¿Cómo afectaría a tu hipoteca un euríbor en negativo?

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

El euríbor ha vuelto a marcar un nuevo mínimo histórico en enero y se sitúa ya muy cerca del terreno negativo,  pero ¿qué sucedería si este índice marcara valores bajo cero? ¿Llegarían los bancos a pagar a sus clientes con hipotecas?

Desde hace algunos meses, el euríbor está en caída libre. El índice que se utiliza como referencia en la mayoría de las hipotecas variables que se firman en España ha pasado del 0,298% de enero de 2015 a cerrar el primer mes del 2016 al 0,042%, un desplome que tendrá consecuencias para todos aquellos que estén pagando un préstamo por la compra de su casa.

En primer lugar, hay que tener en cuenta cómo se calcula la cuota que un consumidor abona por su hipoteca. Para llegar hasta la cifra que cada mes tiene que pagar al banco, hay que sumar dos elementos: por un lado, el euríbor a 12 meses (un índice que se calcula en función a lo que se cobran un conjunto de entidades europeas por prestarse dinero entre sí) y un diferencial, es decir, un porcentaje que se suma a dicho índice y que es determinado por cada banco.

Así, a día de hoy, podemos encontrarnos con hipotecas que aplican diferenciales cercanos al 2% frente a otras en las que ni siquiera se llega a cobrar un 1%, como ocurre con la Hipoteca Kutxabank, el Préstamo Hipotecario Variable de Bankoa, la Hipoteca Naranja de ING Direct o la Hipoteca Ahora de Liberbank.

Hipoteca Kutxabank

Hipoteca Kutxabank

Kutxabank

Más detalles Menos detalles

Periodo inicial
12 meses
% máximo concedido
80,0 %
Importe mínimo financiado
-
Importe máximo financiado
-
Comisión estudio
0 €
Comisión cancelación
0 €
Comisión amortización anticipada
0 €
Domiciliar nómina
Contratación seguro vida
Contratación seguro hogar
Contratación plan pensiones
Contratación otros
No

Hipoteca tipo Variable

Hipoteca tipo Variable

Bankoa

Más detalles Menos detalles

Periodo inicial
12 meses
% máximo concedido
80,0 %
Importe mínimo financiado
-
Importe máximo financiado
-
Comisión estudio
0 €
Comisión cancelación
0 €
Comisión amortización anticipada
0 €
Domiciliar nómina
Contratación seguro vida
Contratación seguro hogar
Contratación plan pensiones
No
Contratación otros
No

Hipoteca Naranja

Hipoteca Naranja

ING

Más detalles Menos detalles

Periodo inicial
-
% máximo concedido
80,0 %
Importe mínimo financiado
50000,0 €
Importe máximo financiado
-
Comisión estudio
0 €
Comisión cancelación
0 €
Comisión amortización anticipada
0 €
Domiciliar nómina
Contratación seguro vida
Contratación seguro hogar
Contratación plan pensiones
No
Contratación otros
No

Hipoteca Ahora

Hipoteca Ahora

Liberbank

Más detalles Menos detalles

Periodo inicial
18 meses
% máximo concedido
80,0 %
Importe mínimo financiado
-
Importe máximo financiado
-
Comisión estudio
0 €
Comisión cancelación
0 €
Comisión amortización anticipada
0 €
Domiciliar nómina
Contratación seguro vida
Contratación seguro hogar
Contratación plan pensiones
Contratación otros
No

¿Cómo afectaría una bajada del euríbor a un consumidor que tuviera uno de estos préstamos? Sin que llegue a estar en valores negativos, una caída del índice de referencia de las hipotecas siempre supone un alivio, porque provoca que la cuota que se paga por el préstamo se reduzca.

Por ejemplo, un usuario que hubiera contratado hace un año un préstamo de 100.000 euros a 20 años, a euríbor+0,99%, habría comenzado a pagar un interés del 1,288% (0,298% más 0,99%), lo que se habría traducido en una cuota mensual de 472,95 euros y en un total de 5.675,4 euros al año.

Si su hipoteca hubiera sido revisada en enero, el interés que tendría que abonar al banco sería del 1,032% (0,042% del euríbor de enero+0,99%). Eso se traduciría en una mensualidad de 461,23 euros y un total anual de 5.534,76 euros, lo que significaría que estaría pagando 140,64 euros menos en los próximos 12 meses.

En este contexto, ¿qué ocurriría si el euríbor llegara a marcar valores negativos?¿Podría llegar un punto en el que el banco devolviera dinero a los clientes que tuvieran una hipoteca? Para saberlo, hay que tener en cuenta dos cuestiones:

1. ¿Hasta qué límite llega el euríbor en negativo?

Para saber si un banco puede llegar a pagar a un consumidor por su hipoteca, hay que tener en cuenta hasta qué nivel baja el euríbor. Para que eso llegara a suceder, el índice de referencia tendría que bajar, como mínimo, más allá del 0,90%, que es el diferencial más bajo que se puede conseguir actualmente por un préstamo hipotecario.

Es decir, si un consumidor estuviera pagando euríbor+0,90% con la Hipoteca Variable Kutxabank, el euríbor tendría que llegar a -0,91% para que las cuentas salieran a favor del cliente.

Eso sí, no hay que olvidar que ese 0,90% que cobra Kutxabank (igual que ocurre con las ofertas de Bankoa o de ING Direct) es el diferencial más barato que se puede obtener en el mercado, pero no el más común. Si se toman como referencia el medio centenar de hipotecas que hoy en día se comercializan en España, el diferencial medio se sitúa en el 1,40%. Eso significa que el euríbor tendría que caer por debajo del -1,40% para que el banco tuviera que pagar al consumidor por su préstamo.

2.  ¿Cómo actuarán los bancos si el euríbor llega a terreno negativo?

Más allá de lo que digan los números, que un consumidor llegue a recibir dinero por su hipoteca dependerá de las medidas que tomen los propios bancos. Si en el contrato de una hipoteca no se contempla la entrada del euríbor en negativo, la teoría dice que todo debería seguir como hasta ahora. Es decir, si el interés resultante de sumar euríbor más diferencial es negativo, la entidad tendría que pagar a su cliente.

Sin embargo, podrían suceder dos cosas:

a) Que el banco decida reducir la deuda del hipotecado

Aunque no existen precedentes de esta situación con hipotecas en euros, sí se han producido casos similares con otras divisas. Por ejemplo, Bankinter contaba con algunos clientes que disponían de hipotecas en francos suizos. Hace algunos meses, el índice de referencia que usaban estos préstamos (el Libor para el franco suizo a un mes) no solo llegó a terreno negativo sino que alcanzó unas cifras que permitían que el interés total que tenía que abonar el consumidor también estuviera bajo cero, tal y como informó el Wall Street Journal.

En ese caso, Bankinter no llegó a pagar a su cliente por la hipoteca, pero sí hizo otra cosa: reducir su “principal”, es decir, parte de la deuda que el usuario tenía con la entidad.

b) Que los bancos esperen a que el Banco de España se pronuncie al respecto

Portugal ha sido uno de los países que ya se ha visto afectado por un euríbor en tasa negativa, ya que las hipotecas de bancos lusos utilizan como referencia el índice a seis meses (en lugar de a 12 meses, como en España), que hace ya tiempo que experimenta niveles bajo cero.

Las entidades del país vecino se apresuraron a preguntar al Banco de Portugal sobre lo que debían hacer en esa tesitura y su respuesta fue clara: los bancos tendrán que cumplir con lo que digan sus contratos. Por tanto, si no se indica lo contrario, con un interés en negativo, las entidades tendrán que devolver dinero o reducir la deuda del consumidor.

En nuestro país, la banca también ha preguntado al Banco de España sobre las medidas a tomar si euríbor llegara a terreno negativo, pero aún no se conoce una respuesta oficial.

 

 

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata