MENU

cambiar tarifa fibra óptica

¿Cómo cambiar de tarifa de fibra óptica?

Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Compara las mejores ofertas de internet
  • Si has encontrado una oferta de Internet más barata que la tuya o con mejores condiciones, toca mudarse a otro operador de Internet. Para evitar penalizaciones y conocer todos los plazos, en Kelisto repasamos las claves para cambiar de tarifa de fibra óptica.

En el mercado existen numerosas ofertas de fibra óptica. Los operadores se han lanzado a cambiar a sus clientes actuales de ADSL a fibra óptica sin aumentarles el precio, y están llevando a cabo promociones muy interesantes para lograr que todos los nuevos clientes opten ya por servicios de fibra óptica. 

Además, los clientes de otros operadores pueden beneficiarse de importantes descuentos si cambian de proveedor solicitando una portabilidad de su servicio de conexión a Internet en el hogar mediante fibra óptica. Realizar este cambio no es complicado –en contra de lo que suele pensarse- y tan sólo hay que realizar una llamada telefónica o rellenar un formulario online para que el cambio de compañía sea efectivo en un plazo medio de 10 a 15 días.

Realizar una portabilidad a otra compañía de fibra óptica supone un ahorro anual que puede superar los 240 euros si se elige la mejor oferta del mercado, que será aquella que más se adapte a nuestras necesidades de consumo.

Pero no todas las ofertas cumplen con lo que prometen y en ocasiones el coste de migrar a otra tarifa de Internet puede suponer un gasto mayor que el supuesto ahorro que se obtiene con el nuevo proveedor. Antes cambiar de ADSL es preciso tener en cuenta una serie de consideraciones para ahorrarse unos euros sin perder prestaciones en la línea de acceso a Internet. Te vamos a explicar cómo puedes cambiar de proveedor de fibra óptica sin tener ningún tipo de problema ni ver interrumpido tu servicio.

¿Cómo cambiar de proveedor de fibra óptica?

Hay varios factores que determinan cuándo ha llegado el momento de cambiar de proveedor de fibra óptica. El primero es tener claro que cualquier momento es bueno para hacerlo, siempre y cuando encontremos la oferta adecuada y no incurramos en penalizaciones por incumplir el contrato de permanencia con la actual operadora, si es que existe.

Además de esto, acceder a una tarifa más rápida es un motivo para hacer una portabilidad de fibra óptica, sobre todo si tu proveedor de servicios de Internet no consigue ofrecer 300 Mb, que es la velocidad máxima a la que se comercializa hoy día la fibra óptica en España.

También puede llevarte a cambiar de proveedor de fibra óptica la posibilidad de acceder a un paquete de facturación única que integre el teléfono móvil y/o canales de televisión por fibra óptica. Esta situación es muy común sobre todo desde que las operadoras de telefonía se embarcaron en la “guerra del fútbol”. Muchos usuarios cambian de pack de telecomunicaciones y se pasan a la oferta de fibra óptica de otro operador sólo porque en la nueva compañía tengan acceso a la visualización de partidos de sus competiciones favoritas, por ejemplo, la Champions League o la Liga BBVA.

Otra circunstancia que puede llevar a los usuarios a cambiar de servicio de fibra óptica es el aumento del precio de la factura de forma unilateral por parte de su actual compañía. Como hemos denunciado en Kelisto, en los últimos meses el precio de los packs integrados de fibra óptica ha aumentado considerablemente. Ante esta situación, los usuarios tienen derecho a cambiarse de compañía sin ningún tipo de penalización si se modificaron las condiciones –y el precio- del servicio que contrató.

¿Qué hacer con la permanencia al cambiar de proveedor de fibra óptica?

Da igual con qué compañía de telecomunicaciones tengas contratado tu servicio de fibra óptica, puesto que cualquier consumidor que sea usuario de un servicio de acceso a Internet en el hogar tiene los mismos derechos a cambiar de compañía sin que la portabilidad suponga un coste añadido.

Antes de solicitar la portabilidad es fundamental comprobar si se mantiene algún tipo de compromiso de permanencia con el proveedor actual. Si existe un compromiso hay que comprobar antes el coste de romperlo, puesto que éste puede llegar a suponer una penalización superior a 700 euros en función de los servicios que tengas vinculados a tu contrato de fibra óptica.

Si por el contrario no tenemos ningún compromiso de permanencia adquirido, el usuario podrá cambiarse de compañía libremente, beneficiándose de los descuentos que le hagan otras compañías de la competencia o incluso recibir una contraoferta por parte del proveedor actual de telefonía móvil.

Si por ejemplo estás en esta situación, antes de cambiar de servicio de fibra óptica ponte en contacto con el servicio de atención al cliente de tu proveedor y dile que deseas darte de baja, señalando que el motivo es que has encontrado un precio más barato en la competencia. Seguramente te hagan una propuesta para rebajarte la factura hasta un 30% durante 6 ó 12 meses. Eso sí, también es posible que te obliguen a mantener un compromiso de permanencia de entre 12 y 18 meses.

¿Portabilidad o alta nueva en el servicio de fibra óptica?

A la hora de contratar un nuevo servicio de fibra óptica, siempre es mejor hacerlo mediante una portabilidad que a través de un alta nueva, ya que el servicio de fibra óptica va asociado a una línea de teléfono fija y realizando una portabilidad te aseguras mantener el mismo número. Si te das de baja con tu actual proveedor y luego contratas un alta nueva con otra compañía perderás el número.

Para ver las mejores ofertas de ADSL y fibra óptica y elegir la más adecuada a tu consumo, siempre puedes utilizar nuestro comparador de tarifas de Internet.

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Compara las mejores ofertas de internet

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas