% más caro del precio por el que se puede comprar en grandes cadenas de supermercados. A ello se suma, además, que en el precio de los paquetes de móvil y ADSL que acompañan a la promoción no se incluyen los 18,14 euros al mes de cuota de línea.

Una práctica que aunque corrobora las palabras de Jazztel al afirmar que “con la información adicional se puede tener una imagen completa y real de la oferta”, se da de bruces con que “buscamos dar siempre un mensaje sencillo y claro”.

5. Pagos a dos años vista

Las triquiñuelas de las operadoras no se aplican sólo a la contratación de sus servicios, sino también a las bonificaciones. Yoigo tiene la promoción Aquí un amigo, que por cada contacto que atraiga a la operadora un usuario, recibirá 20 euros, sin límite alguno. Así se encarga de remarcarlo la compañía: si son 5 amigos ganas 100 euros y si consigues a 15, 300 euros. Lo que no indica la operadora, y hay que leerlo en la letra pequeña, es que los impuestos indirectos no están incluidos en esas bonificaciones. Tampoco se especifican los plazos y condicionantes para cobrarlas.

Sus condiciones aparecen más abajo en un cuerpo de letra menor y bajo el encabezamiento “Así de fácil”. Para poder comenzar a cobrar la recompensa, es necesario que el nuevo usuario lleve dos meses con Yoigo y haya pagado al menos 20 euros, ya sea en modalidad contrato o prepago, en sus facturas. Además, los 20 euros de recompensa no se cobran de una vez, sino de 5 en 5 euros. Es decir, que a los dos meses que es preciso esperar para comenzar el cobro hay que sumar los otros cuatro que lleva reunir el total de los 20 euros. Dicho de otro modo, esos 300 euros con que engatusa la operadora por atraer a 15 amigos podrían tardar en cobrarse hasta dos años y medio.

6. Las extrañas cuentas de Movistar

Aunque Movistar asegura que no hacen promos, que todo son precios finales, sí que ofrece descuentos a sus clientes en productos de terceros. Es el caso de Spotify Premium, del que anuncia descuentos de un 40% durante 24 meses, por lo que únicamente se pagan 6,04 euros al mes, frente a los 9,99 euros habituales.

¿De dónde salen esos cuatro céntimos? Nadie lo sabe, porque incluso redondeando al alza, aplicado el 40% de descuento la mensualidad debería ser de 6 euros. En este caso, se trata de una diferencia mínima (no llega a 1 euro al final de la promoción), pero no por ello deja de ser chocante. Es algo que también se pudo apreciar hace unas semanas en la oferta de Nubico, donde se incrementaba indebidamente el precio en 5 céntimos mensuales. Ahora Movistar ha optado por regalar el primer mes de servicio, sin más, en lugar de ofrecer un descuento, a quienes contraten Nubico.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas