España supera a la media europea en consumo de energías verdes

Shutterstock 87899095

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta 194€ en tu factura de la luz
COMPARA AHORA
  • En 2013 el 42,3% de la demanda eléctrica fue cubierta por energías limpias (10,5 puntos más que en 2012)
  • España es el primer país del mundo en el que una fuente renovable, concretamente  la eólica, es la que más aporta a la cobertura de la demanda eléctrica durante todo un año
  • El porcentaje de energías renovables en la generación eléctrica en Europa ha crecido un 50% en una década, del 13,6% del año 2000 al 20,5% de 2011
  • La llegada al mercado de ofertas de electricidad verde a través de nuevas comercializadoras favorece la bajada de los precios

Las energías renovables han experimentado un enorme crecimiento en nuestro país en los últimos años. En 2013, la energía eólica superó por primera vez a la nuclear en su aportación para cubrir la demanda eléctrica y representó el 1% del PIB, lo que muestra el avance imparable de estas tecnologías en España.

En 2013 la eólica fue la fuente de energía que más contribuyó a la cobertura de la demanda anual de electricidad, con un 21,1% frente al 18,1% de 2012, situándose al mismo nivel que la nuclear -que el año pasado aportó el 21% al sistema eléctrico, un punto menos que en 2012-, según el avance del informe del sector eléctrico de Red Eléctrica de España (REE).

De hecho, España es el primer país del mundo en el que una energía verde es la que más contribuye para cubrir la demanda eléctrica en un año completo. Este registro récord es una prueba del creciente peso que están alcanzando las renovables en nuestro país. En su conjunto, en 2013 el 42,3% de la demanda eléctrica fue cubierta por energías limpias (10,5 puntos más que en 2012).

Pero una cosa es la demanda eléctrica y otra la demanda energética total, donde aparecen otras fuentes como el petróleo, necesario para el transporte. Así, en el consumo final de energía, las renovables representaron en España el 15%, por encima de la media europea del 13%, según los últimos datos disponibles publicados por Eurostat el pasado mes de enero. A la cabeza se sitúa Suecia, con el 46,8%, seguida de Letonia (33,1%), Finlandia (31,8%) y Austria (30,9%).

Evolución de las renovables en Europa

Respecto a la evolución de la electricidad renovable en Europa, el porcentaje de estas energías en la generación eléctrica creció aproximadamente un 50% en una década, al pasar del 13,6% en el año 2000 al 20,5% en 2011.

La energía eólica es la que ha experimentado un mayor crecimiento, desde el 0,74% que representaba en el año 2000 hasta el 5,46% que suponía en 2011 en el conjunto de la generación eléctrica en la Europa de los 27.

La solar fotovoltaica, por su parte, experimentó un incremento del 87% interanual entre 2007 y 2011, pero mantiene aún un porcentaje reducido, un 1,4%. Este aumento se explica por el alto nivel inicial de incentivos que se dedicaron a esta tecnología y la caída en los precios de los paneles solares, que ha contribuido a que sea cada vez más atractiva.

El resto de fuentes renovables (biomasa, biogás, geotermia, eólica offshore y solar termoeléctrica) han pasado en esta década de representar el 0,5% al 4,3% de la generación eléctrica.

Un desarrollo con ‘claroscuros’

En el caso de España, las energías renovables han tenido un desarrollo espectacular, situando al país en una posición de liderazgo en diversas tecnologías como la eólica y la fotovoltaica. “Sin embargo, el desarrollo ha tenido claroscuros”, apunta Juan Antonio Aranda, investigador en el área de Socioeconomía de la Energía de Fundación CIRCE. “En eólica el desarrollo ha sido desproporcionado y con 23 GW de potencia instalada en 2014 hay verdaderos problemas de integración de esta energía no regulable en ciertas condiciones de fuerte viento y baja demanda”. Esto quiere decir que, según Aranda, la potencia eólica que se ha instalado es muy elevada y muy variable, con lo que el sistema tiene dificultades para regularla.

En el caso de la fotovoltaica, “el desarrollo se hizo en un corto espacio de tiempo, en una época de altos precios y bajo legislaciones muy poco realistas, que provocaron la gran burbuja que, al reventar, amenaza con llevar a la ruina a muchos pequeños inversores”, subraya este experto.

Si a esto se añade que no se ha fomentado la generación distribuida o autoconsumo –mediante el cual se promueve la generación de energía en el mismo sitio en el que se consume, por ejemplo, en viviendas particulares- donde las renovables tienen realmente su gran contribución, el resultado es una serie de desequilibrios que, más aún en época de crisis, son difíciles de corregir.

Respecto al coste de estas energías, conviene saber que los costes de generación de energía renovable difieren de la tecnología, siendo más baratos para la eólica que para la fotovoltaica. “En general son algo mayores que los de las energías convencionales, pero todos ellos se encuentran en una vertiginosa carrera a la baja que les está acercando a la paridad de red, es decir, producir a precio igual o menor que el precio generalista, compitiendo con las energías convencionales”, concluye Aranda.

Impacto económico y medioambiental

Las energías renovables también tienen gran importancia desde el punto vista social, ya que contribuyen a la creación de una industria líder y puntera y a la generación de puestos de trabajo, tanto en el ámbito de la I+D como en instalación y mantenimiento, todos ellos actualmente en profunda recesión. 

Así por ejemplo, en el caso de España, según el último estudio macroeconómico de la patronal APPA, las renovables aportaron 10.653 millones de euros al PIB en 2012, representando por primera vez un 1% del total nacional y alcanzando su máximo histórico. En términos de empleo, el sector registró un total de 113.899 puestos de trabajo, 8.618 menos que en 2011.

En Europa, el conjunto de los 27 generó 1,2 millones de puestos de trabajo a tiempo completo entre empleos directos e indirectos en 2011, un 3% más que en 2010, según el barómetro de EurObserv’ER. De entre todas las fuentes renovables, la fotovoltaica encabezó la generación de empleo con 311.000 puestos, seguida por la biomasa sólida y la eólica. Por países, lidera claramente el ranking, seguida de Francia e Italia.

“Desde el punto de vista medioambiental los resultados son reales pero inciertos”. Estos resultados se pueden medir por la reducción de impactos medioambientales, como la disminución de generación de residuos radiactivos si la fuente a la que sustituyen las renovables es la nuclear; o la reducción de emisión de gases de efecto invernadero si es la generación térmica con petróleo, carbón o gas. “Por sí solas no producen un beneficio ambiental sino que evitan un deterioro mayor, y éste dependerá de la fuente convencional que se considere sustituida”,  explica el profesor Aranda.

En este sentido, y conforme a los datos de APPA, en 2012 se evitó la emisión de 36,7 millones de toneladas de CO2 y se produjo un ahorro de 270,8 millones de euros gracias a las renovables en régimen especial (biomasa, hidráulica, eólica, solar y cogeneración), al dejar de pagar por los derechos de emisión de gases contaminantes. Eso sí, mientras las emisiones evitadas aumentaron un 10% respecto a 2011, el ahorro producido disminuyó en un 37%, ya que el precio de la tonelada de CO2 pasó de costar 12,83 euros/tonelada a 7,37 euros/tonelada, por lo que contaminar en 2012 fue un 43% más barato que en 2011.

Consumir electricidad verde no es más caro

Pese a que producir energía verde es más caro, no lo es para el consumidor. Las comercializadoras que certifican la generación verde no cobran a sus clientes más por ello y es una forma de diferenciarse en el mercado. Es el caso por ejemplo de Holaluz.com, Som Energía, Gesternova, GoiEner, Enercoop, Zencer, Nexus Renovables, Energía VM o la propia Iberdrola, entre otras.

Lo que está claro es que pese al oligopolio de las grandes eléctricas, cuyo volumen mayor de producción se basa en tecnologías convencionales, y el fuerte retroceso que algunas legislaciones del sector eléctrico están causando a las renovables, su avance es imparable. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 168 euros en tu factura de la luz
COMPARA AHORA