Las reformas en casa podrán desgravarse en esta campaña de la Renta

Kel 7crop

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Este año desgravan las reformas hechas en casa, pero ya no habrá deducciones por compra de vivienda habitual si ésta fue adquirida después del 31 de diciembre de 2012.

La campaña de la Renta de 2012 ya está en marcha, y los consumidores encontrarán más de una novedad –y no precisamente agradable– en las relaciones entre su hipoteca y el fisco.

Las modificaciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) afectan este año tanto a las deducciones por compra de vivienda habitual como a las cuentas vivienda, y en general reducen ventajas fiscales para los propietarios.

Quizá lo más destacado sea que los que hayan adquirido su vivienda habitual después de 2012 ya no podrán acudir a la deducción por compra de vivienda habitual. Las casas adquiridas a partir del 1 de enero de 2013 ya no entran en esa desgravación.

En línea con ese punto, y continuando con las malas noticias, este año ya no podrán pedir su compensación fiscal por deducción en la compra de su vivienda habitual los que adquirieron su casa antes del 20 de enero de 2006.

Así, los que adquirieron su casa antes de 2006 tendrán la misma deducción que quienes lo hicieron entre 2006 y 2012, con un máximo de hasta el 15%, perdiendo el 5% adicional que tuvieron hasta ahora.

Las reformas en casa desgravan

Lo que sí podemos desgravarnos son las reformas en casa, dentro de la deducción por obras de mejora. Este capítulo incluye obras realizadas y pagos entregados entre el 7 de mayo de 2011 y el 31 de diciembre de 2012, en cualquier vivienda propiedad del contribuyente o el edificio donde ésta se encuentre. Ojo, porque aquí están exentas las viviendas donde se ejercen actividades económicas.

Mirando más atrás en el calendario, también podemos deducirnos en la declaración de este año obras anteriores, desde el 14 de abril de 2010 hasta el 6 de mayo de 2011, pero a diferencia de las que mencionábamos antes, sólo si se realizaron en nuestra vivienda habitual.

Cuentas vivienda, entre dos aguas

Los propietarios hipotecados no son los únicos afectados por los cambios. Como se suprime la deducción por adquisición de vivienda habitual, los consumidores que tuvieran abierta una cuenta vivienda antes del 1 de enero de 2013 se encuentran en una situación un tanto incómoda, porque ya han recibido beneficios fiscales pero no podrán aprovechar todo el potencial de su estrategia si no compraron su casa el año pasado.

Hacienda ha determinado que si los titulares de una cuenta vivienda se compran la casa en los cuatro años siguientes a abrirse la cuenta, no perderán las deducciones que ya recibieron, pero no podrán deducirse la compra de la casa en sí.

Pero si por cualquier circunstancia no van a comprarse una casa en esos cuatro años, tendrán que regularizar las deducciones que recibieran en años anteriores, aunque –algo es algo- sin pagar intereses de demora.

Los peor parados son los que ya se hayan pasado en 2012 de esos cuatro años de margen desde que abrieron la cuenta vivienda para comprarse la casa. Estos tendrán que regularizar en su declaración de este año lo que ya se dedujeron en los años previos, y sin librarse de los intereses.

Por último, entre las novedades encontramos la tan comentada dación en pago. Y por una vez, la cosa es para bien. Los deudores hipotecarios sin recursos amparados por la ley aprobada en marzo, que afecta a los colectivos más vulnerables, podrán ver exenta del impuesto la ganancia que les genere la dación en pago de su vivienda.

Fuentes: Agencia Tributaria , El País

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Buscas una hipoteca?
Un experto te ayudará a encontrar la hipoteca idónea para tí