Ofertas de ADSL, ¿cómo elegir la mejor?

Kel 38 (2)

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Actualmente, la mayoría de ofertas de Internet se basan en conexiones de fibra óptica, aunque como su implantación no ha llegado al cien por cien del territorio español, las compañías de telecomunicaciones todavía ofrecen conexiones ADSL que pueden ir incluidas en una oferta convergente en la que se sumen otros servicios: conexión a Internet, línea para un teléfono fijo con llamadas ilimitadas a fijos nacionales, teléfono móvil (pudiendo ampliarse la cantidad de líneas posteriormente), y canales de televisión bajo demanda, con contenidos deportivos (Canal+ Liga, por ejemplo) o  temátis, además de los habituales de la TDT.

Ahora bien, ¿qué ofrecen este tipo de conexiones, qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar una tarifa de internet  y cuál es la mejor manera de conseguir el mejor precio?. Si estás pensando en cambiar de compañía y no sabes en qué debes fijarte a la hora de analizar las ofertas de Internet, desde Kelisto te ofrecemos esta pequeña guía.

 

¿Qué pueden incluir las ofertas de ADSL?

Muchas veces, las ofertas de ADSL incluyen, además de la conexión de alta velocidad a Internet, otros servicios como llamadas de telefonía fija, de telefonía móvil e, incluso, televisión.

Entonces, ¿en qué debemos fijarnos al elegir una de las ofertas de ADSL? ¿Qué es lo más importante que tendremos que tener en cuenta al comparar las diferentes ofertas de ADSL del mercado?

A la hora de escoger la opción que más conveniente, son varios los factores a valorar en las ofertas de Internet. Promociones de este tipo de conexión hay muchas, pero no todas responden a los mismos criterios de cobertura, velocidad y permanencia, que son los que darán la clave de cuáles son las ofertas de ADSL que se deben elegir.

Al comenzar una búsqueda por internet, podrás encontrar numerosas promociones con ofertas de ADSL muy tentadoras y, aunque prácticamente el ADSL es universal y llega a cualquier lugar, hay que confirmar que la cobertura de la operadora con las mejores ofertas de Internet es la adecuada en nuestra zona de residencia.

Para ello se puede entrar en la página web de cualquier operador y entrar en al apartado “cobertura” que suele estar representado por un mapa (algo parecido a lo que ocurre con la telefonía móvil) en el que se indica cuál es la velocidad que suele llegar a cada rincón del país. O, simplemente puedes llamar al número de atención al cliente y preguntar directamente al operador si sus ofertas de Internet con  una conexión ADSL tienen cobertura en tu hogar.

Otro de los factores clave al analizar las diferentes ofertas de ADSL es la velocidad.  Si miras las distintas ofertas en Internet, encontrarás alternativas que van desde los 10 Mb (para consultar el correo electrónico, gestionar redes sociales y navegar por la red, básicamente) hasta los 30 Mb, una velocidad con la que disfrutar sin problemas de contenidos en streaming y descargas. Tus necesidades marcarán cuál es la más adecuada para ti de entre todas las ofertas de ADSL.

Eso sí, una vez elegida una de las ofertas de Internet, debes saber que, como práctica general, el “hasta” que suele acompañar a cualquiera de las ofertas de ADSL que valores esconde velocidades inferiores a las contratadas, ya que esta tecnología permite hablar de máximos, pero no asegurar una velocidad. Esto es algo que sí se puede asegurar en las ofertas de Internet sobre fibra óptica.

Asimismo, otro factor que suele dejarse a un lado en este tipo de servicios es que la televisión bajo demanda suele hacer uso de la banda ancha. Por lo tanto, si el receptor está encendido y estamos usando el servicio de televisión online, la velocidad de descarga que queda será aún menor, usando el servicio de televisión entre un 30-40 % de la banda ancha. Es decir, si tienes contratado una oferta de Internet con una velocidad de 10 Mb, la velocidad que te quedará disponible para poder navegar desde cualquier ordenador, tableta o smartphone será de un 50-60 % de la banda ancha, en el mejor de los casos.

Esto sucede porque la tecnología ADSL, al utilizar la línea telefónica tradicional, depende de factores externos, como interferencias en el cable o la distancia a la central telefónica, lo que puede provocar en algunos casos cortes y/o disminución del caudal contemplado en las ofertas de ADSL. Para comprobar cuál es la velocidad de la que disponen las ofertas de Internet, existen numerosos test de velocidad online.

La permanencia también es otro elemento a considerar al elegir entre las diferentes ofertas de ADSL. Todas las operadoras lanzan constantes promociones puntuales de sus ofertas de Internet para atraer al consumidor, pero muchas veces ligadas a un compromiso con ellas (generalmente de 12 meses).

Por último, debes fijarte en el servicio. Por muy buena que sean las ofertas de ADSL elegidas de entre todas las ofertas de Internet que hayas consultado —por su precio, velocidad o cobertura—, de nada sirve si no cuentas con un servicio técnico que responda rápidamente a tus problemas, una atención al cliente las 24 horas de los 7 días de la semana y una línea que realmente funcione sin interrupciones en el servicio.

Además de todos estos factores, también hay que tener en cuenta el precio, decisivo a la hora de escoger entre todas las ofertas de ADSL.

¿Qué tener en cuenta cuando buscamos ofertas de ADSL?

La tecnología ADSL se basa en la transmisión analógica de datos digitales y se ofrece utilizando el mismo par de cobre que se usa para ofrecer telefonía. Un aspecto positivo es que aprovecha la infraestructura de comunicaciones ya existente, sin necesidad de nuevas inversiones por parte de los operadores (y de los usuarios en su hogar). Pero esto también explica que, al viajar por el mismo canal tanto la voz como los datos, a veces la conexión de ADSL sea más lenta de lo que anuncian todas las ofertas de ADSL de las diferentes compañías de telecomunicaciones.

En todas las ofertas de Internet con ADSL que valores tienes que tener en cuenta que la velocidad de la conexión ofrecida dependerá de la proximidad entre tu casa y la central telefónica desde la que la operadora presta el servicio.

El ADSL está caracterizado por ser un mercado muy competitivo, en el que existen multitud de ofertas en Internet que deberás analizar bien a la hora de escoger.

Usar comparadores para encontrar el mejor precio

La mejor manera de encontrar el mejor precio de las ofertas de Internet es comparar entre las diferentes ofertas de ADSL del mercado. Pero, ¿cómo hacer que esta ardua tarea sea fácil? Debes usar comparadores como Kelisto. En este tipo de páginas puedes hacer una búsqueda mucho más fiable en la que especificar todas tus necesidades y acotar, así, la búsqueda a resultados más específicos.

Como consecuencia de este uso, con estas herramientas para buscar ofertas en Internet puedes llegar a tener un ahorro al año de 172 euros en las ofertas de ADSL dependiendo del tipo de modalidad que se elija.

Los equipos no son de propiedad, están alquilados

Pocas veces se detalla en las ofertas de internet que los equipos que te ofrecen las operadoras para que puedas conectarte a la Red desde tu hogar no son de tu propiedad. Cuando firmas el contrato de permanencia y estás conforme con que una operadora u otra te ofrezca su conexión a la web, ésta te enviará un equipo –autoinstalable o no— que no será tuyo, sino que se entregará en régimen de alquiler.

Como cliente, una vez te des de baja del servicio, deberás devolver todos los equipos prestados al operador de turno en un periodo máximo de entre 10-15 días. En caso contrario, la compañía de telecomunicaciones aplicará la pertinente penalización y te cobrará el precio del equipo en la próxima –y última— factura. Y ojo, porque puede suponer un importe superior a los 100 euros.

Sin embargo, también existen ofertas de ADSL en las que la compañía te obligará a comprar el router. Por tanto, una vez te des de baja del servicio, éste sí será tuyo. Un ejemplo es la oferta de ADSL que ofrece Amena, la compañía low cost de Orange.

Otros factores a tener en cuenta en las ofertas de ADSL

Precio, compromiso de permanencia, servicio… Además de estos elementos, al analizar y comparar las distintas ofertas de ADSL hay muchos otros puntos que pueden ser un valor añadido.

Por ejemplo, el equipamiento incluido en las ofertas de Internet (el tipo de router, si ofrecen también un teléfono inalámbrico o no), si la instalación es gratuita, si el mantenimiento de línea está incluido en el precio…

Tan sólo teniendo en cuenta todos estos términos de las ofertas de Internet darás, de verdad, con la mejor de las ofertas de ADSL.

 

Palabras clave: Internet Guía Ofertas
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas