El miedo a cambiar de ADSL nos hace perder 120 euros anuales

Cambiar Adsl

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL
  • En España se realizan muchas menos portabilidades de ADSL que de telefonía móvil
  • El proceso de darse de baja y la posibilidad de estar unos días desconectado, dos de los motivos que fomentan la pereza y el miedo a cambiar de ADSL
  • Cambiar de ADSL en el mes de abril supuso un ahorro medio por usuario y portabilidad de 120 euros anuales. Si tenemos en cuenta todos los usuarios que cambiaron su ADSL, el ahorro supone más de 20 millones de euros.

Cambiar de línea ADSL ya no es la pesadilla que era. Los procesos se han agilizado y las garantías de hacer un trasvase de compañía de manera segura y sin problemas cada vez son mayores. Todo ello, además, permite ahorrar una buena cantidad de euros al año.

El desconocimiento de la realidad, el no abrirse a nuevas posibilidades, el dejar las cosas como están sin preguntarse que quizá haya opciones más baratas y de mayor calidad… provoca que muchos usuarios de ADSL tengan reticencias y miedo a cambiar de compañía, algo que no ocurre en el ámbito de la telefonía móvil. En este sector, la portabilidad entre compañías es mucho mayor que en ADSL, aunque en éste se está empezando a registrar un cierto aperturismo al cambio.

Si repasamos los datos aportados por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones en abril de 2013, observamos que ese mes cerró con 560.361 números móviles portados, lo que supone un aumento del 66,2% frente al volumen de abril de 2012.  En telefonía fija, en el mes de abril se portaron 186.237 números, casi todos asociados a ADSL, un 41,6% más que en abril del año anterior.

¿Por qué se tiene miedo al cambio?

Muchos usuarios se quedan con la compañía todavía dominante, Movistar, incluso sabiendo que están pagando más de lo que deben.

“Asumo que  es caro el servicio que tengo con Movistar, porque pago 50 euros al mes, mas IVA, con llamadas y 10 megas. Pero es que me da mucha pereza cambiarme, no se cómo va bien el proceso, no me interesa estar días sin Internet, porque me hace falta”. Afirma Nadia, una secretaria de una agencia de viajes con la que hemos hablado que es un ejemplo de las razones por las que esa portabilidad de ADSL no acaba de crecer a un ritmo alto.

“Quizá sea un rollo pensar en los trámites, pero yo tenía Movistar y cuando vi que estaba pagando demasiado opté por el cambio. Tampoco fue para tanto, me puse Vodafone y te quedas sin cobertura de Internet un par de días, pero en su caso, como parche, te prestan un módem USB. Es una tarea sencilla, no es como antaño, que costaba horrores darse de baja. Ahora todos esos procesos se han simplificado”, nos cuenta Carlos, un periodista de 33 años.

Un ahorro anual de cientos de euros por usuario

Carlos nos contaba que él, con el cambio, empezó a pagar 12 euros menos al mes, lo que en su caso significaba un ahorro de 144 euros anuales.

Otras situaciones más sangrantes para la economía las hemos encontrado en empresas. En una inmobiliaria del barrio de Salamanca, en Madrid, Silvia nos cuenta que al tener el teléfono por otra línea, solo disponen de ADSL con Movistar, abonando 36 euros + IVA al mes (43,56 euros). “Yo sé que hay ofertas sólo por ADSL que bajan de los 30 euros mensuales, pero no es decisión mía”. Así, esta entidad, si contratase los servicios de Pepephone, por ejemplo, que ofrece bajos precios, se ahorraría al mes unos 10 euros, que haría un total de 120 anuales. Si la portabilidad para abril de telefonía fija fue de 186.237 números, multipliquen por el ahorro anual de todos estos usuarios (120 euros) y saldrán más de 20 millones de euros desperdiciados

La operadoras tratan de eliminar los miedos

Contactamos con dos compañías que operan con ADSL de cara a que nos ratifiquen que esos miedos instaurados en parte de la sociedad a la hora de realizar portabilidades de ADSL son infundados.

“No creo que haya ni miedo, ni pereza, ni desconocimiento. Es tan fácil como llamar para que te den de baja y luego el alta con nosotros. Pasos directos y concretos” dicen desde el Departamento de Comunicación de Jazztel, que se basa en los datos aportados por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones. “Si se revisan, se comprobará que eso de que hay miedo al cambio no es así”.

Vodafone, a través de Adolfo Miranda, responsable del departamento de prensa, profundiza más y aporta algunas pautas para que nadie tema por el cambio. “El proceso es sencillo y trasparente para el cliente, que sólo tiene que ir a la tienda (o contratar el ADSL por teléfono) y, en menos de 3 semanas  tiene el ADSL funcionando en casa instalado y con servicio. Y además no pierde su número fijo (en las portabilidades)”.

Me cambio: ¿me voy a quedar sin Internet durante días?

El plazo de tres semanas que algunas compañías como Vodafone tienen de media para realizar el cambio no significa que se vaya a estar esos 21 días desconectado. Cuando te das de baja de una compañía lo haces tiempo antes de dejar de usarla, por lo que entre un proceso de salir de una y entrar en otra al final el tiempo de desconexión es mínimo, si llega a darse.

Vodafone y Jazztel hablan de la rapidez y sencillez del cambio. Insisten en que no hay que verlo como el gran salto al vacío, porque hay garantías, pero lo cierto es que algunas historias que nos hemos encontrado en foros  podrían poner en cuestión esas afirmaciones.

Al final, la reticencia a irse a otra compañía radica principalmente en el proceso de darse de baja de la antigua. Hay casos, y no son excepcionales precisamente, de auténticas odiseas.

¿Cuáles son nuestros derechos?

Si te has enfrentado a una portabilidad y has tenido problemas, puedes reclamar tus derechos ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, o en asociaciones de consumidores. También puedes buscar el arbitrio de la Junta Arbitral de Consumo de tu comunidad autónoma. Se trata de un organismo que busca resolver de manera fácil y fuera de los tribunales los conflictos entre usuario y prestador de servicios (por ejemplo, una operadora).

Cabe destacar que España es uno de los países con mayor portabilidad de toda la Unión Europea, con más de 7.5 millones de portabilidades en 2011 entre móviles y telefonía fija, aunque el número de ésta es mucho menor.

Este mes de julio ha entrado en vigor la normativa aprobada por la CMT para que la portabilidad fija pueda realizarse en un día, a pesar de las peticiones para que se retrase por parte de compañías como Orange. ¿Qué significa esto? Que en menos de 24 horas el usuario debe haber podido cambiar de compañía, siempre y cuando hablemos de servicio de voz. Pero… ¿qué ocurre con el ADSL? En este caso, hacer una portabilidad implica esperar más tiempo. La explicación de la CMT es que la portabilidad de ADSL exige unos mayores trabajos técnicos en las centrales telefónicas. Al final, los afectados, como siempre, los consumidores.

Fuentes: Compañías telefónicas / Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones / adslzone.net / adslayuda.com / eleconomista.es

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: adsl portabilidades CMT
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas