El precio de la luz se dispara cerca de 300 euros desde 2007 – 3,5 veces más que la inflación

Shutterstock 12212338

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta 194€ en tu factura de la luz
COMPARA AHORA
  • El precio de la luz se ha disparado un 46,7%¹ desde 2007: la factura media anual ha pasado de 553,7 euros al año a 812,6² euros– una diferencia de 260 euros para 15,6 millones de hogares
  • La electricidad es el gasto del hogar que más se ha incrementado desde el comienzo de la crisis
  • La factura eléctrica comprende dos partes, una variable, que se ha incrementado en un 29,4% desde el 2007, y otra fija que ha aumentado un 121% en los últimos siete años
  • El precio de la luz en nuestro país ha aumentado de forma desmesurada en los últimos años y más de 4,2³ millones de personas se encuentran en situación de pobreza energética
  • 15,6 millones de hogares, es decir el 54,3% del total, tienen contratada la tarifa regulada y están expuestos a la volatilidad de los precios de la electricidad

Desde el comienzo de la crisis, el precio de la electricidad en España se ha disparado un 46,7%¹ y la factura de la luz ha pasado de 553,7 euros al año a 812,6, un incremento de 260 euros para un hogar con un consumo medio².

Esta subida se explica principalmente por el importante aumento de la parte fija de la factura (la que depende de la potencia contratada y donde se incluyen parte de los costes regulados conocidos como peajes), que ha crecido un 121,4% desde 2007 - de 104,4 euros al año a 231,23 para un consumidor medio.

La parte variable, la que corresponde al consumo energético, ha experimentado un crecimiento algo más moderado pero también importante. En concreto, los consumidores pagan hoy un 29,4% más por su consumo que antes de la crisis - de los 449,3 euros de 2007 a los 581,4 euros anuales de este año. Estos datos se desprenden del análisis de Kelisto.es sobre la evolución de los precios de la electricidad en España en los últimos siete años.

El precio de la luz ha experimentado un incremento desmesurado, muy por encima de la inflación (que ha crecido un 13,3% entre junio de 2007 y junio de 2014) y del resto de gastos del hogar. Si no tenemos en cuenta la factura eléctrica, el conjunto de gastos del hogar cayó un 8,7% entre 2007 y 2013. Sólo los seguros, con un aumento del 0,9%, y otros servicios como basuras y agua (+25%) han experimentado crecimiento, mientras que la hipoteca media (-28,4%) y la ropa (un -36,6%) son los conceptos que han registrado mayores caídas.

Evolución de los gastos del hogar 2007-2013

Principales gastos del hogar 2007 (€) 2013 (€)* Dif. % 2007-2013
Productos alimenticios 4165,6 3806,6 -8,62
Artículos de vestir 1602,3 1016,4 -36,57
Otros servicios de la vivienda (agua, basura, alcantarillado, gastos comunitarios, etc.) 611,6 764,7 25,05
Medicamentos y otros productos farmacéuticos, aparatos y material terapéutico 397,7 399,2 0,38
Servicios de transporte 403,1 363,1 -9,93
Servicios de teléfono, telégrafo y fax 896,7 781,9 -12,80
Servicios de seguros 945,4 953,8 0,89
Hipoteca 830,9 595 -28,40
Electricidad 553,75 840,3 51,75

Fuente: INE, Colegio de registradores de la propiedad y Kelisto.es a partir de datos de la CNMC.*Últimos datos disponibles

En el último año los costes fijos de la factura han crecido un 66%

En 2012 se alcanzaron los precios más altos de la electricidad en nuestro país. Entre 2007 y 2012 el precio de la luz se incrementó cerca de un 60%, desde los 553,7² euros anuales que pagaba un hogar medio antes de la crisis hasta los 883,9 de 2012 (330,2 euros más), debido principalmente al incremento de los costes fijos (que afectan la parte de la factura que no dependen del consumo).

A partir de esa fecha, el coste de la parte variable (la que corresponde al consumo energético) se ha ido reduciendo: los consumidores pagan hoy un 23,12% menos por la energía que consumen que hace dos años. Sin embargo, la parte fija, se ha incrementado de manera alarmante desde 2012: un 81,1%, de 127,7 euros hasta 231,23. De hecho, solo en el último año este concepto ha aumentado un 66%, lo que implica que los usuarios con un bajo consumo han sido “penalizados” al tener que pagar facturas más elevadas aunque no consuman más energía.

Evolución del precio de la electricidad para una potencia contratada de 5,5 kW y un consumo anual de 5.000 kWh

Grafico%201_energia

El fuerte incremento que ha sufrido la parte fija del recibo, un 121% desde 2007 y un 66% sólo en el último año, supone que el usuario paga más en su factura aunque no incremente su consumo energético. Esto significa que aunque reduzcan al máximo su consumo con el objetivo de ahorrar, no se apreciará una reducción similar en la factura, lo que penaliza al pequeño consumidor. Llama la atención que, mientras la mayoría de los gastos del hogar han caído durante los años de crisis, el precio de la luz en España ha crecido de forma desmesurada a causa de decisiones políticas que no han protegido al consumidor. Como consecuencia, millones de hogares no pueden asumir el pago de las facturas y la pobreza energética se ha disparado en nuestro país.

Más de 4 millones de personas sufren pobreza energética en España

Como consecuencia de la escalada de precios de la energía en nuestro país, más de 4,2 millones³ de personas sufren pobreza energética en España, una cifra que ha aumentado en 1,4 millones desde 20082, debido al incremento de los precios de la energía y el descenso de los ingresos de las familias, provocado principalmente por las altas tasas de desempleo y la subida de impuestos.

En España, este problema afecta al 9,1% de la población, mientras que países vecinos como Reino Unido, con un 8,1%, Francia, con un 6%, y Alemania, con un 4,7%, presentan tasas de pobreza energética inferiores, a pesar de que su climatología durante los meses de invierno es mas adversa. Sólo Portugal (27%), Grecia (26,1%) e Italia (21,2%) superan las tasas de España, al margen de los países de Europa del Este4.

En los últimos años, las familias españolas han visto cómo se reducían sus ingresos y cómo algunos gastos básicos del hogar como la electricidad han aumentado de forma alarmante. Millones de consumidores han sufrido las consecuencias de una subida desmesurada de los precios de la luz, que se deben más a decisiones políticas que a la variación de precios de la energía en el mercado.

En cualquier caso, existe una importante posibilidad de ahorro si se comparan precios y se busca la opción más adecuada para cada hogar. En concreto, es posible ahorrar 119 euros al año eligiendo la mejor oferta. Sin embargo, son muchos los consumidores que nunca han cambiado de compañía y que aun piensan que todas las ofertas sin iguales, una percepción que debemos romper para impulsar la competencia y el ahorro

Consejos para ahorrar en la factura de la luz:

Kelisto.es ha elaborado una lista de consejos para ayudar a los consumidores a ahorrar en sus facturas energéticas:

1. Ajustar la potencia: la potencia contratada es una de las cuatro partes de la factura eléctrica, junto con la energía consumida, los impuestos y el alquiler del contador. Por ello, contratar la potencia adecuada en función del consumo de cada vivienda es fundamental para controlar el coste del recibo.

2. Revisar el tipo de tarifa: es importante analizar si merece la pena tener una tarifa con discriminación horaria, que supone que durante determinadas horas del día el precio de la electricidad que se consume es más barato. En la factura se detalla el consumo realizado en el periodo de horas punta, el más caro, que va desde las 12.00 hasta las 22.00 en invierno y de 13.00 a 23.00 en verano, y en el de horas valle, que abarca el resto de la jornada. 

3. Comparar precios: más de 15 millones de hogares tienen contratada todavía la tarifa regulada (PVPC) Existe la opción de contratar una tarifa en el mercado libre, donde el precio se negocia libremente con cada comercializadora.

4. Apagar los aparatos en stand-by: dejar los electrodomésticos en espera -con el piloto encendido- aunque no se estén utilizando supone un gasto energético que equivale al 7%⁶ del consumo total anual. Desenchufar los aparatos que no estén en funcionamiento permite un ahorro de entre 50 y 100 euros al año.

5. Electrodomésticos eficientes: sustituir los viejos electrodomésticos por otros de categoría eficiente (de la A en adelante) permite un ahorro energético de hasta el 50%, unos 100 euros al año⁷.

6. Bombillas de bajo consumo: sustituir las bombillas incandescentes por otras de bajo consumo puede reducir la factura anual en unos 100 euros al año⁷. Además, estas bombillas tienen una vida útil hasta 10 veces más que las bombillas normales.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: Electricidad precio luz
Ahorra 168 euros en tu factura de la luz
COMPARA AHORA