Secuestrar el contenido de tu ordenador: la última amenaza en Internet

Shutterstock 112692424

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Expertos en seguridad avisan que cuando el PC se infecta con un cifrador de archivos, el usuario no se da cuenta de nada hasta que pierde por completo el acceso a la información

Los ciberdelincuentes desarrollan amenazas cada vez más sofisticadas para engañar a los usuarios que navegan por Internet. Tener un antivirus es clave para rechazar cualquier tipo de ataque, pero también es necesario contar con sentido común a la hora de no caer en sus trampas.

En los últimos meses se ha popularizado un novedoso ataque que está pillando desprevenidos tanto a usuarios como a empresas y organizaciones. Se trata de los cifradores de contenidos, programas maliciosos que se instalan en el ordenador y que infectan el equipo sin que el usuario se de cuenta.

Estos programas realizan un escaneado completo de los archivos que tenemos en el ordenador y seleccionan del disco duro carpetas con contenidos sensibles de los usuarios: documentos personales, fotografías, archivos musicales…

De forma maliciosa, se cifra el contenido de los archivos hasta que el usuario pierde por completo el acceso a la información y, en ese momento, le solicitan un rescate. “El programa no afecta a carpetas con datos del sistema operativo, por ejemplo, selecciona para que el ordenador pueda funcionar perfectamente pero el usuario pierde el control sobre su información”, señala a Kelisto Luís Corrons, director técnico de Panda Labs.

El usuario recibe un mensaje en el que se le pide una compensación económica si quiere volver a tener acceso a sus archivos personales. Además, se le suele dar una fecha tope para realizar el pago, amenazándole con el borrado completo de los archivos si no abona el importe establecido.

“Generalmente se solicita que se pague en bitcoins, ya que al ser una moneda virtual y anónima, permite que no se deje rastro del pago”, establece Corrons. El importe puede ir desde los 100 euros a los 300, y en ocasiones puede solicitarse el pago mediante otra divisa o aparecer el mensaje de notificación en inglés.

Según el experto, la forma de infectarse puede ser diversa. En ocasiones, ocurre porque no se tiene actualizada la versión del software que se está utilizando, y eso puede dar lugar a importantes vulnerabilidades. Otras veces, basta con visitar una página web no ya comprometida, sino que tenga un banner infeccioso.

Una vez infectado el ordenador, el usuario no tiene más que dos opciones, según establece el experto. Por un lado, puede desinfectar el ordenador y recuperar todos sus datos de alguna copia de seguridad que tenga. “Por eso es tan importante hacer copias de todo lo que tenemos almacenado de manera periódica”, señala Corrons.

La otra opción, según el experto, es pagar para recuperar el acceso a esos datos. “Si no se tiene copia de seguridad, la probabilidad de que el cifrado contenga algún bug y podamos las empresas de seguridad descifrarlo es escasa. En los últimos días hasta una comisaría de Policía de Estados Unidos que se ha infectado, ha tenido que pagar el rescate para recuperar todos sus archivos, la situación puede ser preocupante”, establece.

Nuestra opinión

Casi tan importante como comparar las tarifas de Internet antes de contratar el servicio de ADSL o fibra en casa, para ahorrar lo más posible, es navegar seguro en la red, para evitar situaciones tan comprometidas como la pérdida de información o de dinero. Contar con un sistema de protección del ordenador durante la navegación por la Red es fundamental. Además, debe estar plenamente actualizado para poder hacer frente a las últimas amenazas, como esta que describimos que, además, se está cebando sobre todo con los internautas europeos y de Estados Unidos.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: Internet amenaza Internet
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas