El bono social llega al gas

Shutterstock 102426163

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta 66€ en tu recibo del gas
COMPARA AHORA

El Consejo de Ministros ha aprobado la creación de un bono social en el sistema de gas natural similar al que ya existe con la luz, lo que permitirá a los consumidores que tengan rentas más bajas acogerse a este tipo de tarifa con descuento.

El Consejo de Ministros acaba de aprobar la puesta en marcha de un bono social para la tarifa del gas, similar al que existe actualmente para la electricidad. Sin embargo, la reforma de la Ley de Hidrocarburos no aclara el tipo de bonificaciones a las que podrán acogerse los usuarios. Para saber más sobre este tema habrá que esperar al debate sobre esta reforma y su posterior aprobación en las Cortes, así como a su desarrollo reglamentario.

No obstante, lo cierto es que seguramente existirá bono social para el gas muy pronto, ya que dentro de esta reforma de la ley, donde está incluida la medida, también se encuentra la regulación de la explotación de yacimientos de hidrocarburos por fracturación hidráulica (el conocido “fracking”), explotaciones que el Gobierno quiere poner en funcionamiento cuanto antes.

De momento, se especula con que el bono del gas pueda tener las mismas características que tiene el bono social eléctrico y que las personas que se beneficien de él tengan que cumplir los mismos requisitos. En otras palabras: los hogares beneficiarios deberán estar formados por pensionistas de más de 60 años, o por familias numerosas, o tener a todos sus miembros en desempleo. En cuanto a los comercializadores, el sector del butano está de acuerdo con este tipo de protección a los consumidores siempre que se libere el precio de la bombona en el mercado.

Qué se está haciendo en otros países

Realmente el impulso del bono social del gas procede de las recomendaciones sobre política energética que en repetidas ocasiones la Comisión Europea ha lanzado al Gobierno español: Bruselas no entiende cómo es posible que en un país tan castigado por la crisis como el nuestro no exista ningún tipo de ayuda a las familias más desfavorecidas en el consumo del gas, teniendo en cuenta que su uso principal es el de calefacción y el cocinado de alimentos.

En otros países, como Reino Unido,  las empresas y la Administración buscan mecanismos para aquellos usuarios más desfavorecidos. Estos sistemas se aplican a todos aquellos consumidores que dedican más del 10% de su renta en pagar el consumo energético, tanto de luz como de gas. En Italia, por su parte, el cliente que quiera acceder a las ayudas debe demostrar ante el Ayuntamiento que cumple una serie de requisitos, concretamente que tiene unos ingresos inferiores a 7.500 euros anuales y un contrato de menos de 3kW, para beneficiarse de un bono compensatorio anual de los pagos realizados. Otro ejemplo lo tenemos en Francia, donde se ha optado por un sistema que cifra los descuentos sociales en la tarifa dependiendo del número de personas que viven en el hogar.

Nuestra opinión

Hasta que el proceso legislativo llegue a su fin y se concrete la puesta en marcha del bono social del gas, los consumidores más vulnerables seguirán estando desprotegidos.

En cualquier caso, es probable que, al igual que ocurre con el bono social de la luz, los requisitos para acceder a esta tarifa reducida y el descuento que se aplica (un 25% sobre el PVPC en el caso de la electricidad) no terminen de resolver el problema de la pobreza energética que sufre nuestro país: actualmente, como ya te contamos en Kelisto, 3,7 millones de personas no pueden calentar sus viviendas de forma adecuada. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: Bono social Gas Bono Social Gas
Ahorra hasta 105 euros en tu recibo del gas
COMPARA AHORA