Bancaja

Información sobre Bancaja

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Desde 2011, Bancaja forma parte de Bankia. Si quieres conocer los productos que comercializa actualmente esta entidad, pincha aquí. Si prefieres conocer la oferta del resto de entidades, visita nuestros comparadores.

Información adicional sobre Bancaja

Bancaja era la antigua Caja de Ahorros de Valencia, Castellón y Alicante, la entidad bancaria más importante de la Comunidad Valenciana. Tiene su origen en 1878, cuando la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia la fundó, absorbiendo a lo largo del siglo XX las diferentes cajas que operaban en las tres provincias valencianas hasta constituir la entidad conocida como Bancaja. En 1991 su sede estaba en Castellón de la Plana y la entidad se encargaba de coordinar la actividad de las empresas participadas por el Grupo Bancaja, entre las que se encontraba Iberdrola, Abertis, NH Hoteles o Terra Mítica.

Bancaja durante la crisis financiera

En 2010 Bancaja se integró mediante el Sistema Institucional de Protección (SIP) con otras seis cajas de ahorro de diferentes provincias españolas: Caja Rioja, Caixa Laietana, Caja Segovia, Caja de Ávila, La Caja de Canarias y Caja Madrid. A la entidad resultante se la denominó Banco Financiero y de Ahorros, del que Bancaja poseía casi el 38% de su propiedad. Este banco transfirió a su vez su negocio y actividad bancaria, incluyendo el patrimonio, activos, clientes y oficinas de las distintas cajas, a su filial Bankia. De esta forma, se creó el tercer grupo financiero en España. En 2012 se materializó la entrada del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en la entidad, convirtiéndose en el único accionista del Banco Financiero y de Ahorros, quedando fuera de la propiedad de la entidad las cajas que habían estado en el origen de su fundación.

Debido a que había perdido su fuente de financiación al quedar al margen del negocio del Banco Financiero y de Ahorros y de Bankia, a finales de 2012 Bancaja procedió a su transformación en una fundación con régimen especial bajo la protección de la Comunidad Valenciana, con el objetivo de seguir administrando el patrimonio cultural y la obra social que la entidad venía desempeñando desde su actividad como caja de ahorros. Posteriormente, Bancaja pasó a ser definitivamente una fundación de carácter ordinario.