Cómo actuar en caso de desahucio/pagos atrasados

Kel 17crop

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Desde el inicio de la crisis más de 400.000 familias se han visto sometidas a un proceso de desahucio. Las altas tasas de desempleo, el empeoramiento de los salarios y el encarecimiento de la vida diaria han impedido a muchos ciudadanos afrontar el pago de los recibos de sus hipotecas Contar con ayuda y apoyo en caso de desahucio o pagos atrasados puede resultar crucial en un proceso traumático y no exento de dramatismo.

Las ejecuciones bancarias, las cláusulas abusivas, el desalojo… son caras de una moneda que ya no hace distinciones sociales y que sumerge a los afectados en un proceso durísimo y para el que no se encuentran preparados.

Sin embargo, en esta dramática situación resulta indispensable tener claras algunas cuestiones que pueden ayudarnos incluso a salvar nuestra vivienda, en un momento en que incluso el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado sentencia a favor de los consumidores y en contra de una ley de desahucios leonina y tremendamente abusiva.

Consejos importantes a tener en cuenta

Primero ha de quedar claro que este drama afecta a miles de familias que por causas sobrevenidas no pueden hacer frente a la deuda contraída con las entidades bancarias. En este sentido, los bancos han ido aplicando las ejecuciones con enorme celeridad. Además, aquellas personas a las que se les ha permitido una renegociación de sus deudas, han visto cómo para poder llegar a un acuerdo con el banco han debido aceptar obligatoriamente abusivas cláusulas, más propias de procedimientos usureros que de entidades financieras.

Resulta de vital importancia que aquellas personas que puedan verse obligadas a afrontar una situación tan dramática, sepan por dónde empezar para poder incluso paralizar su desahucio:

Acude a una asociación de consumidores. Entidades como Facua , OCU o ADICAE poseen gabinetes jurídicos especializados; si bien la gran protagonista, surgida específicamente de esta situación, ha sido la PAH (Plataforma de Afectados por la hipoteca). Están muy informados, te proporcionan apoyo humano y legal y están logrando paralizar muchos desahucios.

1. Intenta renegociar con tu banco las condiciones.

En algunos casos podrías obtener un tiempo de carencia, una reducción del importe de la cuota o, en último extremo, la dación en pago y un alquiler social.

2. Mira bien todas las cláusulas de tu hipoteca.

Las consideradas abusivas podrían servir para pausar un desalojo, aunque para que el juez lo ordene tendrás que denunciarlo primero.

3. Solicita asistencia legal gratuita, a través del Ministerio de Justicia.

4. No sientas vergüenza y comunica tu situación. 

Recuerda que miles de familias están pasando por la misma situación y la sociedad está muy sensibilizada con este problema de todos.

Cláusulas abusivas

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea se ha servido precisamente de las cláusulas abusivas para desvirtuar el comportamiento con los créditos hipotecarios, advirtiendo al Gobierno de España para que modifique la ley española de desahucios, considerada poco protectora y lesiva contra los derechos del consumidor y contraria a la normativa europea, nacional y autonómica.

Las cláusulas que desgraciadamente se han hecho más famosas son las llamadas ‘suelo’ y ‘techo’. Con la primera, aunque tengamos un Euribor en mínimos históricos, la entidad crediticia se asegura un tope por debajo del cual el hipotecado seguirá pagando un interés superior. Como ejemplo, aunque el Euribor estuviera en 0,5, un consumidor puede estar pagando un interés del 3,5 en virtud de una cláusula suelo que determina que nunca se pagará al banco menos de esa cantidad.

En cambio, en la cláusula techo el interés se coloca tan alto, a veces hasta un 15%, que a no ser que el Euribor llegue a pasar de esa cantidad, el consumidor no podría beneficiarse del techo en su hipoteca.

Es importante, en este sentido, no dejarse amedrentar por este tipo de cláusulas que, gracias al movimiento ciudadano, ha comenzado a ser menoscabado por la acción de los jueces. Así, el Tribunal Superior del País Vasco ha declarado nula la aplicación de dicha cláusula y condena a la entidad bancaria a devolver a su cliente todo el dinero cobrado por encima del valor del Euribor.

Paralización judicial

Sin embargo, no solo éstas son consideradas cláusulas abusivas, y teniendo en cuenta que con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea los jueces podrán pausar un desahucio por cláusula abusiva, deberíamos saber qué otras condiciones pueden ser interpretadas bajo esta denominación.

Para algunas Asociaciones de Consumidores el asunto está muy claro, ya que algunos tribunales españoles ya han fallado en contra de la aplicación de varias cláusulas que los jueces han considerado abusivas:

  • Cláusulas ‘suelo’ y ‘techo’, que sobrecargan los intereses de las cuotas y sus futuras revisiones, impidiendo que el hipotecado se beneficie de las bajadas de los tipos de interés y estipulando un mínimo, generalmente en torno al 3%. En cambio, en caso de que los tipos de interés se disparasen al alza, el hipotecado no se beneficiaría de una cláusula techo hasta que no sobrepasara intereses altísimos, a veces de más del 15%.
  • Vencimiento anticipado por impago de cuota: considerada desproporcionada por resolución judicial, esta cláusula permite al banco resolver el contrato a su favor, aun cuando la cantidad adeudada por el hipotecado sea ínfima en relación al montante total del valor del préstamo. El abuso de algunas entidades se ha llevado con tanta impunidad que se han atrevido a aplicar esta cláusula hasta por cantidades irrisorias o solo un par de cuotas impagadas, frente a hipotecas de enorme cuantía y de las que el usuario ya llevaba años de pago y amortización.
  • Desorbitados intereses de demora: la brutalidad con que se aplica esta cláusula que ahora puede ser causa de paralización de un proceso de desahucio, implica que en algunos casos el banco haya estado cobrando al hipotecado más de un 20% de interés nominal al año. De esta manera, a la terrible situación económica por la que atraviesa la familia afectada, se debe añadir el perjuicio causado por estos desproporcionados intereses que incrementan la deuda de modo rápido y considerable, llegando a ahogar literalmente la economía del afectado y haciendo imposible afrontar la deuda ante la temible rapidez con que se incrementa.

Solicitud de nulidad por cláusula abusiva

Para que un juez pueda pausar el desahucio, antes debe haberse interpuesto una denuncia en la que el interesado solicite que la justicia declare nula la cláusula o cláusulas que considere abusivas.

En muchos casos este paso previo no se realiza por falta de medios económicos para afrontar la asistencia jurídica. Sin embargo, los afectados deben saber que en España existe la posibilidad de solicitar asistencia jurídica gratuita y abogado de oficio y que pueden beneficiarse de ella quienes carezcan de medios económicos para litigar.

Para acogerse a este derecho existen unos requisitos que quedan perfectamente delimitados en la página del Ministerio de Justicia .

Dación en pago

Por el momento el Gobierno de España se niega a admitir la dación en pago como fórmula generalizada para saldar las deudas hipotecarias, a pesar de la presión popular que ha cristalizado en una Iniciativa Legislativa Popular que, con el apoyo de casi un millón y medio de firmas, solicita que el Gobierno apruebe la dación en pago con carácter retroactivo, la paralización de los desahucios y el alquiler social.

¿Pero qué es la dación en pago? Básicamente se trata de entregar el bien inmueble objeto de la hipoteca a cambio de quedar completamente libre de la deuda o lo que es lo mismo, dar la vivienda y con ella quedar cancelado el crédito.

Hasta ahora, las ejecuciones bancarias están obligando a miles de familias a desalojar sus casas, que pasan a manos del banco. A pesar de quedar en la calle y sin bienes, en la mayoría de los casos el afectado sigue manteniendo una deuda con el banco.

El hecho es que esos intereses tan agresivos, una tasación a la baja por la caída del precio de la vivienda y un precio en subasta muy inferior al total de la deuda, hacen que el consumidor se quede sin casa y con una deuda de por vida, por la que responde con nómina, pensión o cualquier otro bien a su nombre y que nunca prescribe.

Por ello, las asociaciones de afectados intentan que salga adelante esta ILP (Iniciativa Legislativa Popular), una acción que ha permitido a través de la adhesión mediante firmas de un millón y medio de ciudadanos, que la petición de la ciudadanía para reformar la Ley Hipotecaria llegase al Congreso de los Diputados, para que, al igual que en otros países de Europa, se permita al embargado zanjar su deuda a cambio de la entrega del bien inmueble.

Apoyo colectivo

Ante un panorama legal cambiante y frente a una situación poco habitual para el ciudadano de a pie, lo más importante es conseguir mantener la calma y buscar apoyo organizado de entes a los que esta crisis ha empujado a especializarse en el tema.

La práctica está demostrando como muy eficaz el apoyo y la presión que viene ejerciéndose a favor de los desahuciados por parte de diversas asociaciones y colectivos ciudadanos, que han nacido en un intento por aunar esfuerzos contra una situación que condena a las familias a la miseria y la exclusión social.

Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Stop Desahucios , Democracia Real Ya y hasta la Asociación Libre de Abogados o Jueces para la Democracia ofrecen información, apoyo e incluso gestión de defensa y asesoramiento gratuitos. De este modo podrás saber si tu hipoteca contiene cláusulas abusivas que permitan su denuncia ante los juzgados, lo que podría conseguir la paralización judicial del desahucio.

Acercarse a otros ciudadanos que están padeciendo nuestros mismos problemas nos reforzará anímica y psicológicamente, además estos colectivos suelen manejar información detallada y ‘fresca’ sobre los pasos a seguir ante un proceso de desahucio.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Buscas una hipoteca?
Un experto te ayudará a encontrar la hipoteca idónea para tí