Consejos para solicitar una hipoteca puente

Shutterstock 206413846

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

¿Quieres cambiar de vivienda? ¿Has encontrado la casa de tus sueños pero todavía no has vendido tu vivienda actual? Si no has encontrado la oferta adecuada por tu vivienda actual, puedes solicitar una hipoteca puente, también llamada hipoteca cambio de casa, hasta el momento en el que vendas tu antigua vivienda y, mientras tanto, podrás disfrutar de tu nueva vivienda.

¿Qué es una hipoteca puente?

Es un préstamo hipotecario que se divide entre las dos viviendas, por lo que este préstamo hipotecario tiene dos garantías, la vivienda actual y la que quieres comprar. En la hipoteca puente, además, podrás incluir los gastos de la compra de la nueva vivienda.

¿Qué requisitos exigen las entidades financieras para contratar una hipoteca puente?

Los requisitos que exigen son los mismos que para contratar cualquier préstamo hipotecario, realizando un estudio de solvencia y una tasación tanto de la vivienda actual como de la vivienda que quieres comprar con el condicionante de que el máximo que puedes obtener es el 80% del valor de tasación de las dos viviendas, aunque si la cantidad que debes de tu vivienda actual no es muy alto, te puede permitir financiar hasta el 100% del coste de la vivienda nueva y de los gastos.

¿Qué características tiene una hipoteca puente?

La hipoteca puente agrupa dos préstamos hipotecarios en uno, el que ya tenemos en la vivienda actual, junto con el préstamo que tenemos de la vivienda nueva que hemos comprado y, que pasará a ser nuestra residencia habitual.

La hipoteca puente permite elegir entre tres tipos de cuotas en los primeros años de la constitución:

  • Pago de intereses con carencia de capital: durante los primeros años, sólo pagas los intereses por el total del préstamo. Este período de tiempo oscila entre 1 y 5 años que es el plazo máximo que tendrás para vender tu vivienda actual.
  • Cuota reducida: durante el período inicial pagas una cuota parecida a la que pagarás cuando vendas la vivienda habitual. En este caso debes tener en cuenta que la cuota que pagues será en una parte muy importante intereses por lo que la reducción de principal del préstamo hipotecario será muy reducida.
  • Cuota normal: en este caso pagarás una cuota resultante del total de la hipoteca puente

Otras características de este producto son:

Puedes obtener el 100% del valor de la compra y de los gastos de la vivienda nueva, siempre que la suma de esta cantidad junto con la suma de la cantidad adeudada por la primera hipoteca no supere el 80% del valor de tasación de ambas.

El plazo máximo puede llegar hasta 35 ó 40 años

Generalmente, cuando vendes la primera vivienda y amortizas la parte correspondiente de la hipoteca, esta amortización no tiene ninguna comisión.

Podemos ver el siguiente ejemplo de hipoteca puente:

  • Vivienda actual con un valor de tasación de 250.000 y una hipoteca pendiente de 80.000 €
  • Vivienda nueva a comprar cuyo precio de compra es de 300.000 € y se hipotecara por el 100%
  • El nuevo préstamo será de 80.000 + 300.000 + gastos (15% aproximado) = 437.000 €
  • El porcentaje sobre la tasación es de 437.000 / (250.000 + 300.000) = 79.45% (por debajo del máximo financiable del 80%)

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de la hipoteca puente?

La principal ventaja de la hipoteca puente es que te permite vender tu vivienda actual en el mejor momento para ti o esperar a encontrar una oferta que se ajuste a lo que crees que es el mejor valor para tu vivienda actual y aprovechar para, mientras tanto, comprar una nueva vivienda que has elegido y que te encaja perfectamente, sin malvender tu actual vivienda.

Otra ventaja es que puedes obtener financiación para el 100% de la vivienda nueva y de los gastos

Puedes ajustar la cantidad que pagas desde el momento de la compra hasta el momento en el que vendes la primera vivienda.

Como principales inconvenientes de la hipoteca puente nos encontramos en que el riesgo es mas alto, puesto que tienes 5 años para vender la primera vivienda.

Al ser operaciones con un riesgo mayor, las garantías que piden los bancos son mayores y la solvencia que debes tener, también debe ser mayor.

Debes considerar que al constituir un nuevo préstamo hipotecario y tener que cancelar el previo, puede conllevar gastos de cancelación y conllevará gastos de constitución del nuevo préstamo. Debes valorar si ese coste es superior al beneficio que te puede aportar retrasar la venta de tu primera vivienda.

Palabras clave: Guía hipotecas
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Buscas una hipoteca?
Un experto te ayudará a encontrar la hipoteca idónea para tí