Sólo recibimos el 74% del ADSL que pagamos

Kel 182

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Las operadores europeos no ofrecen el ADSL que prometen. Los consumidores solo reciben de media el 74 % de la velocidad contratada. Así lo confirma un nuevo estudio de la Comisión Europea realizado entre 10.000 usuarios europeos.

Los internautas pagan más velocidad de ADSL de la que realmente reciben en sus hogares. Según el último análisis de la Comisión Europea sobre el rendimiento de la banda ancha en Europa, los usuarios sólo reciben de media el 74% de la velocidad contratada con las operadoras.

Los datos del estudio son aún peores si hablamos del ADSL tradicional. Según el informe, las compañías ofrecen únicamente el 60,3% de la velocidad anunciada durante las horas punta. En España ese porcentaje asciende hasta el 66,7, mientras que países como Francia y Reino Unido figuran entre los peores, con medias por debajo del 45%.

En el otro extremo, Croacia, Hungría y Eslovaquia registran los mejores resultados superando el 90% de la velocidad anunciada. En cuanto a velocidad en términos reales, Bruselas detalla que la media europea está en 7,23 megabits por segundo (Mbps). En este aspecto, España vuelve a quedarse por debajo de la media con 6,92 Mbps.

El cable, la tecnología con velocidades más fiables

Las velocidades de descarga que más se asemejan a lo contratado las ofrece el cable. Según Bruselas, el cable es la tecnología más fiable con una velocidad real del 91,9 % de la anunciada en Europa y del 96,4 % en el caso español, aunque es ligeramente más lenta que la fibra, con ritmos de descarga de 35,1 Mbps en la UE y de 30,4 Mbps en España.

Las mejores velocidades son las que registra la fibra óptica (FTTx), con una media de 36,96 Mbps en Europa y 36,03 en España. Los usuarios de esta tecnología reciben un 81,2% de la velocidad de descarga anunciada, un dato que en el caso español es algo superior: un 87,8%.

Nuestra opinión

Bruselas vuelve a sacar los colores a las operadoras de Internet, que en el caso de España, además de no servir el ADSL que prometen, ofrecen uno de los servicios de banda ancha más caros de Europa. Los resultados de la Comisión Europea se asemejan a las conclusiones presentadas por un estudio de Kelisto realizado en junio que indicaba que al menos el 72% de los encuestados no recibía la velocidad contratada, mientras que el 13% desconocía qué velocidad llegaba a su ordenador.

La desinformación junto a una publicidad engañosa basada en paquetes de datos que prometen altas velocidades dan como resultado un servicio de mala calidad donde el consumidor es el gran perjudicado. El descontento es aún mayor cuando el usuario llama a la compañía y se da cuenta de que el servicio contratado no es de 20 megas, sino de “hasta 20 megas reales” y que técnicamente no puede recibir más velocidad en su hogar (a pesar de pagar en la factura los 20 megas).

La solución es complicada ya que existe un vacío legal que no favorece al consumidor. Lo recomendable antes de contratar un servicio de Internet es leer detenidamente la letra pequeña de los contratos, consultar con el técnico la cantidad real de megas que llegan al domicilio o contratar compañías, como ONO, que cobren sólo por los megas reales que recibe el consumidor.

Fuentes: Comisión Europea

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas