Todas las claves sobre la nueva tarifa de la luz

Shutterstock 139143926

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta 194€ en tu factura de la luz
COMPARA AHORA

Desde hace meses se habla mucho sobre la nueva tarifa eléctrica, que supondrá un cambio significativo frente al modelo de facturación anterior. En Kelisto te informamos al detalle sobre los cambios que trae nuevo recibo de la luz.

El Gobierno anunció el pasado viernes que mañana, día 1 de abril, entrará en vigor la nueva tarifa de la luz, cuyo precio ya no dependerá, como sucedía hasta ahora, de las subastas en las que se fijaba el importe de la electricidad cada trimestre.

A partir de ahora, en el momento de facturar, las compañías eléctricas tendrán en cuenta directamente los precios que marca el mercado mayorista, en el que todos los días las empresas generadoras de energía venden su producción.

Esta puja suponía, aproximadamente, el 40% de lo que pagábamos en el recibo. Por tanto, la nueva normativa solo afecta a esa parte de la factura. El 60% restante, la parte que establece el Gobierno, no experimentará variaciones.

¿Afecta a todos los consumidores?

Esta medida está dirigida a los consumidores que han contratado la tarifa regulada, la antes conocida como Tarifa de Último Recurso (TUR) y, que actualmente se llama Precio Voluntario Para El Pequeño Consumidor (PVPC). Se calcula que 16 millones de usuarios, con una potencia contratada inferior a los 10 kilovatios, están acogidos a esta modalidad. Por tanto, no afecta a los hogares que han optado por el mercado libre.

¿Cómo facturarán las compañías eléctricas?

Los recibos continuarán siendo bimestrales y, por tanto, el periodo de facturación abarcará 60 días. El nuevo modelo permite varias posibilidades, dependiendo de si el consumidor dispone o no de un contador electrónico.

Para los que disponen de un contador analógico tradicional, las compañías calcularán las tarifas en función del precio que marque el mercado cada hora aplicado a un perfil de consumo medio.

A los que tengan los llamados “contadores inteligentes” se les cobrará el precio de mercado en cada hora de consumo. Lo cierto es que estos últimos consumidores resultan una minoría, ya que se calcula que solo un 30% del total (unos siete millones) disfrutan de un contador con discriminación horaria. La instalación de estos dispositivos es una decisión que no recae en el usuario, sino en las compañías eléctricas. Además, la legislación no obliga a las empresas a sustituir el 100% de los contadores antiguos por los digitales hasta 2018.

El nuevo sistema también contempla una alternativa a estas dos opciones: una oferta para el conjunto del año con un precio fijo por kilovatio hora. No es posible saber, a priori, si ese precio será más alto o no que el precio del mercado pero dará estabilidad durante estos 12 meses. Las primeras ofertas de este tipo se podrán consultar a partir del próximo 15 de abril. Además, la nueva regulación mantiene la posibilidad de que consumidor acuda al mercado libre y busque una oferta que se adecúe a sus necesidades.

¿Cómo podré saber a qué precio me van a facturar?

Los precios de la electricidad en el mercado mayorista se pueden consultar en la página web de Red Eléctrica (REE), de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y de la empresa que gestiona estas subastas, OMIE.

Además, para comprobar si la factura es correcta, el Ministerio de Industria habilitará tanto en su página web como en la de la CNMC un simulador que permitirá a los consumidores saber si las compañías eléctricas le están cobrando un precio correcto.

Si el cliente tiene la mínima sospecha de que el importe es erróneo puede reclamar directamente a la compañía con la que tiene contratado el suministro eléctrico. Si la respuesta de la empresa no resulta satisfactoria, puede acudir también a la CNMC, a la dirección competente en materia de energía de su Comunidad Autónoma o a las oficinas de información al consumidor.

¿La nueva tarifa será más barata?

Parece que todo dependerá de la evolución del mercado en esos dos meses de facturación. El Ministerio de Industria sostiene que el nuevo mecanismo abaratará un 3% la factura, aunque es un porcentaje que dependerá también de si el Gobierno decide subir los peajes de acceso, la parte del recibo que fija y que se destina a retribuir las actividades reguladas (como el transporte, la distribución y las primas a las renovables, entre otros conceptos).

¿Cuándo se comenzará a aplicar?

Entra en vigor el 1 de abril y una vez que las compañías adecúen sus sistemas tendrán que refacturar desde esa fecha. Por tanto, los consumidores empezarán a notar sus efectos una vez que su compañía eléctrica pueda ponerla en marcha.

¿Qué precio se cobrará durante el periodo de transición a la nueva tarifa?

Se fija un precio transitorio de 48,41 euros por megavatio/hora, al igual que sucedió en el primer trimestre del año. Posteriormente, las compañías eléctricas deberán refacturarlo, en función de si el precio final es inferior o superior a este importe transitorio. Esto es, precisamente, lo que ha ocurrido en los tres primeros meses del año: como el precio medio real (26 euros por megavatio/hora) ha sido inferior al que los consumidores han pagado, las eléctricas tendrán que abonar a los clientes esta diferencia, que el Ejecutivo cifra en 300 millones de euros, antes del próximo 30 de agosto. Resulta complicado saber cuánto van a devolver las compañías para cada cliente en concreto, ya que cada devolución dependerá de los consumos realizados.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 168 euros en tu factura de la luz
COMPARA AHORA