Renta 2016: ¿Puedo beneficiarme por la desgravación de vivienda habitual?

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Quienes compraran una casa antes del 1 de enero de 2013 todavía pueden beneficiarse de la deducción por vivienda habitual, que permite desgravar parte del dinero que se haya destinado a pagar la hipoteca.

Uno de los beneficios estrella de la declaración de la Renta ha sido, tradicionalmente, el de la deducción por vivienda habitual. Esta ventaja fiscal permite que aquellos ciudadanos que estén pagando una hipoteca puedan reducir su cuota íntegra (es decir, lo que les tocaría pagar a Hacienda) si cumplen con unos determinados requisitos.

En 2013, el Gobierno decidió eliminar esta deducción, aunque todavía sigue vigente para quienes compraran una vivienda antes del 1 de enero de ese año. Por tanto, aún son muchos los que pueden beneficiarse de esta deducción: en 2016, por ejemplo, casi 4 millones de contribuyentes pudieron acogerse a ella. Si tú también eres uno de ellos, te recordamos todo lo que debes saber para disfrutar de este beneficio fiscal en tu próxima declaración de la Renta.

¿Quiénes puede beneficiarse de la deducción por inversión en vivienda habitual?

Además de algunos supuestos para casos de rehabilitación o ampliación de inmuebles, podrán disfrutar de la deducción quienes hayan comprado una vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013 y se hayan beneficiado de esta deducción anteriormente: en concreto, en 2012 o en años anteriores.  

¿Qué se considera como “vivienda habitual”?

A ojos de Hacienda, una vivienda habitual es la que cumple los siguientes requisitos:

  • Ha tenido que ser la residencia del contribuyente, de forma continua, durante tres años
  • Ha tenido que ser habitada por el contribuyente “de forma efectiva” en un plazo que no supere los 12 meses desde que fue comprada. Es decir, si la vivienda se adquirió en enero de 2006, el consumidor habría tenido que empezar a vivir en ella antes de enero de 2007

Además, dentro del concepto de “vivienda habitual” se incluyen las plazas de garaje, con un límite de dos y siempre que:

  • Estén dentro del mismo edificio que el inmueble
  • Se hayan entregado en el mismo momento que la vivienda

¿Qué cantidades tienen derecho a la deducción?

Para saber qué cantidades tienen derecho a deducción por compra de vivienda habitual hay que calcular la base de la misma. ¿Cómo? Sumando las cantidades que se hayan ido aportando para la compra: es decir, lo que hayas pagado en concepto de hipoteca durante el año.

El límite máximo de la base de la deducción es de 9.040 euros. Por tanto, si has pagado más, las cantidades que sobrepasen esa cifra no se tendrán en cuenta para el cálculo.

Para determinar a cuánto asciende la deducción tan solo hay que aplicar un porcentaje (el 15%) a la cifra que constituya la base. Por ejemplo, si llegaste al máximo (9.040 euros), podrás deducirte 1.356 euros.

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata