Visto bueno a la compra de ONO por parte de Vodafone

Vodafone Exterior

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Bruselas autoriza sin condiciones la adquisición de la operadora de cable por 7.200 millones de euros tras constatar que no plantea problemas de competencia y se respeta la legislación vigente.

Sin condiciones. La Comisión Europea no ve problemas de competencia en la adquisición de la compañía de cable y telefonía móvil ONO por parte del gigante británico Vodafone.

El organismo comunitario ha dado su visto bueno a la operación, que supondrá la creación del segundo conglomerado de telecomunicaciones más importante en España, al constatar que con la adquisición no se pone en peligro la competencia en el mercado comunitario y que, además, el proceso respeta la legislación continental en materia de concentraciones empresariales.

Sí reconoce la Comisión Europea que pueden surgir, en determinados casos y sobre todo en el mercado español, “determinados solapamientos”. Sin embargo, tras analizar la situación, asegura que la competencia seguirá siendo suficientemente importante, por lo que prefiere no poner obstáculos al desarrollo de la adquisición.

Según el Ejecutivo europeo, son más las partes complementarias que las que se solapan. “La principal actividad de ONO está relacionada con las telecomunicaciones fijas, mientras que la actividad de Vodafone se centra principalmente en las telecomunicaciones móviles”, reconoce la Comisión.

Aunque tanto Vodafone como ONO ofrecen también telecomunicaciones fijas y móviles, respectivamente, la Unión Europea considera que no hay problema porque sigue habiendo suficientes competidores en el mercado, y cita expresamente a Telefónica, Orange y Jazztel.

"La investigación de la Comisión reveló que la entidad fusionada no estará en condiciones de excluir operadores fijos o móviles de los mercados de servicios múltiples", ha subrayado la Comisión, que ha estado analizando la situación desde el pasado 23 de mayo, cuando los responsables de velar por la Competencia en la Unión ya advirtieron de posibles solapamientos.

"Por consiguiente, la Comisión ha llegado a la conclusión de que la operación no obstaculizará de forma significativa la competencia efectiva en España", concluye la Comisión en un comunicado de prensa.

Vodafone confía en que la compra se cierre en "dos o tres semanas". Según declaraciones oficiales de la compañía, una vez se complete la transacción, los Clientes de Ono y Vodafone seguirán disfrutando de los mismos servicios que tenían contratados hasta la fecha y gozarán de las mismas líneas de soporte.

Esto significa que en el corto plazo no se producirán cambios en la organización, pero ya durante la presentación de la oferta de compra el pasado mes de abril, en rueda de prensa, el máximo responsable de Vodafone para España, Antonio Coimbra, no se descartaba que pudieran producirse en un futuro.

De momento, las dos marcas continuarán funcionando como empresas independientes. Eso sí, a partir de ahora las dos compañías trabajarán en el diseño de una oferta comercial conjunta para ofrecer servicios de comunicaciones convergentes -voz, Internet y TV- sobre la infraestructura 4G de Vodafone, la red de fibra de ONO y la propia fibra que está desplegando la operadora británica.

Nuestra opinión

El mercado de las telecomunicaciones en Europa está experimentando un proceso de concentración que puede llegar a suponer una merma del catálogo de opciones que tenga en su poder el consumidor a la hora de contratar servicios de telefonía móvil, fija e Internet.

Junto al visto bueno para la compra de ONO por parte de Vodafone, la Comisión Europea también permitió ayer la adquisición de la filial alemana de KPN, E-Plus, por parte de Telefónica.

El hecho de que la Comisión Europea vea “solapamientos” en algunas partes del negocio de ONO y Vodafone y aún así no ponga ninguna condición a la compra, asegurando que todavía existe competencia suficiente en el mercado español, es significativo, sobre todo teniendo en cuenta que todo apunta a que éste no será el único movimiento en el terreno nacional de las telecomunicaciones.

De hecho, desde que se anunció la intención de compra de ONO por parte de la operadora roja, se espera una más que posible reacción de Orange para no quedar fuera del mercado “cuádruple play”, constituido por las empresas que pueden llegar a ofrecer paquetes de cuatro servicios: telefonía fija, telefonía móvil, televisión e Internet.

El movimiento que parece más “lógico” sería realizar una oferta por Jazztel y aprovecharse de su fibra y su base de clientes de telefonía fija, así como de las opciones para consumir televisión. Sin embargo, los movimientos no han sido confirmados y hasta ahora todo son especulaciones.

También se prevén concentraciones en un mercado tan atomizado como el de las Operadoras Móviles Virtuales. En la actualidad hay más de 40 en el mercado nacional y tendría sentido pensar en adquisiciones y/o fusiones a corto plazo.

Con el precedente de ONO y Vodafone, la UE no tendría muchos argumentos para impedir estas concentraciones, lo que podría redundar en que el usuario cada vez tuviese menos opciones de poder elegir entre distintas ofertas, al existir una menor competencia en el mercado.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: packs ONO Vodafone Internet
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas