El ‘banco malo’ demolerá viviendas

Una Vivienda Demolida

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) asegura que se van a demoler las obras que presenten algún tipo de peligro estructural, pero desde el sector se contradice su versión.

La Sareb (conocida popularmente con el apodo del banco malo nació hace unos meses con el objetivo de absorber todos los activos inmobiliarios “tóxicos” del balance de los bancos y cajas (viviendas, suelo, promociones…) y darles salida. Es decir, deshacerse de ellos al mejor precio posible de forma que el Estado, y por tanto el contribuyente, no pierda dinero.

Entre toda su bolsa inmobiliaria, una pequeña parte está formada por viviendas en construcción. Hace tan solo unos meses, la agencia Bloomberg publicó que la Sareb planeaba la demolición de todas ellas. ¿La justificación? Sencillamente, que demolerlos  sería más barato que acabarlos. Según el plan de negocio de la propia sociedad, el coste medio de derribo de un edificio inconcluso podría ascender a 12 euros/m2 frente a los 900 euros/m2 de su finalización, sin contar con el impacto que tendría la inflación, es decir, la subida del coste de la vida.

Para llevar a cabo estas demoliciones, el banco malo podría contar con un presupuesto de alrededor de 500 millones de euros, una cifra que el propio organismo no ha confirmado ni desmentido a Kelisto.  

Más de 600 inmuebles sin acabar

Fuentes de Sareb han confirmado a Kelisto que su cartera de activos inmobiliarios cuenta, al menos, con “unos 650 inmuebles parcialmente construidos”, de los cuales “alrededor de 160 están siendo estudiados para ver qué se hará con ellos”. Desde la sociedad se descarta que se vaya a demoler vivienda finalizada, pero no confirman qué sucederá con las que aún están sin terminar. “Todavía está en estudio, pero fundamentalmente se derrumbarán sólo las obras que presenten algún tipo de peligro estructural”, indican.

Una de las primeras preguntas que surge al respecto es, ¿por qué Sareb compró promociones sin finalizar? Una de las condiciones del Gobierno para la creación del banco malo fue identificar la viabilidad de los bancos y cerrar los que no pudieran seguir adelante, tal y como recuerda Roberto Centeno, doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Finalmente, la Sareb se hizo con activos inmobiliarios “invendibles” de ocho cajas y bancos que, a su juicio, deberían haber cerrado porque son “inviables”, y concluyó esta operación “muy por encima del valor económico real”.

¿Miente el banco malo?

Las fuentes de Sareb consultadas por Kelisto hablan de la publicación de “información confusa sobre destruir obras”. Desde la sociedad se escudan en que dar datos concretos sería “prematuro” y nos emplazan a final de año, que será cuando se defina su plan de acción sobre estos activos.

Desde la Asociación Española de Empresarios de Demolición (Aeded) los datos son algo distintos. Por un lado, su secretario general, José Blanco, afirma a Kelisto que no hay datos “concretos” sobre la demolición de esos inmuebles. En cambio, su vicepresidente, Daniel Anka, asegura que “cualquier empresa que se dedique a esto puede constatar que Sareb ya ha sacado demoliciones a subasta”.

Anka, que también es propietario de la compañía Anka Demoliciones, admite que a su compañía le han ofrecido “trabajos de este tipo”, y no solo para obra con riesgos estructurales, sino “de la que no compensa económicamente finalizar”. “Los hemos rechazado porque nosotros nos dedicamos más a la rehabilitación”, concluye.

Retroceso en el caso irlandés

Una de las referencias europeas que encuentra la Sareb en Europa es el caso irlandés. Su Agencia Nacional de Gestión de Activos (NAMA, por sus siglas en inglés) ya cuenta con cuatro años de vida a sus espaldas. Mientras que los activos de Sareb ascienden a unos 55.000 millones de euros, los de NAMA escalaban hasta los 75.000 millones, parte de los cuales se han podido revender, fundamentalmente los que se encontraban fuera del país. El resto se enfrenta ahora a una caída de precios que va en aumento.

Hace un año, la sociedad irlandesa comenzó a demoler los esqueletos inmobiliarios. Los cálculos del gobierno de Irlanda hablaban entonces de 1.850 urbanizaciones fantasma y de un montante de unos 8.000 millones de euros para acometer proyectos de demolición.

Más de un año después, la NAMA ha frenado sus planes de derribo y ha reducido a media docena de promociones sus planes de demolición. En su lugar, ya lleva invertidos más de tres millones de euros para asegurar las estructuras que presentaban algún riesgo.

Nuestra opinión

Parece que todavía tendremos que esperar unas semanas para saber oficialmente si el banco malo optará por deshacerse de los más de 600 inmuebles que están sin acabar, aunque todo apunta a que ésta podría ser su estrategia, o a que incluso ya lo está siendo, tal y como señalan desde el propio sector.

Lo alarmante de todo este asunto no es la opción que elija la Sareb para dar salida a sus inmuebles, sino la falta de transparencia con la que se está desarrollando este proceso. Tras conocerse los primeros indicios de que la demolición podría ser una alternativa, el banco malo no dejó claro lo que haría. Ahora sigue sin hacerlo y nos emplaza a final de año. Y, mientras, desde el sector confirman que ya están saliendo a subasta las demoliciones, unos procesos que deberían ser públicos y totalmente transparentes. Los responsables de esta sociedad no deberían olvidar que casi la mitad del accionariado de esta sociedad corresponde al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y, por tanto, al Estado y a todos los contribuyentes. Y los consumidores tienen derecho a saber cómo se maneja su dinero.

¿Conocías la situación de las viviendas de la Sareb? ¿Qué opinas de los planes de futuro de la entidad? Comparte tu punto de vista en nuestro Foro.

Fuentes: Sareb / Roberto Centeno / Asociación Española de Empresarios de Demolición / Anka Demoliciones / Instituto Nacional de Estadística (INE) / Consejo General del Poder Judicial

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Buscas una hipoteca?
Un experto te ayudará a encontrar la hipoteca idónea para tí