España, a la cola de la conectividad en Europa

La Conectividad En España

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL
  • La velocidad media de la conexión de ADSL en España es muy baja y más de un millón de hogares tienen menos de 3Mb de conexión contratada
  • El precio de la conexión en España se sitúa entre los más caros de Europa
  • España sólo aprueba en cobertura: el 98% de los hogares tiene acceso a banda ancha

Aunque en España se goza de una buena cobertura, los datos de la Unión Europea demuestran que suspendemos en la velocidad y precio de nuestras conexiones de ADSL. En Kelisto te explicamos la situación actual de la conectividad española.

Por dimensiones, población y economía, aún en tiempos de crisis, España es el quinto país de la Unión Europea. Pero cuando se trata de conexión a Internet, perdemos varios puestos. En cobertura de ADSL y cable, los españoles están bien situados. Sin embargo, suspenden en el precio y la velocidad real de su conexión.

Para analizar la situación, hemos tenido en cuenta los datos que la Unión Europea publica de forma periódica sobre el desarrollo de la Sociedad de la Información, teniendo en cuenta la información que le suministran las autoridades de cada país.

Notable en cobertura

La primera de las variables que hay que tener en cuenta para valorar la posición de España en conectividad es la cobertura. Aquí estamos bien. Según datos de la Comisión Europea, el 98% de los hogares españoles tiene acceso a la banda ancha. Eso significa que apenas 100.000 personas se quedan fuera. La cifra nos coloca en la zona media alta de la tabla. Aunque hay una decena de países con el 100% de cobertura, aún hay unos cuantos de Europa del Este que ni siquiera llegan al 80%.

Pero en la banda ancha cabe casi de todo. Desde una conexión de ADSL de un megabit (Mb) hasta los 100 Mb y más que ya ofrecen algunas operadoras europeas. En Francia, por ejemplo, ya hay compañías comercializando servicios de hasta 1 gigabit (Gb, 1.000 Mb), es decir 10 veces más que las mejores españolas. Es algo que hasta ahora sólo se había visto en Japón y Corea del Sur. Y la operadora francesa SFR, por ejemplo, la ofrece por apenas 10 euros al mes. ¿Cuánto tiempo pasará hasta que en España se vea algo así?

Suspenso en velocidad

En ese 98% de cobertura de la banda ancha en España, las velocidades bajas son las que mandan. Todavía hay casi un millón de hogares que tienen menos de tres Mb de conexión a Internet contratada y el 59% de los españoles disfrutan o sufren la conexión estrella, la de los 10 Mb. Si a eso se le suma que la mayoría de las ofertas de hasta 20 Mb (otros 3,4 millones) rara vez se acercan a la velocidad máxima, tenemos al 90% de los españoles con una banda ancha realmente corta. Todos estos datos han sido aportados por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT, ahora refundida en la CNMC), a junio de este año.

En España había al acabar 2012 un 12% de líneas de banda ancha con una velocidad igual o superior a los 30 Mb, lo que nos sitúa en la media de la Unión Europea. Pero las medias en estadística sólo sirven para confundir, ya que disimulan los extremos. Hay casi una decena de países que doblan a España. Algunos, como Suecia o Lituania ya tienen más de la mitad de sus líneas con banda ancha ultrarrápida. Puede sorprender, pero en Francia, Alemania y Reino la situación es similar a la española, y mucho mejor que países como Italia, donde no tienen ninguna línea por encima de los 10 Mb, según los datos de la Comisión Europea.

Por fortuna, las cosas están cambiando y muy rápidamente. El último informe de la CNMC, con cifras de junio, muestra que las líneas contratadas de alta velocidad crecieron un 51% en el último año. Eso significa que hay 1,4 millones de hogares que ya disfrutan de una conexión a Internet con velocidades superiores a los 30 Mb.

Pero según la CNMC hay en España 14,2 millones de accesos de nueva generación, es decir de alta velocidad. Si sólo hay 1,4 millones de hogares conectados a ellas, resulta que por cada 10 líneas instaladas, sólo hay una en servicio. No parece muy rentable tan baja proporción. Algo deben estar haciendo mal las operadoras. ¿Será el precio?

Suspenso en precio

La Asociación de Internautas (AI) ha realizado un estudio que examina la evolución de la banda ancha en Europa. En cuanto a la velocidad del producto ADSL más extendido (en el caso español los 10 Mb de Movistar), España ocupa el puesto 22 de 27 de una lista encabezada por Irlanda y Suecia.

Pero es en el precio donde peor estamos. España sigue siendo uno de los países más caros, sólo superados por Alemania, Luxemburgo e Irlanda. El estudio no ha intentado hacer una media de los precios de todas las ofertas. En la AI han preferido tomar como valor de referencia el coste de la modalidad más extendida. Pues bien, el precio en España es de 40,90 euros con el IVA ya incluido. En otros 24 países el precio es la mitad y hasta la cuarta parte de ese dinero.

Si en vez de tomar los valores absolutos se tiene en cuenta el nivel de vida de cada país, el precio en España es aún más caro. El mecanismo más usado es el de la paridad del poder adquisitivo y se suele calcular el coste de un determinado producto en función de la renta diaria necesaria para pagarlo.

Precio de la modalidad más contratada en varios países europeos

País

 

2011 (euros/mes)

2012

(euros mes)

2013 (euros/mes)

Bulgaria

12,78 €

15,34 €

8,56 €

Portugal

19,99 €

20,99 €

21,13 €

Países Bajos

25,00 €

25,00 €

22,27 €

Francia

19,90 €

37,00 €

29,18 €

Suecia

40,42 €

49,46 €

35,65 €

España

40,90 €

40,90 €

40,90 €

Alemania

34,95 €

34,95 €

44,95 €

                                                            Precios sin ajuste de poder adquisitivo. Fuente Asoc. De Internautas

Como explican en el informe de la AI: “A un español la conexión de ADSL estándar que oferta Movistar le cuesta 0,662 días/mes, lo que significa que hay que invertir más de medio día de nuestra renta para pagar cada mes que accedemos a Internet; casi ocho días para pagar los doce meses de un año”.

Por eso, aunque en Alemania o en Luxemburgo paguen más euros cada mes, a ellos un euro les supone menos que a un español. De ahí que, teniendo en cuenta el poder adquisitivo real, la conexión a Internet en España sea la segunda más cara de Europa tras la de Irlanda.

¿Qué opinas de que España esté a la cola de la conectividad en Europa? ¿Estás satisfecho de tu conexión? Entra en nuestro Foro y comparte tu punto de vista.

Fuentes: Asociación de Internautas / Comisión Europea / Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas