El precio de la vivienda sube por primera vez en seis años

Shutterstock 112170587

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

El precio de la vivienda experimentó un leve cambio de tendencia en el segundo trimestre del año, con un incremento del 0,97% con respecto al mismo período del año pasado, según datos del Colegio de Registradores.

El mercado inmobiliario sigue mostrando leves signos de mejora. Si la semana pasada el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelaba que la concesión de hipotecas ha registado el mayor aumento interanual desde junio de 2006, ahora es el Colegio de Registradores quien observa síntomas de recuperación. Según la Estadística Registral Inmobiliaria del segundo trimestre del año, los precios de la vivienda experimentaron una subida del 0,97% respecto al mismo período de 2013, la primera que se produce en los últimos seis años.

Si se comparan estas cifras con las del trimestre anterior (de enero a marzo), la tendencia es similar. En este caso, los precios crecieron un 1,53%, el tercer repunte consecutivo que se produce en el sector. Ahora bien, no hay que olvidar que, según apunta el Colegio de Registradores, la caída de precios acumulada desde los máximos registrados en pleno boom esdel 32%, con lo que a día de hoy, los precios todavía están en niveles de 2003.

Pese a este repunte en los precios, lo que sigue sin mejorar es el número de operaciones de compraventa que se realizan. Entre abril y junio, se inscribieron 78.500 compraventas de vivienda, lo que supone una caída del 5,49% respecto al trimestre anterior. El principal motivo de este descenso es la bajada registrada en las operaciones relacionadas con vivienda nueva, que se desplomaron casi un 19%.

Por Comunidades Autónomas, Andalucía se sitúa a la cabeza en cuanto a número de compraventas, con 15.583, seguida de Cataluña (11.980), Comunidad Valenciana (11.591) y Comunidad de Madrid (10.522).

Otra de las variables que sigue sin dar buenas señales es la de los impagos hipotecarios. En el segundo trimestre del año, el número de certificaciones por inicio de ejecución hipotecaria sobre vivienda se situó en 18.921, lo que supuso un aumento del 2,39% respecto al trimestre anterior. Además, el 64,4% de estas operaciones correspondieron a personas físicas y solo un 35,6% a personas jurídicas.

La mayoría de estas operaciones afectaron a ciudadanos de nacionalidad española (88,4%) y tuvieron lugar, sobre todo, en Andalucía (4.067), Cataluña (4.028) y Comunidad Valenciana (3.241).

Hipotecas inferiores a 100.000 euros en trece comunidades

En cuanto al perfil de las hipotecas que pagan los consumidores españoles, la estadística del Colegio de Registradores revela que la mayoría de los préstamos son concedidos por bancos y cajas (81,29% del total) y que el endeudamiento medio se sitúa en 101.553 euros, lo que supone una caída del 2,4% respecto al trimestre anterior.

A día de hoy, los ciudadanos tienen una deuda hipotecaria inferior a 100.000 euros en 13 comunidades autónomas y, de media, pagan una cuota de 531,43 euros al mes, lo que representa un descenso del 3,76% respecto al primer trimestre del año.

Nuevo record histórico en la compra de vivienda por parte de extranjeros

En medio de un panorama que no termina de mejorar, una de las pocas variables que sí muestra una tendencia positiva es la adquisición de vivienda por parte de ciudadanos extranjeros. En el segundo trimestre del año, los compradores foráneos representaron el 13,03% del total, lo que vuelve a marca un nuevo record histórico. Por nacionalidad, los ingleses se mantuvieron a la cabeza (15,77%), seguidos de franceses (10,11%), rusos (8,08%) y alemanes (7,53%).

Nuestra opinión

El mercado inmobiliario sigue mostrado leves signos de mejoría. Sin embargo, hay datos que todavía no permiten ser optimistas. Por ejemplo, las hipotecas siguen siendo demasiado caras y exigentes para el ciudadano medio: unos diferenciales de entre el 1,5% y el 2% pueden causar serios problemas cuando los tipos de interés –ahora en mínimos- vuelvan a subir. Además, exigir ingresos mensuales de entre 3.000 y 4.000 euros para lograr la concesión de una hipoteca, en un país donde el salario más frecuente ronda los 1.290 euros (15.500 euros al año), da a entender que la banca no tiene la intención de abrir definitivamente el grifo del crédito. En definitiva, queda mucho por ver hasta que la recuperación del mercado inmobiliario tenga consecuencias positivas para los consumidores. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Buscas una hipoteca?
Un experto te ayudará a encontrar la hipoteca idónea para tí