Euros

¿Cómo deben informarte los bancos de las comisiones que pagarás por tener una cuenta?

No busques más, tenemos la cuenta ideal para ti

  • A partir de hoy, los bancos deberán entregar a sus clientes dos documentos en los que explican qué comisiones cobran por tener una cuenta: uno antes de contratarla y otro que se entregará periódicamente para que el consumidor sepa cuánto ha pagado cada año.

Los bancos tendrán que mejorar, a partir de hoy, la información que ofrecen sobre comisiones. En concreto, estarán obligados a entregar dos documentos en los que informarán a sus clientes de los gastos que tendrán que asumir por tener una cuenta: el primero se facilitará antes de firmar el contrato y el segundo, como mínimo una vez al año para explicar qué cargos se han cobrado durante ese período de tiempo.

Esta mejora en la información que ofrecen las entidades responde a la entrada en vigor de una normativa europea, la directiva sobre la “comparabilidad de las comisiones conexas a las cuentas de pago, el traslado de cuentas de pago y el acceso a cuentas de pago básicas”. Esta ley ya entró en vigor en nuestro país hace prácticamente un año, aunque todavía se tiene que concretar cómo se articularán algunas de las cuestiones que trata, como las nuevas cuentas de pago básicas.

¿Qué documentos deben entregarte los bancos para informarte sobre las comisiones por tener una cuenta?

En lo relacionado con las comisiones, la propia Comisión Europea recordó ayer que, desde hoy mismo, los bancos deben empezar a aplicar las obligaciones que constan en esta nueva normativa, que buscan mejorar la transparencia sobre los gastos que hay que asumir por contratar una cuenta. Para ello, las entidades tendrán que entregar a sus clientes dos tipos de documentos:

  • El “Documento informativo de las comisiones” (FID por sus siglas en inglés), que se deberá entregar antes de que el cliente contrate una cuenta para que pueda analizar qué comisiones deberá pagar y, en base a eso, tomar una decisión.
  • El “Estado de comisiones”, que tendrá que entregarse, como mínimo, una vez al año y que deberá detallar qué gastos ha tenido el cliente durante ese período de tiempo.

Ambos documentos tendrán que tener un formato concreto que todos los bancos deberán respetar y tendrán que entregarse al cliente de forma gratuita. Además, como complemento, la normativa también obliga a que el Banco de España ponga en marcha un portal digital, de acceso gratuito, en que se puedan comparar las comisiones de todos los proveedores de pago, aunque esta herramienta todavía no está disponible. A día de hoy, el regulador solo dispone de una página web donde se pueden consultar las comisiones que cobran las entidades “por operaciones y servicios más frecuentes”, pero no necesariamente los cargos que realmente se aplican al cliente o los importes máximos que se pueden llegar a cobrar.

¿Qué otras cosas deben contarte los bancos sobre las comisiones que te cobran?

Además de la normativa europea que se empieza a aplicar a partir de hoy, hay otras leyes que ya regulan qué tipo de comisiones te pueden cobrar los bancos y de qué forma te lo tienen que comunicar.

Lo primero que debes tener en cuenta es las comisiones se pueden fijar libremente entre los bancos y sus clientes. Eso sí, siempre tendrán que responder a dos cosas:

  • A servicios que se hayan solicitado “en firme” o que hayan sido aceptados expresamente por el consumidor: por ejemplo, si tu banco empezara a enviarte los extractos por correo postal y tu no lo hubieras pedido (y aceptado), no podría cobrarte por ese servicio.
  • A servicios prestados o gastos habidos: es decir, tu entidad no podrá cobrarte por un servicio que no te está dando.

Por lo que respecta a la manera de comunicarte lo que te costarán las comisiones, la ley establece que los bancos tienen que poner a disposición de sus clientes información sobre estos gastos, de forma gratuita, en sus sucursales, en su página web y en la del Banco de España. Ahora bien, la calidad de la información que deben ofrecer es bastante pobre, ya que la normativa solo obliga a que se expliquen cuáles son las comisiones “habitualmente percibidas por los servicios que se prestan con mayor frecuencia”: por tanto, no tienen que ofrecer, con todo detalle, información de todos sus productos.

La normativa que ya estaba vigente también regula, por ejemplo, cómo deben contarte las comisiones que te cobrarán por sacar en cajeros. Si el cajero es de tu banco, este tendrá que decirte –antes de realizar la operación- qué comisión te va a cobrar y debe darte la opción a que canceles la operación si la cantidad te parece demasiado alta. En caso de que la máquina sea de otra entidad, sucede lo mismo, aunque el banco solo está obligado a contarte cuál es el máximo que podría llegar a cobrarte, aunque finalmente la cifra sea menor.

Otros artículos y herramientas que te pueden interesar:

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

No busques más, tenemos la cuenta ideal para ti