El primer año del euríbor en negativo permite ahorrar hasta 200 euros a los hipotecados

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Los consumidores que revisen su hipoteca en febrero han ahorrado, de media, 204,36 euros desde que el euríbor llegó a terreno negativo en febrero de 2016.

Parecía que nunca iba a suceder, pero ocurrió. Hace tan solo un año, el euríbor entraba en terreno negativo por primera vez en su historia, una situación que ha traído muy buenas noticias para quienes tienen una hipoteca. De media, los consumidores han ahorrado 110,77 euros en el último año gracias a esta insólita situación, una cifra que se amplía hasta los 204,36 euros en el caso de aquellos que revisen sus préstamos en febrero, que ya han podido beneficiarse de dos importantes bajadas en los intereses que pagan por su deuda.

Para entender el porqué de este ahorro es esencial tener en cuenta cómo funcionan las hipotecas variables, que son las que se firman con mayor frecuencia en España (68% de los casos, según datos del Instituto Nacional de Estadística). El interés que paga un consumidor por este tipo de hipotecas se calcula sumando dos variables:

  • Un índice de referencia, que en más del 90% de los casos es el euríbor a 12 meses
  • Un diferencial, que es un porcentaje fijo que cada banco y que se mantiene sin cambios durante toda la vida de la hipoteca.

Por tanto, alguien que contratara, por ejemplo, la Hipoteca Variable del Santander, tendría que abonar un interés que resultaría de sumar el diferencial que aplica la entidad (0,99%) y el euríbor a 12 meses del mes anterior a la firma del contrato.

Hipoteca Santander

Hipoteca Santander

Banco Santander

Más detalles Menos detalles

Periodo inicial
12 meses
% máximo concedido
80,0 %
Importe mínimo financiado
-
Importe máximo financiado
-
Comisión estudio
0 €
Comisión cancelación
0 €
Comisión amortización anticipada
0 €
Domiciliar nómina
Contratación seguro vida
Contratación seguro hogar
Contratación plan pensiones
No
Contratación otros
No

Ahora bien, hay que tener en cuenta que el euríbor se revisa periódicamente: normalmente, cada seis o cada 12 meses. Por tanto, si este índice ha subido en la siguiente revisión, el interés que paga el hipotecado aumentará y, si baja, el interés también se reducirá.

El euríbor en negativo permite un ahorro medio de 110,77 euros en un año

La entrada del euríbor en terreno negativo en febrero de 2016 ha permitido que, a lo largo de este último año, todos los hipotecados se hayan beneficiado de rebajas en sus cuotas. De media, la reducción se sitúa en 110,77 euros al año, aunque existen diferencias en función del mes de revisión de la hipoteca: los más beneficiados han sido los que la actualizan en febrero (151,56 euros de media al año), seguidos de quienes lo hacen en marzo (129 euros) y en julio (127,92 euros). En cambio, quienes menos lo han notado han sido los que la revisan en enero (78,12 euros), diciembre (79,32 euros) y noviembre (87,96 euros).

Eso sí, quienes revisen su préstamo en febrero disfrutarán a partir de este mes de un nuevo ahorro: esta segunda revisión a la baja del euríbor les permitirá descontar una media de 52,80 euros en su cuota durante este año, con lo que el ahorro total que habrán conseguido en los dos últimos ejercicios será de 204,36 euros.

Madrileños, vascos y baleares, los más beneficiados

Por comunidades autónomas también existen diferencias. Quienes más se han beneficiado del primer año del euríbor en negativo son los hipotecados de la Comunidad de Madrid, con un ahorro medio de 155,07 euros en un año, un recorte que alcanza los 286 euros en el caso de quienes revisan su hipoteca en febrero, que ya habrán disfrutado de dos rebajas en su cuota. A continuación se sitúan los hipotecados del País Vasco (138,47 euros de ahorro medio en un año y 255,46 euros para quienes revisen el préstamo en febrero) y Baleares (131,27 euros de media y 242,18 euros para los préstamos con revisión en febrero).

En el extremo contrario se sitúa Murcia. En este caso, el ahorro medio se sitúa en 74,74 euros durante el primer año de euríbor en negativo, que aumenta hasta los 137,89 euros para los que revisan su hipoteca en febrero, que ya habrán disfrutado de dos bajadas en su cuota. Tras los consumidores de esta región se encuentran los de Extremadura (76,01 euros de ahorro medio y 140,24 de ahorro máximo) y los de Castilla-La Mancha (81,09 euros de ahorro medio y 149,61 euros de ahorro máximo.

El euríbor en negativo, peligroso si no se hacen los cálculos adecuados

Tal y como te contamos en Kelisto, la llegada del euríbor al terreno negativo tiene ventajas, pero también puede resultar peligro para quienes no realicen los cálculos correctos.  A día de hoy, una hipoteca media como las que se firman en España (109.785 euros, a 22 años y con un diferencial del 1,15%) puede parecer fácil de pagar para muchas familias, ya que su cuota mensual apenas rebasaría los 450 euros (465,66 euros).

Ahora bien, aunque las previsiones apuntan a que el euríbor podría parecer en niveles bajos en el corto plazo, no hay que descartar que, en el futuro, pudiera volver a subir. De hecho, no hay que olvidar que, en sus dos máximos históricos, este índice de referencia llegó a sobrepasar el 5%. Si eso ocurriera ahora, la cuota media de una hipoteca pasaría de los 465,66 euros a los 745,31 euros, lo que supone un aumento del 60%.

Por tanto, para evitar sustos en un futuro, es esencial que el consumidor eche cuentas antes de contratar una hipoteca: primero, para saber cómo evolucionaría su cuota si el euríbor volviera a máximos y, segundo, para chequear si su economía familiar sería capaz de soportar un encarecimiento de esas magnitudes.

Las cláusulas cero y los intereses fijos de salida, o como los bancos se blindan ante el euríbor negativo

La llegada del euríbor a valores negativos hizo que muchos consumidores se hicieran una pregunta: ¿podría llegar a darse la paradoja de que los bancos tuvieran que pagar a los clientes a quienes han prestado dinero? Llegar a este escenario parece poco probable aunque, por si acaso, las entidades ya han tomado medidas.

Para que esto sucediera, el euríbor tendría que caer muy por debajo de los niveles actuales, de forma que el resultado de sumar su valor al diferencial de un préstamo fuera negativo.  Para entenderlo, basta con ver un ejemplo. La hipoteca con el diferencial más bajo del mercado es la Hipoteca Selecta, de Liberbank. Este préstamo aplica un interés de euríbor+0,85%. Por tanto, para que el valor que se le aplica al cliente fuera negativo y, por tanto, el banco tuviera que llegar a pagarle, el euríbor tendría que bajar más allá del -0,85%, desde el -0,105% con el que se calcula que cerrará este mes de febrero.

Hipoteca Selecta (Requisitos máximos)

Hipoteca Selecta (Requisitos máximos)

Liberbank

Más detalles Menos detalles

Periodo inicial
24 meses
% máximo concedido
80,0 %
Importe mínimo financiado
-
Importe máximo financiado
-
Comisión estudio
0 €
Comisión cancelación
0 €
Comisión amortización anticipada
0 €
Domiciliar nómina
Contratación seguro vida
Contratación seguro hogar
Contratación plan pensiones
Contratación otros
No

Algunos bancos, incluso, han ido más allá y han adoptado medidas para que las cuotas que paga el consumidor se reduzcan lo menos posible, incluso con el euríbor en negativo:

  • La primera, aplicar un interés fijo de salida durante los primeros años de vida del préstamo, tal y como te explicamos en Kelisto. De esa forma, los vaivenes del euríbor no influirán en la cuota que paga el consumidor al principio del préstamo y el banco se garantiza unos ingresos determinados durante un período de tiempo.
  • La segunda, incluir lo que se conoce como “cláusula cero” en los contratos hipotecarios. La propia Liberbank, por ejemplo, ya lo ha hecho. Esta disposición establece que aunque el euríbor baje más allá del cero, a efectos de calcular la cuota, siempre se contabilizará como cero. Por tanto, lo mínimo que pagará el consumidor será el diferencial que se haya pactado con la entidad. 

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata