Diez consejos para comprar seguro por Internet

Compras Internet

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Según la última edición del estudio Comercio Electrónico B2C del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), la compra y venta de productos y servicios a través de medios electrónicos, entre empresas y consumidores finales, creció en 2012 un 13,4% respecto al año anterior. Comprar online es una tendencia en alza por las ventajas y comodidades que aporta aunque para que no haya sobresaltos es recomendable seguir una serie de consejos de seguridad básicos.

El comercio electrónico en España  alcanzó los 12.383 millones de euros. Según el informe del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), la principal razón de la expansión en los últimos años es el incremento del 15% del número de internautas compradores que se sitúa en 15,2 millones. Aumentan hasta el 8% las compras realizadas en movilidad y hasta el 16,8% el número de personas que ha comprado al menos una vez al mes por Internet.

El ahorro de tiempo, la comodidad de comprar desde el salón de casa y de recibir la mercancía en el domicilio, la variedad de ofertas e incluso mejores precios son algunos de los motivos que hacen que crezca esta vía de comercio. Pero recordemos que la compra online es uno de los procesos en los que más información personal y sensible se transfiere, por lo que hay que tener en cuenta una serie de consideraciones de seguridad. Así pues, desde Kelisto te ofrecemos 10 consejos a la hora de realizar compras en Internet. De esta manera te ahorrarás posibles sustos y tendrás una experiencia totalmente satisfactoria.

 1. Equipa tu ordenador con un antivirus.

Se trata de un consejo general para cualquiera que navegue por Internet pero con más motivo para quienes quieran realizar compras o transacciones online. Es importante contar con una solución antivirus instalada en el ordenador y que esté actualizada que incluya al menos un firewall y un antivirus.

2.  Mantén tu dispositivo actualizado.

No es un mito: el software no actualizado puede contener brechas de seguridad. Asegúrate de que el sistema operativo, navegador y aplicaciones de tus dispositivos están al día, para ello, actualízalos con regularidad. De esta manera se eliminan estos agujeros de seguridad que pueden dar pie a la introducción de códigos maliciosos. También es importante, sobre todo en los dispositivos móviles, acudir a las tiendas de aplicaciones oficiales -App Store, Google Play o Nokia Store- para descargar apps, aunque sean gratuitas.

3. Usa contraseñas seguras.

Desecha las contraseñas más evidentes. Olvídate de las fechas de cumpleaños o datos personales y evita palabras comunes, pues esas contraseñas son las más fáciles de descifrar. Se recomienda crear una contraseña alfanumérica, es decir, que contenga secuencias de números (mejor aleatorias: nada de 123), caracteres especiales (#, ?, !, etc.), mayúsculas y minúsculas. También es aconsejable usar una contraseña diferente para cada servicio online que tengas (redes sociales, correo electrónico, tiendas, banca, servicios de pago, suscripciones…) y no caer en la tentación de repetir.

4. No uses redes WiFi abiertas para realizar tus transacciones.

Cada vez nos conectamos más en cafeterías, hoteles o bibliotecas con puntos de conexión WiFi gratuitos. Está muy bien si solo quieres navegar, pero el problema es que la mayoría de las veces los datos que se transmiten no están cifrados, lo que significa que paquetes de información enviados a través de las conexiones públicas podrían ser interceptados. Por eso es mejor no utilizar los servicios de banca electrónica, hacer transacciones bancarias o comprar online si estás conectado desde una red WiFi pública.

5. Comprueba que la web es segura.

Parece una revisión  obvia pero hay que hacerla: asegúrate también de que el dominio web mostrado se corresponde con el del sitio que quieres visitar. Es recomendable escribir directamente la dirección y no acceder a través de enlaces. Sabremos si una web es segura o está cifrada si la dirección empieza por “https://”. Esta 'S' final indica seguridad. También, en algunos navegadores, el fondo de la barra de navegación se colorea en verde.

6. Sellos de confianza.

No son obligatorios pero cada vez están más extendidos. Son los sellos de confianza y provienen de organismos independientes como Confianza Online, que tiene como fin aumentar la confianza de los consumidores en el uso de Internet y los medios digitales. Cada vez son más los sitios web que se adhieren y que lucen un distintivo, sinónimo de transparencia y credibilidad, así como de garantías de compra para el consumidor.  

7. Pasarelas de pago.

Es conveniente comprar en tiendas que cuenten con pasarelas de pago. Se trata de plataformas proporcionadas por las entidades bancarias o de pago como PayPal o Safety Pal- que se incorporan en el proceso de pago de la tienda virtual en el momento de realizar la transacción. Las pasarelas de pago cifran la información sensible, tal como números de tarjetas de crédito, para garantizar una transmisión segura entre el cliente y el vendedor.

8. Atención a los certificados de seguridad.

Hay que asegurarse de que la tienda en Internet utiliza el certificado SSL (Secure Socket Layer, en español “capa de conexión segura”), que codifica la información sensible en el sitio web. Se trata de un protocolo de seguridad cuyo objetivo es garantizar la transacción de datos de forma segura, mediante la encriptación de la información.

Este tipo de certificados, verificados por entidades como VeriSign, se encuentran en páginas con tiendas virtuales que aceptan pagos mediante tarjetas. Para saber si una web lo utiliza, busca el icono del candado cerrado en la barra del navegador, junto a la dirección del sitio web.

9. Usa teclados virtuales.

Muchas páginas web o servicios de banca online usan herramientas como teclados virtuales para permitir la introducción de datos sensibles, a través de las teclas que se muestran en pantalla (se clica con el ratón). Estos teclados virtuales también forman parte de numerosos sistemas de seguridad, por lo que los puedes implementar en tu ordenador para utilizarlo en lugar del tradicional teclado cuando vayas a escribir contraseñas, códigos PIN, etc. 

10. Seguridad desde el móvil.

Cada vez se emplean más los dispositivos móviles para realizar compras online. Aunque la mayoría de los consejos anteriores se pueden aplicar totalmente, conviene tener en cuenta algunas particularidades como cambiar el código de acceso por defecto y el código PIN de la tarjeta SIM. Si el dispositivo soporta la encriptación de datos, es conveniente habilitar esta capacidad.  Y no guardes tu identificación, nombre de usuario o contraseña en la agenda o el bloc de notas de tu teléfono.

Comprar en Internet es cómodo y también seguro si tienes en cuenta los consejos básicos que te hemos detallado, que una vez hayas puesto en práctica formarán parte del proceso habitual de compra online. Pero sobre todo no te olvides del más básico, y quizás incluso obvio, de los consejos: usa el sentido común. Y ante la duda, siempre es mejor hacer gala de la prudencia.

Fuentes: Panda Security, Avira, Kaspersky, StoneSoft, Symantec, GData, PayPal, ONTSI. 

 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas