Shutterstock 129942332

¿Se ahorra energía con el cambio de hora?

Comparador de Tarifas de la Luz

Compara las mejores ofertas de electricidad
  • En la madrugada del domingo finaliza el horario de verano y los relojes se retrasarán una hora, concretamente a las 3:00h serán las 2:00h. Esta medida tiene por objetivo ahorrar energía, pero, ¿realmente existe ese ahorro?

Este fin de semana los relojes se retrasarán una hora para entrar en el horario de invierno (a las 3:00h del domingo serán las 2:00h). Este cambio de hora tiene como objetivo aprovechar mejor la luz solar y reducir el consumo energético en iluminación.

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), esta medida permite reducir en un 5% el consumo eléctrico en luz, lo que equivale a 300 millones de euros al año. De esta cantidad, 90 millones corresponden al gasto de los hogares, es decir, cada vivienda ahorrará una media de 6 euros en su factura eléctrica por el cambio horario.

Sin embargo, tal como señala IDAE, para alcanzar este ahorro es necesario que los consumidores lleven a cabo un comportamiento responsable, prescindiendo de la iluminación artificial cuando no sea necesaria y haciendo un uso inteligente de los equipos que consumen energía (calefacción, electrodomésticos, etc.). 

En este año, este cambio de hora ha sido uno de los asuntos del verano, cuando en julio la UE realizó una encuesta a ciudadanos europeos para saber su opinión sobre la medida. Lo cierto es que más del 80% de los europeos votaron a favor de anular el cambio de hora. El ahorro energético que puede conllevar el cambio de horario en invierno y en verano lleva bastante tiempo en entredicho por la Eurocámara, que también afirma que estos cambios tienen consecuencias en la salud de los europeos: pueden provocar trastornos del sueño, estrés, depresión, etc.

Tras la propuesta de la Comisión Europea de suprimir el cambio de hora en mayo de 2019, la decisión tendrá que ser tomada por los países miembros de la Unión.

El cambio de hora es una práctica que se realiza en España desde 1974, cuando en la crisis petrolífera los países querían aprovechar más horas de sol y así ahorrar energía. Sin embargo, la península española se encuentra en un huso horario que no es el que le corresponde (GMT+1), ya que debería regirse por el horario londinense o el de las Islas Canarias (GMT).

Consejos de ahorro energético en el hogar

Para conseguir el mayor ahorro energético posible en el hogar es necesario tomar ciertas medidas de eficiencia, muchas de ellas sencillas y sin coste para el consumidor.

  • Sellar puertas y ventanas: gran parte de las necesidades de calefacción de una vivienda se deben a pérdidas de calor, principalmente por puertas y ventanas. Las corrientes de aire que se originan por pequeñas fisuras que pueden originar fugas de calor. Sellando esas juntas e instalando burletes en las puertas es posible evitarlas y ahorrar hasta 200 euros al año en calefacción y aire acondicionado, en función del aislamiento que se tenga actualmente.
  • Evitar el ‘stand-by’: dejar los electrodomésticos en espera -con el piloto encendido- aunque no se estén utilizando supone un gasto energético que equivale al 7% del consumo total anual. Desenchufar los aparatos que no estén en funcionamiento permite un ahorro de entre 50 y 100 euros al año.
  • Comparar tarifas de luz: un comparador de tarifas de electricidad es la herramienta perfecta para que encuentres la oferta más barata del mercado.
  • Lavar de forma eficiente: la mayor parte de la energía que necesitan aparatos como la lavadora o el lavavajillas se emplea para calentar el agua. Por ello, es conveniente utilizarlos a la menor temperatura posible y sólo cuando la carga esté completa. Con este gesto se puede conseguir un ahorro de 50 euros al año.
  • Instalar un termostato: utilizar un termostato que regule la temperatura de la calefacción evita los cambios bruscos y permite. La instalación de un termostato puede conseguir ahorros de entre un 8 y un 13% del gasto en calefacción, unos 60 euros al año. Asimismo, hay que tener en cuenta que cada grado que bajemos en el termostato supondrá un ahorro adicional de 35 euros anuales.
  • Bombillas de bajo consumo: sustituir las bombillas incandescentes por otras de bajo consumo puede reducir la factura anual en unos 100 euros al año. Además, estas bombillas tienen una vida útil hasta 10 veces más que las bombillas normales.

Otros artículos que pueden interesarte:

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Comparador de Tarifas de la Luz

Compara las mejores ofertas de electricidad