Un hogar puede ahorrar más de 500 euros al año en sus facturas energéticas sin realizar ninguna inversión

Ahorra hasta 194€ en tu factura de la luz

Compara las mejores ofertas de electricidad
  • Si se tienen en cuenta tanto las medidas sin coste como aquellas que requieren cierta inversión, un hogar podría ahorrar más de 1.500 euros al año2 gracias a la eficiencia energética
  • La calefacción concentra cerca de la mitad del consumo energético de una vivienda y tiene un potencial de ahorro de 600 euros al año3
  • Mejorar el aislamiento del edificio e instalar una caldera de condensación, aunque suponen cierta inversión, permite un ahorro anual de 400 euros4
  • Contar con electrodomésticos eficientes y bombillas de bajo consumo permite un ahorro de 200 euros anuales en la factura eléctrica4
  • Comparar ofertas de luz y gas permite ahorrar hasta 260 euros al año en las facturas energéticas5

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Eficiencia Energética, que tiene lugar el próximo domingo 5 de marzo, Kelisto recuerda la importancia de ahorrar energía en el hogar y propone una serie de medidas capaces de reducir el peso de las facturas energéticas en el presupuesto familiar con ahorros de más de 1.500 euros al año2.

Sin realizar ninguna inversión en la vivienda, se podría obtener un ahorro superior a los 500 euros1 anuales. Para ello, sólo es necesario seguir algunos sencillos consejos como mantener una temperatura estable de 21 ͦ en invierno, instalar burletes en puertas y ventanas, usar de manera eficiente los electrodomésticos, ser responsable con el uso del agua y la cocina y evitar el stand by. A esto, hay que sumar el potencial de ahorro que existe al comparar ofertas entre las principales compañías del mercado, que asciende a 260 euros para la luz y el gas5.

En los últimos 10 años el precio de la electricidad se ha incrementado más de un 70%, lo que ha provocado que las familias tengan que ajustar su consumo energético con el fin de reducir el impacto de las facturas de luz y gas en el presupuesto familiar. Poner en práctica medidas de eficiencia energética es el único modo de reducir el gasto, pero no el confort en el hogar. Además, es importante comparar entre las ofertas disponibles en el mercado, ya que es posible encontrar diferencias de hasta 194 euros al año en la tarifa de la luz y de 66 euros en la del gas.

La eficiencia energética permite ahorrar más de 1.500 euros al año en una vivienda media

Los hogares son los responsables del 17% del consumo total de energía y del 25% de la demanda eléctrica6. Las facturas de la luz y gas suponen una partida importante dentro de los gastos familiares y, debido a la caída de los ingresos de los últimos años y al incremento de los precios de la energía, son muchas las familias que no pueden asumir el pago de estos recibos. De hecho, según un informe de Kelisto.es, cinco millones de personas no pueden calentar sus hogares de forma adecuada en invierno y se encuentran en situación de pobreza energética.

La calefacción es la partida que supone un mayor consumo energético dentro de un hogar, en concreto es responsable del 47% del consumo, le siguen los electrodomésticos (19,4%), el agua caliente (19%), la cocina (7,4%), la iluminación (4,1%), el stand-by de los electrodomésticos (2,3%) y, por último, la refrigeración (0,8%)7.

En cada una de estas áreas, es posible poner en práctica diferentes medidas de eficiencia energética que permiten reducir el consumo (y, por tanto, las facturas energéticas), y mantener el mismo nivel de confort en el hogar.

Para ayudar a los consumidores a ahorrar en sus facturas energéticas, Kelisto.es ha recopilado una serie de medidas para ahorrar energía que permiten obtener un ahorro de más de 1.500 euros: 600 euros en calefacción, 160 euros en el uso de electrodomésticos, 400 euros en agua caliente, 100 euros en la cocina, 200 euros en iluminación y 100 euros al evitar el stand by.

Ahorro energético en calefacción: 600 euros al año3

  • Revisa el aislamiento de la vivienda. Aislar correctamente la vivienda puede suponer una reducción de entre el 20 y el 30% de las necesidades de calefacción en invierno y de refrigeración en verano, lo que supone un ahorro de más de 300 euros4. Para ello:
  • Instalar burletes adhesivos en puertas y ventanas reduce entre un 5 y un 10%4 la energía consumida.
  • Además, las ventanas de doble acristalamiento o doble ventana también evitan las fugas de calor e instalarlas puede suponer un ahorro anual del 10% del consumo8
  • Es conveniente colocar alfombras, cortinas y persianas para proteger la vivienda del frío y dejar entrar la luz solar en las horas más cálidas del día.
  • Mantén una temperatura estable. Instalar un termostato es fundamental para mantener un a temperatura estable que no debe exceder de los 21 grados en invierno. Esto supone un ahorro de entre el 8 y el 13% del consumo, unos 60 euros al año4.
  • Apaga la calefacción por la noche. Si la vivienda no está en una zona de frío extremo, es conveniente apagar la calefacción de noche y cuando salgamos de casa. Si solo estaremos fuera un par de horas es recomendable ajustar la temperatura a unos 16 grados para que no baje demasiado y la caldera no tenga que arrancar por completo de nuevo.
  • Vigila el mantenimiento. Purga los radiadores al menos una vez al año para evitar acumulaciones de aire y cierra los de las habitaciones que no se usen para evitar un consumo innecesario.
  • Elige una caldera eficiente. Instalar una caldera de condensación permite un rendimiento energético superior al 100% y permite un ahorro de unos 200 euros anuales con respecto a un equipo no eficiente4.

Ahorro en electrodomésticos: 160 euros al año

  • Renovar los electrodomésticos. Aquellos que tengan la etiqueta A+, A++ ó A+++ permitirán disfrutar de un mayor ahorro en la factura eléctrica, aunque en un principio signifiquen una mayor inversión. Esta medida puede significar un ahorro en el consumo de hasta el 50%, alrededor de 100 euros al año.9
  • Hacer un uso eficiente de los electrodomésticos. Lavar la ropa a 40º en vez de a 60º puede ahorrar hasta un 55% de energía. Igualmente, una correcta elección del programa de lavado proporcionará ahorro de energía, de agua y una mayor duración de las prendas. Esta medida supondrá, en total, un ahorro de 40 euros a final de año.10
  • Ajustar la temperatura del frigorífico y usarlo eficientemente. Es importante no comprar un frigorífico más grande de lo necesario, colocarlo en un lugar fresco y regular su temperatura interior entre 3º y 7º (la del congelador entre -20º y -18º). Hay que mantener la parte trasera ventilada y sin polvo, además de eliminar la escarcha, ya que bastan 2 milímetros para aumentar un 10% el consumo de energía. Esto permitiría ahorrar unos 17 euros anuales.4

Ahorro energético en agua caliente: hasta 400 euros anuales

  • Ducha de bajo consumo. Se necesitan unos 45 litros de agua para una ducha y unos 145 litros para un baño, lo que significa que ducharse supone un ahorro medio de 100 litros por día y persona. También conviene instalar un rociador de bajo consumo en la ducha, que consiguen la misma sensación de presión y caudal en la ducha pero usan hasta un 50% menos de agua. Por otro lado, cabe señalar que cada minuto extra en la ducha supone 7 litros más de gasto, que se traducen en 12.000 litros al año. En total, ser responsable con el agua en este ámbito podría suponer un ahorro cercano a los 300 euros10.
  • Cerrar grifos y reducir el caudal. Se pueden malgastar hasta 30 litros de agua por usuario y día. Un buen uso del agua, por ejemplo, cerrando los grifos al afeitarse o lavarse los dientes, podría permitir ahorrar 34 euros anuales10. Además, instalar perlizadores en los grifos permite un ahorro de en torno al 50-60%10 manteniendo una sensación similar al tacto. Estos dispositivos mezclan el agua con aire para reducir el consumo de agua y, por tanto, la energía que se necesita para producir agua caliente.
  • Reparar las posibles fugas. Un inodoro con una fuga puede gastar hasta 200.000 litros al año. Además, un grifo que gotee puede suponer un desperdicio de 30 litros al día, lo que se traduciría en 17,5 euros anuales de gasto innecesario9.
  • La colocación de aireadores en los grifos y cisternas de doble descarga puede permitir un ahorro de entre un 40% y un 50% en el consumo de agua, lo que puede suponer un ahorro de unos 80 euros9 al año.

Ahorro en la cocina: hasta 100 euros al año

  • Utilizar recipientes adaptados al tamaño de cada quemador para no desperdiciar calor.
  • Apagar el fuego cinco minutos antes y terminar la cocción con el calor residual.
  • Cocinar en porciones pequeñas y utilizar la olla exprés para reducir el tiempo de cocción.
  • No abrir la puerta del horno antes de terminar de cocinar, ya que se pierde el 25% de la energía acumulada.

Iluminación: ahorra hasta 200 euros al año

  • Sustituir bombillas tradicionales por otras de bajo consumo o por lámparas LED. Con esta medida, el ahorro energético puede alcanzar hasta 200 euros anuales4, aunque suponga un desembolso inicial. Además, este tipo de lámparas tienen una vida útil 10 veces superior a las tradicionales.
  • Utilizar cortinas de colores claros y tejidos ligeros que permitan el paso de la luz natural.
  • Mantener las bombillas y lámparas limpias, puede suponer un ahorro del 20% en el consumo.

Evitar el stand-by. Ahorra hasta 100 euros al año7

Dejar los electrodomésticos con el piloto encendido, aunque no se estén utilizando supone un gasto energético que supera al del uso del ordenador, el lavavajillas o el horno. Concentra más del 2% del gasto energético de una casa, una cifra importante si tenemos en cuenta que se trata del consumo de aparatos que no se están utilizando.

Fuentes:
1. Suma del ahorro potencial mediante la puesta en marcha de medidas como mantener una temperatura estable (60 euros), hacer un uso eficiente de los electrodomésticos (40 euros) ser responsable en el uso de la cocina (100 euros) y con el agua caliente (100 euros). Además, se suma el potencial de ahorro al comparar ofertas según las cifras de ahorro de Kelisto.es. *Ver fuentes posteriores.
2. Suma de los ahorros potenciales en cada partida: 600 euros en calefacción, 160 euros en el uso de electrodomésticos, 400 en agua caliente, 100 euros en la cocina, 200 en iluminación y 100 euros al evitar el stand by.
3. Suma de los ahorros obtenidos al mejorar el aislamiento de un edificio (300 euros), mantener temperatura estable a 21 grados (60 euros), instalar una caldera eficiente (200 euros) y seguir otras recomendaciones de consumo eficiente (ver fuentes posteriores).
4. Cálculos de Kelisto.es basados en datos del IDAE: consumo energético del sector residencial en España.
5. Cifras de ahorro de Kelisto.es
6. IDAE: consumo energético del sector residencial en España
7. Cálculos de Kelisto basados en Consumos del sector residencial en España. IDAE/Eurostat
8. Consejería de Medioambiente del Gobierno de Cantabria. Datos de la campaña “hogares eficientes”). Cálculos de Kelisto.es basado en datos del IDAE: Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2011-2020 y el informe de consumo energético del sector residencial en España
9. Cálculos de Kelisto.es a partir de datos de la Agencia Energética Municipal de Pamplona: campaña “¡Ahorra Energía, es cosa de todos!”
10. Cálculos de Kelisto.es a partir de datos de Canal de Isabel II y Gas Natural Fenosa

Ahorra hasta 194€ en tu factura de la luz

Compara las mejores ofertas de electricidad