¿Cómo ver TV por Internet? La guía definitiva

Shutterstock 135287396

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Hoy en día nuestro mundo se mueve a través de las conexiones a Internet, su uso se ha ido extendiendo cada vez más hasta convertirse en un servicio imprescindible en los hogares y ha revolucionado todos los aspectos de la vida moderna, incluida la forma de ver televisión.

Sí, la televisión está cambiando gracias a Internet. Dentro de poco puede que el concepto de televisión que conocimos hace años ya no sea el mismo. Actualmente hablar de televisión es también hablar de TV por Internet, porque son términos que van de la mano. De alguna manera podríamos decir que es la unión del pasado con el presente.

La diferencia básica entre la televisión convencional y la televisión por Internet es el medio por el cual se distribuye. Mientras que la televisión tradicional se distribuye por sistemas terrestres, por satélite o por cable, la TV por Internet lo hace por medio de la Red. Lógicamente al cambiar los medios de distribución, también cambia la tecnología que se utiliza.

La TV por Internet es posible, en un principio, gracias al streaming. Esta tecnología se encarga de entregar el contenido audiovisual sin necesidad de almacenarlo ni descargarlo de manera inmediata. Es decir, el usuario puede comenzar a ver el contenido sin que este se haya cargado completamente ya que lo hace a medida que se reproduce.

Desde el punto de vista del tiempo, la tecnología streaming ofrece dos tipos de emisión diferentes: en directo y diferido. La primera se refiere a la posibilidad de poder visualizar eventos o programas que están siendo transmitidos en vivo y la segunda se refiere a una emisión donde los datos provienen de un archivo pregrabado. Este es el tipo de emisión que se utiliza para ofrecer vídeos bajo demanda, que es el caso donde los usuarios eligen lo que quieren ver a través de una lista de contenido.

Merece acotar que en el caso de la emisión en directo, se trata de un tiempo pseudo-real, ya que siempre existe un retardo en la transmisión debido al proceso de la codificación y del envío de la información por la red.

Por otro lado, la TV por Internet también utiliza otro tipo de tecnología para emitirse y es a través de las las plataformas IPTV. Se trata de una plataforma cerrada de canales por ADSL como los que ofrecen Movistar+, Vodafone, Orange, entre otros operadores, quienes ofrecen a los usuarios un paquete de canales que son recibidos a través de un decodificador conectado a la televisión. Este sistema se utiliza como los sistemas tradicionales de televisión pero la calidad del servicio es mucho mayor.

No cabe duda de que la TV por Internet se ha convertido en un nuevo modelo de negocio. De alguna manera el Internet ha democratizado la televisión demostrando que cada persona tiene derecho a elegir lo que quiere ver, cómo y cuándo sin condiciones ni restricciones. Esta nueva forma de ver televisión ofrece un mundo de posibilidades en cuanto a contenidos y su creciente popularidad deja bastante claro que la TV por Internet es el futuro de la televisión.

 

Ventajas de la TV por Internet

La TV por Internet es la evolución de la televisión convencional. Con el crecimiento de la popularidad del Internet era de esperarse que todas las formas de comunicarse se fueran integrando a la Red. Esto ya es una realidad con esta nueva forma de ver televisión, la cual se ha convertido para muchos en un nuevo modelo de negocio.

Aunque en un principio era difícil creer que las personas eligieran cambiar el control remoto por el mouse de un ordenador, por ejemplo, el auge de la TV por Internet nos deja claro que sí es posible. Los usuarios se han adaptado tan rápido a este tipo de televisión debido a las grandes ventajas que posee.

Una de las principales ventajas de la TV por Internet es la comodidad que supone el hecho de ver lo que quieras cuando quieras sin limitaciones de horarios. Este tipo de sistema propone lo que llamamos “televisión a la carta”, donde los usuarios pueden elegir lo que quieren ver entre una amplia gama de opciones en el momento que quieran hacerlo.

Otra de las ventajas de la TV por Internet es que dispones de muchos dispositivos para disfrutarla. Con este tipo de televisión el televisor ha sido desplazado para darle espacio no solo al ordenador sino a todo tipo de dispositivos electrónicos como teléfonos móviles y tablets. Con la televisión por Internet puedes disfrutar de los contenidos desde cualquier dispositivo que pueda conectarse  a la Red.

Los contenidos son otra de las diferencias que existe entre la TV convencional y la TV por Internet. En esta última los usuarios tienen a su disposición una mayor cantidad de contenidos, que pueden ser elegidos por cada cliente según sus intereses gracias a los diferentes canales temáticos que existen, ya sea que se trate de películas, documentales, música, deportes, entretenimiento o noticias, etc.

Otro de los beneficios de la TV por Internet es el tema de la publicidad. En la TV convencional tenemos que soportar el tiempo de publicidad que se transmite durante la programación. La publicidad es la principal fuente de ingreso de los canales de televisión tradicionales, por ello deben dividir el tiempo al aire entre el contenido y la publicidad.

Este modelo de negocio cambia con la TV por Internet, razón la cual en este nuevo sistema la publicidad es mucho menor o en algunos casos ni siquiera existe. Esto pasa porque las fórmulas de negocio de este tipo de televisión se basa en otros aspectos, por lo que sus fuentes de ingresos tienen que ver más con patrocinios, suscripción y el sistema de Pay per view, que es el pago que se hace para acceder a determinados contenidos. 

Además de esto, la TV por Internet al funcionar con la tecnología streaming, los contenidos no se descargan en los dispositivos, sino que son almacenados en una memoria temporal para que puedan ser visualizados en tiempo real pero sin ocupar espacio en la memoria de los dispositivos y sin ponerlos en riesgo de ataques de virus y malwares.

 

Desventajas de la TV por Internet

Los espectadores han dejado de ser usuarios pasivos para convertirse más bien en devoradores de contenido. La TV por Internet, a diferencia de la convencional, ha adaptado el consumo a los nuevos usuarios, por lo cual la televisión tradicional parece haber quedado relegada con el auge del Internet. Sin embargo, a pesar del crecimiento que ha tenido este tipo de televisión y de las múltiples ventajas que ofrece, aún quedan algunos cabos sueltos que la limitan.

La TV por Internet es un sistema prácticamente natural para los más jóvenes, pero no para las personas de más edad. Ciertamente hoy día la mayoría de las personas, sin importar la edad, son capaces de manejar con fluidez cualquier equipo electrónico, pero algunas veces las viejas costumbres son difíciles de cambiar. En la TV por Internet el sistema de búsqueda puede cambiar y es necesario aprender sobre su funcionamiento para poder disfrutarla correctamente.

Otro de los aspectos que puede limitar a este tipo de televisión es la conexión. Para poder disfrutar de esta nueva forma de televisión es necesario contar con una buena conexión a Internet. Si bien es cierto que la TV por Internet ofrece a los usuarios una calidad de vídeo en HD, sigue siendo necesario tener un buen ancho de banda y contar con los gigabytes necesarios para evitar interferencias y retrasos durante la transmisión del contenido que estemos visualizando.

Así, quienes quieran disfrutar de la TV por Internet deben saber que es necesario contratar una tarifa que ofrezca suficiente velocidad, esto en el caso de que no se contrate alguno de los servicios que ofrecen los operadores con sus plataformas de TV. La fibra óptica es quizá la mejor opción para los usuarios más activos y este tipo de conexión tiene un costo más elevado que el ADSL, por ejemplo.

 

TV por Internet en España

En España es posible disfrutar de la TV por Internet por medio de dos modalidades: la TV a la carta (el llamado Vídeo bajo demanda), donde el usuario selecciona lo que quiere ver desde una lista, y la TV en directo, donde el usuario visualiza el programa que se está transmitiendo en ese momento.

El vídeo bajo demanda está disponible en España desde 2006 cuando se creó la plataforma Filmin, ideada por un grupo de distribuidoras de cine independiente. Podría decirse que esta plataforma fue la que le abrió el camino a las plataformas que conocemos hoy día.

Actualmente los usuarios españoles disponen de una gran variedad de oferta de contenido por Internet. Entre las plataformas que ofrecen servicios de TV por Internet tenemos a Wuaki.tv, Yomvi Play, Total Channel, BeIN Sports, además de las plataformas de Telefónica, Jazztel, Orange, Vodafone entre otras.

Pero no solo disponemos de estas plataformas creadas especialmente para la televisión por Internet, ya que a través de la Red también es posible disfrutar de la programación de algunos canales de televisión tradicionales que le han apostado a la nueva televisión. Poco a poco la oferta se ha hecho cada más grande y actualmente podemos disfrutar en Internet de la programación de canales como TVE1, TVE2, Antena3, La Cuatro, Telecinco, La Sexta, FDF, Discovery Max, entre muchos otros.

 

Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas