PLC WiFi: ¿qué es y para qué sirve?

Shutterstock 188363468

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Disponer de conexión WiFi al disfrutar de Internet en casa es algo que nos da libertad para usar más de un equipo informático y navegar por Internet sin necesidad de usar cables. Sin embargo, también puede ocurrir que tu red WiFi tenga problemas para llegar a todos los rincones de tu hogar. Y es ahí cuando entran en juego los conocidos PLC WiFi.

Estos inventos hacen uso de los enchufes que tengas en casa para repartir la conexión a Internet por cualquier rincón del hogar. Ahora bien, ¿sabes qué es realmente un PLC WiFi? ¿Sabes para qué sirve y cómo funciona este tipo de dispositivos? ¿Conoces qué tipos de PLC existen? A continuación te respondemos a todas estas preguntas.

Qué es un PLC

PLC es el acrónimo de "Power Line Communications" y no es más que un dispositivo capaz de retransmitir la señal de Internet a través de tu instalación eléctrica.

Habitualmente, un kit PLC va compuesto por dos equipos: uno que irá conectado al router y otro que se instalará en la habitación o el lugar del hogar en el que la cobertura de tu router no llegue.

Su instalación es bien sencilla: tendrás que conectar el PLC principal al router a través de un cable Ethernet (lo reconocerás porque dispone de una conexión muy parecida a la que usan los teléfonos fijos, pero con un tamaño más grande). La configuración es sencilla y suelen venir instrucciones en los paquetes de venta; no tardarás más de 5 minutos en ponerlo a funcionar.

En el otro extremo de la casa tendrás que conectar el otro PLC al enchufe y pulsar el botón físico central (esto dependerá del modelo que se adquiera) para sincronizar con el PLC principal –el que conectamos al router—. Una vez esté funcionando, solamente te quedará conectar tu ordenador a través de un cable Ethernet al puerto que lleva el PLC, habitualmente en la parte inferior.

Ahora bien, ¿qué es un PLC WiFi? Para entenderlo del todo todavía falta por explicar cuál es la otra parte del invento. Y es que un PLC WiFi no es más que el híbrido entre dos dispositivos. La segunda parte hace referencia a un repetidor WiFi.

PLC Wifi

Repetidor WiFi, la segunda parte de un PLC WiFi

Un PLC WiFi es una mezcla entre dos inventos. Y si por una parte es un PLC, por la otra cuenta con un repetidor WiFi. Este dispositivo tiene una apariencia muy similar a la que podemos encontrar en un PLC, pero no consta de dos equipos; con uno solo es suficiente para su correcto funcionamiento.

También es necesaria una puesta a punto previa y deberás conectar el repetidor al ordenador a través del puerto Ethernet que se encuentra en la parte inferior del equipo. Una vez instalado, también debes colocarlo en un enchufe, aunque solamente en la habitación –o cerca— de la habitación que tiene problemas para recibir la señal WiFi original de tu router.

Al momento podrás comprobar que los LED luminosos comienzan a encenderse y a señalar que la conexión WiFi ya está lista. Los equipos de alrededor solamente deberán conectarse como si se tratase de la conexión WiFi original, mismo SSID y misma contraseña para conectarte y poder comenzar a navegar por Internet.

PLC WiFi, lo mejor de los mundos

Tras aclarar los dos conceptos, PLC por un lado y repetidor WiFi por otro, solamente hay que unir ambos para entender qué es un PLC WiFi. ¿Qué consigues con este nuevo invento? Lo primero es librarte de cables entre PLC y equipos con los que quieras conectarte a Internet, y lo segundo, poder usar tu conexión a Internet en cualquier rincón del hogar, aunque tengas una casa con varias plantas.

Para proceder a su instalación, volverías a estar ante un método realmente sencillo de poner en marcha. En este caso, el PLC WiFi consta de dos aparatos, como ocurre en el caso del PLC convencional que usa cable Ethernet para su conexión. Uno de ellos lo deberás conectar al router y configurar en cinco minutos con los detalles de tu red. En segundo lugar, deberás conectar el segundo aparato en el rincón donde la cobertura WiFi es pobre o inexistente. Procederás a la sincronización de ambos PLC y una vez lista, se creará una red WiFi a la que poder conectar tu smartphone, ordenador, tableta o cualquier equipo que requiera de este tipo de estándar de conexión sin cables.

PLC Wifi Kelisto

¿Cuáles son las mejoras que obtendrás con este PLC WiFi frente a los otros modelos?

Los PLC usan la instalación eléctrica de tu hogar para transmitir los datos de tu conexión a Internet, es decir, es como si instalases cables Ethernet a lo largo de todo tu piso o casa, pero sin necesidad de hacer ningún tipo de obra.

Asimismo, la parte negativa de los PLC es que se necesita de un cable Ethernet para que la conexión a la red sea efectiva. Y si en una misma habitación tienes varios ordenadores, necesitarás el mismo número de PLC.

En cambio, con los PLC WiFi el ahorro se notará, no solamente en los cables Ethernet que necesitarás comprar, sino también en la cantidad de PLC extras que deberás sumar a en una sola habitación; con los PLC WiFi solamente necesitarás PLC extras siempre que se traten de lugares muy distanciados entre sí y en la que la primera red WiFi no alcance.

Y, ¿por qué no usar solamente un repetidor WiFi en lugar de un PLC WiFi? La razón es simple: el repetidor también depende de la cobertura del WiFi original y, si por cualquier circunstancia, el router está situado a bastantes metros del rincón de la casa con mala recepción de señal, el repetidor tendrá los mismos problemas para conseguir clonar la red. Ahora bien, un PLC WiFi recibe a través del sistema eléctrico todos los paquetes de datos de tu conexión ADSL o de fibra óptica y la reproduce en forma de conexión WiFi, sin importar los metros a los que esté instalado el router. Habitualmente este tipo de equipos son capaces de alcanzar distancias de entre 200 y 300 metros.

¿Existe alguna incompatibilidad entre los PLC WiFi y las compañías de telecomunicaciones?

Lo primero que debes saber es que cualquier router, ya sea de una compañía de telecomunicaciones (Movistar, Orange, Vodafone, Jazztel, etc.) como cualquier router que tengas por casa será compatible con un kit PLC WiFi.

En segundo lugar, no tendrás ningún sobrecoste a final de mes si usas un extensos de tu red WiFi. El gasto de MB de descarga continuará siendo el mismo y un PLC WiFi no realiza llamadas. Con este tipo de equipos lo único que conseguirás es mejorar la calidad de la señal WiFi que hay en tu casa, nada más sencillo que eso.

PLC Wifi

¿Dónde se puede conseguir un PLC WiFi y cuál es su precio?

Son diferentes las marcas que trabajan con este tipo de equipos: Devolo, TP-Link, D-Link, NetGear, Engel, LinkSys, etc. Y estas marcas las podrás encontrar tanto en las diferentes tiendas online en Internet (PCComponentes o Amazon, por ejemplo), como en grandes superficies como Fnac, Media Markt o El Corte Inglés.

El precio de los kits de PLC WiFi dependerá de varios factores. El primero es cuántos equipos PLC se adjuntan en el kit de venta (pueden ser uno, dos o tres). Asimismo, posteriormente se podrán ir comprando PLC de forma individual.

Otro factor es la velocidad de transferencia que se podría conseguir con uno u otro modelo, además, por supuesto, de la marca que se elija. Por orientarte un poco, en el mercado podrás encontrar paquetes de 2 PLC WiFi por 60 euros y que pueden aumentar hasta los 150 euros, o más.

¿Cómo saber si necesito un PLC o un PLC WiFi?

Lo primero es comprobar si en todo el hogar hay una buena cobertura de la señal WiFi: si tienes un ordenador portátil, una tableta o un móvil inteligente te será fácil detectarlo.

Si registras muchos puntos en los que la cobertura es muy baja o inexistente, o en tu espacio de trabajo los cortes de conexión se producen bastante a menudo, deberías plantearte la compra de uno de estos PLC.

Ahora bien, ¿PLC convencional o PLC WiFi? Es cierto que los modelos con conexión inalámbrica son algo más caros (dependiendo de la marca), pero si sueles trabajar con un solo ordenador en la habitación con mala cobertura, podrías plantearte hacerte con un PLC convencional y conectar el ordenador a través de un cable Ethernet.

Ahora, si por el contrario, en la habitación o rincón del hogar, conviven varios ordenadores que deben conectarse a Internet, es más lógico hacerte con el PLC WiFi y ahorrarte el tener que usar muchos cables. Además, dejarás libre más enchufes que con los demás modelos.

Esto puede parecer una tontería, pero los PLC no funcionan con regletas con diferentes tomas, por lo que se hace imprescindible usar enchufes convencionales. De ahí que existan modelos que integren enchufes en su diseño que te permitan no quedarte sin tomas de corriente en el hogar.

Palabras clave: Internet Guía
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas