calculadora de cláusulas suelo

Luz verde al Decreto de devolución de las cláusulas suelo

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

El Consejo de Ministros ha aprobado un mecanismo extrajudicial y gratuito para que los consumidores que tuvieran cláusulas suelo en sus hipotecas reclamen a los bancos el dinero cobrado de más.

El Consejo de Ministros ha dado luz verde hoy al Real Decreto-ley por el que se establece una solución extrajudicial para los afectados por las cláusulas suelo. Es decir, la nueva normativa propone una solución alternativa a la de acudir a los tribunales que, además, será voluntaria y gratuita para los consumidores que decidan utilizarla, según ha informado el Ministerio de Economía en un comunicado.

Para los bancos, sin embargo, la activación de este mecanismo extrajudicial será obligatoria: tendrán un máximo de un mes para tomar las medidas oportunas que permitan que este procedimiento comience a funcionar y, además, deberán garantizar que todos los consumidores con cláusulas suelo en sus hipotecas son informados de que existe esta vía alternativa.

Cómo reclamar la devolución de las cláusulas suelo

Para poder reclamar lo cobrado de más por las cláusulas suelo, el nuevo mecanismo establece los siguientes pasos:

1º El consumidor tendrá que presentar una reclamación a su banco

2º El banco tendrá que responder explicando varias cosas: primero, si acepta o no la reclamación del usuario; en caso afirmativo, tendrá que comunicar al cliente cuánto dinero le va a devolver (incluidos los intereses), y en caso negativo, deberá explicar los motivos de su decisión

3º Una vez recibida la comunicación del banco, el consumidor deberá decir si está de acuerdo, o no, con el cálculo. Si lo está, en banco tendrá que devolverle el dinero

En total, el Decreto-ley establece un período máximo de tres meses para completar todos estos pasos.

Además, el texto también indica que banco puede proponer el cliente otro tipo de medidas compensatorias, en lugar de devolverle el dinero en efectivo, como, por ejemplo, la reducción de la cuota de su hipoteca durante un tiempo determinado. Para poder aceptar esta solución, el cliente habrá  tenido que ser informado adecuadamente del valor económico de esta alternativa y aceptarla mediante un documento escrito de su puño y letra.

¿Qué pasa con las reclamaciones por la vía judicial?

La normativa aprobada hoy permite que el consumidor siga acudiendo a los tribunales si así lo desea. Ahora bien, si decide optar por la nueva vía extrajudicial, no podrá acudir a un juzgado hasta que finalice todo el procedimiento. Del mismo modo, si ya había iniciado un proceso judicial, puede acordar con el banco la suspensión del mismo para poder acudir al nuevo mecanismo alternativo.

En cuanto a las costas judiciales, el decreto también determina quién debe asumir el pago:

Si el consumidor no acepta el resultado del mecanismo extrajudicial y decide acudir a los tribunales, las costas de ese procedimiento tendrían que ser pagadas por:

  • El banco, si la cantidad que determine el juez es mayor a la que inicialmente proponía la entidad por la vía extrajudicial
  • El consumidor, si la cifra fuera igual o menor a la establecida por el sistema extrajudicial

Por otro lado, si el consumidor decide acudir a los tribunales directamente, sin probar antes la vía extrajudicial, y el banco le da la razón antes de que el juez dicte sentencia, las costas también tendrán que pagadas por el propio afectado.

Coste del proceso e impuestos

En cuanto al coste del nuevo mecanismo, el Decreto recalca que se trata de un procedimiento gratuito para el consumidor. Además, la norma establece que si un consumidor acuerda que su banco le compense de una forma distinta a la devolución del dinero y esa medida obliga a realizar una novación hipotecaria (es decir, un cambio en su contrato), podrá disfrutar de una “reducción sustancial” en los aranceles del notario y registro que tendría que pagar por hacer esa operación.

Respecto a los impuestos, el texto también incluye una reforma de la Ley del IRPF para que, si el afectado logra la devolución del dinero (sea por este mecanismo o por la vía judicial) disfrute de “neutralidad fiscal”. Es decir, para que en su próxima declaración de la Renta, no parezca que ha ingresado más dinero en este año por culpa de esta compensación.

Ahora bien, esto exime a los consumidores de una posible regularización de las deducciones por vivienda que pudieran haber disfrutado en años anteriores, un detalle que previsiblemente se conocerá cuando se publique la norma completa en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de mañana.

 

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata