Todo sobre la TDT

Shutterstock 153305798

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Vivimos en una era digital, eso lo sabemos desde hace tiempo. Muchas cosas han cambiado en estas últimas décadas y la televisión no podía quedarse atrás: la Televisión Digital Terrestre (TDT) es prueba de ello. La TDT puede definirse como la evolución de la televisión: básicamente es el resultado de la aplicación de la tecnología digital a la señal de televisión abierta.

 

Esta señal ha pasado de ser analógica a digital, por lo cual ahora la transmisión de imágenes y sonido se hace a través de una red de repetidores terrestres y mediante codificación binaria. Luego el material audiovisual se transmite por ondas sin necesidad de usar satélite o cable y se reciben gracias a las antenas UHF.

 

La TDT utiliza las mismas bandas de frecuencia de la televisión analógica terrestre, es decir, las bandas VHF, entre 41 y 230 MHz, y las UHF, entre 470 y 960 MHz. Para la transmisión de la señal analógica existen tres estándares: NTSC, PAL y SECAM, pero en el caso de la televisión digital terrestre se han creado cuatro: ATSC, DVB-T y su segunda generación DVB-T2, ISDB-T y SBTVD.

 

¿Qué se necesita para recibir la señal de TDT?

 

Si bien es cierto que para la recepción de TDT en los hogares se necesitan ciertas adaptaciones, éstas no suponen un gasto excesivo ni mayores instalaciones de las que ya se tienen. Para recibir esta señal se requiere seguir tres pasos básicos.

 

En primer lugar, debe comprobar si en su zona de residencia ya dispone de la cobertura. Con el avance de esta tecnología, la cobertura se ha ido incrementando progresivamente en casi todos los países, por lo que es probable que ya cubra muchas áreas de estos.   El segundo paso es adaptar la antena. Aunque para recibir la señal de la TDT se puede seguir utilizando la antena UHF que se utilizaba para recibir la televisión analógica terrestre, será necesario realizar una serie de adaptaciones que consiste, generalmente, en la instalación de módulos amplificadores de señal.

 

Finalmente, se necesitará un equipo receptor de TDT, el cual será el encargado de permitir la recepción de la señal digital. La mayoría de los televisores modernos incluyen un receptor integrado, sin embargo, para los más antiguos será necesario conectar un dispositivo externo.

 

 

Ventajas de la TDT

 

La TDT proporciona una imagen mucho más clara y una calidad de sonido superior comparada con la televisión analógica, la cual puede verse afectada por varios aspectos que se manifiestan como ruido en la imagen, neblina, imágenes dobles, colores deficientes y sonido de baja calidad. En transmisión digital no ocurre esto porque la TDT es menos dependiente de las distorsiones. Asimismo, con esta nueva tecnología, los espectadores podrán disfrutar de contenido en formato panorámico 16:9, además de la posibilidad de elegir entre múltiples subtítulos.

 

Pero más allá de tener una mejor calidad de imagen y sonido, que es comparable a la de un DVD, la TDT tiene muchísimas más ventajas. Una de ellas es que aprovecha mejor el espectro electromagnético, razón por la cual es posible contar con un mayor número de canales. Sí, a diferencia de la analógica, esta tecnología permite un mayor número de emisoras en el mismo espacio radioeléctrico, por lo que es posible transmitir entre tres y cinco programas por cada canal UHF.

 

Adicionalmente, gracias a que la TDT permite un mejor aprovechamiento del espectro de radiofrecuencia, es posible ofrecer nuevos servicios a los usuarios como canales de radio, teletexto digital y servicios interactivos como encuestas, guía electrónica de programación, información de servicios públicos como tráfico, aeropuertos y meteorología entre otros.

 

Otra de las ventajas de la TDT es su facilidad de recepción y su bajo coste. Sabemos que la televisión digital puede llegar a los usuarios por medio de otras vías como satélite, cable o ADSL, sin embargo, la televisión digital terrestre es la única que permite la recepción de señal con antenas UHF convencionales, ya sean individuales o colectivas, e incluso con antenas interiores. Esta condición supone un menor costo para los usuarios en comparación con otros sistemas.

 

Desventajas o limitaciones de la TDT

 

No todo son ventajas en la TDT. Aunque entre los beneficios de esta nueva tecnología se cuenta la de tener una mejor calidad de imagen, parece que no todo el tiempo es así. Algunas veces las imágenes pueden sufrir deformaciones puntuales, es decir, pixelarse, un problema tan molesto como la neblina que aparece en la televisión analógica.

 

La recepción de la señal también puede llegar a ser un problema en la TDT. Resulta que si la señal está por debajo del 30%, la transmisión se entrecorta, lo que imposibilita ver la programación del canal en cuestión. En caso de que la señal sea incluso más baja que eso, se pierde completamente el sonido y la imagen.

 

Otra desventaja de la TDT es que se necesita una instalación distinta a la analógica para poder recibir la señal. Esto también incluye el uso obligatorio de un decodificador, que es el encargado de transformar la imagen para que se reciba en el televisor. Los dispositivos modernos traen incorporado este aparato, pero para quienes no dispongan de televisores recientes, la adquisición de este aparato podría representar un gasto adicional.

 

Con la televisión digital terrestre también existe un riesgo de exclusión de canales. Muchos canales locales podrían desaparecer porque, a diferencia de la televisión analógica para la que solo se necesitaba tener una cámara, un transmisor y una antena, para la televisión digital es necesario que la cámara envíe las imágenes capturadas al centro emisor donde se mezclará la señal con otras, proceso que involucra un costo adicional y que es apto solo para algunas localidades.

 

TDT en el mundo

 

La televisión analógica se ha ido apagando poco a poco en el mundo. Progresivamente los países han ido implementando la televisión digital en sus regiones, acoplando su infraestructura y eligiendo el estándar a utilizar. Como ya lo decíamos, existen cuatro estándares que han sido desarrollados para la televisión digital y cada país ha implementado el más conveniente para ellos.

 

Hoy día son muy pocos los países que no han adoptado ninguna norma para la TDT. Ciertamente, el paso de la televisión analógica a la digital se ha llevado a cabo en diferentes medidas en cada país. Mientras en algunos ya ha ocurrido el llamado “apagón análogico”, en otros lugares continúan funcionando conjuntamente ambas tecnologías.

 

En el caso de Europa, todos los países que conforman el continente han adoptado o adoptarán próximamente un estándar de TDT, el DVB-T o el DVB-T2, que es la norma europea. En África, al menos el 60% de los países ha adoptado la norma europea, mientras que un 30% de ellos espera hacerlo cuando el cambio sea definitivo.

 

En Asia, casi todos los países han elegido un estándar, algunos el ISDB-T, otros el DVB-T  o el DVB-T2 y en el caso de China y Macao el DTMB . Palestina, Bután, Corea del Norte, Iraq, Pakistán, Tayikistán, Timor Oriental y Turkmenistán están entre los países que no han adoptado ninguna de las normas disponibles. Australia y Nueva Zelanda también disponen de TDT, aunque la mayoría de las islas del continente no. En América, la mayoría de los países también han adoptado una norma para la televisión digital, aunque el funcionamiento en cada región es limitado si lo comparamos con Europa. 

 

TDT en España

 

España fue uno de los primeros países europeos que dió el salto a la TDT. Esta tecnología está disponible en el país desde abril de 2002 cuando las cadenas Tele 5, TVE 1, TVE 2, Antena 3 y Canal Plus comenzaron a emitir sus transmisiones en digital. A partir de ese momento, la televisión cambió su imagen tradicionalista y se unió al movimiento de la innovación con la adición de más canales, con el formato en alta definición y un abanico de opciones avanzadas como la televisión interactiva.

 

Sin embargo, a pesar de haber sido uno de los países pioneros en implementar la nueva tecnología, el cambio de la televisión analógica a la digital no ha sido fácil y aún no está funcionando a su máximo nivel. La TDT no solo ha presentado problemas a nivel técnico sino también a nivel legal. En mayo de pasado año, se emitió una sentencia del Tribunal Supremo donde se aludía a la ilegalidad de las concesiones entregadas por el gobierno a los canales de televisión, razón por la cual fueron cerrados nueve canales de la televisión digital.

 

Hoy el panorama de la oferta de los canales de TDT en España está así: Grupo RTVE cuenta con siete canales: TVE 1, TVE 2, 24h, Clan, La 1 HD, Teledeporte y Teledeporte HD; Mediaset cuenta con ocho canales: Telecinco, FDF, Boing, Telecinco HD, Cuatro, Divinity, Energy y Cuatro HD; Atresmedia cuenta con siete: Antena 3, Neox, Nova, Antena 3 HD, La Sexta, La Sexta HD y Mega; VEO Televisión dispone de dos: 13TV y Discovery Max; y Net TV tiene otros dos: Disney Channel y Paramount Channel.

Palabras clave: adsl Guía
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas