Consejos para ahorrar con la tarifa de Discriminación Horaria

Shutterstock 171416387

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta 194€ en tu factura de la luz
COMPARA AHORA

Contratar una tarifa de discriminación horaria puede suponer ahorros de un 30% en el recibo de la luz, siempre que se adapte el consumo a las horas más económicas. 

El recibo de la luz continúa siendo un gasto importante para muchas familias y la necesidad de ahorrar en la factura es cada vez mayor. Para ello, además de poner en práctica algunos consejos que contribuyen a reducir el consumo, existe la posibilidad de optar por una tarifa de discriminación horaria, que puede resultar más económica si nos adaptamos a determinados hábitos de consumo. Para ayudarte a saber si puedes ahorrar en tu factura eléctrica cambiando tus horas de gasto energético, en Kelisto te contamos todo lo que debes saber sobre la tarifa con discriminación horaria.

1.¿Qué es la tarifa de Discriminación Horaria?

La Tarifa con Discriminación Horaria (DH) es una modalidad de contratación que ofrecen las compañías eléctricas a los consumidores. Esta tarifa, que sustituye a la antigua tarifa nocturna, establece distintos precios en función de las horas del día en las que se realiza el consumo. De este modo, el día se divide en dos periodos, punta y valle, cada uno de los cuales se circunscribe a unos horarios que son diferentes dependiendo de la estación del año.

  • Periodo punta: es el que tiene el precio más elevado y se corresponde con horarios de tarde. La franja horaria va desde las 12 de la mañana hasta las 10 de la noche en invierno y desde la una de la tarde hasta las 11 de la noche en verano. En total: 10 horas al día.
  • Periodo valle: tiene un precio más económico y se corresponde con los horarios de noche/mañana. Este periodo comprende desde las 10 de la noche hasta las 12 de la mañana del día siguiente en invierno y desde las 11 de la noche hasta la una de la tarde del día siguiente en verano. En total: 14 horas al día.

Su objetivo es incentivar el consumo energético en períodos “más baratos” en los que el sistema eléctrico está menos sobrecargado.

 

Duración (horas al día)

Horario Invierno

Horario Verano

Período punta

10 horas

de 12h a 22h

de 13h a 23h

Periodo valle

14 horas

de 22h a 12h
 

de 23h a 13h
 

 

 

 

 

 

 

2. ¿Quién puede contratarla?

Cualquier consumidor con instalación conectada a baja tensión y con una potencia contratada inferior o igual a 15 kilovatios (kW).

El cambio a la Tarifa de Discriminación Horaria puede realizarse a través del comercializador de energía que tengamos contratado o con la nueva compañía si estamos pensando cambiar de suministrador. Para ello, el consumidor tendrá que instalar un nuevo contador –si es que aún no lo tiene-, que permita diferenciar el consumo realizado en cada franja horaria. El contador dispone de dos numeradores: uno de ellos acumula el consumo realizado en horas diurnas y el otro el que hagamos durante la noche. El precio del cambio de contador es de unos 9 euros más IVA.

3. ¿En qué modalidades de contrato es posible acogerse a esta tarifa?

La tarifa de discriminación horaria se puede contratar para cualquier oferta, tanto para la tarifa regulada (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) como para una oferta de precio fijo de las comercializadoras de referencia o una oferta del mercado libre.

4. ¿A qué tipo de consumidor le puede resultar interesante?

Como ya hemos comentado, los precios de la energía consumida en el periodo punta (diurno) y en el periodo valle (nocturno) son diferentes, siendo más barato el consumo realizado por la noche.

En contrapartida, el consumo realizado durante el día tiene un precio superior al precio de la tarifa sin discriminación horaria. Por lo tanto, esta modalidad interesa a clientes cuyo consumo se concentre en las horas nocturnas o a aquellos que tengan la posibilidad de modificar sus hábitos de consumo.

En base a esta explicación, la tarifa de discriminación horaria no es adecuada para los hogares en los que sus miembros pasen muchas horas en casa. También deberían descartarla las familias que no sean capaces de tener un mínimo del 30% de consumo eléctrico en el Periodo valle. En cambio, sí resulta interesante si la vivienda dispone de sistemas de acumulación de energía, como sucede con la calefacción, que se carga durante la noche pero sigue liberando calor durante el día.

5. ¿Se puede ahorrar en la factura con esta tarifa?

Es posible conseguir ahorros siendo conscientes de los horarios de cambio de precio. Si a las 10 de la noche comienza el tramo de consumo barato, basta con poner los electrodomésticos de mayor consumo (lavavajillas, lavadora, secadora, y si es posible horno y vitrocerámica) a partir de esa hora. Basta con programar, por ejemplo, la lavadora para que comience a trabajar durante la noche, y ya estaremos ahorrando.

En el siguiente gráfico podemos observar la diferencia de precio entre contratar una tarifa normal y una con discriminación horaria. Basándonos en los precios del término de energía a 1 de enero 2014, vemos que en la tarifa normal, independientemente de la hora, el precio es de 0,12 euros/kWh. En el caso de la tarifa con discriminación horaria, el precio es de 0,14 euros/kWh en periodo punta, es decir, casi un 20% más cara, mientras que en el periodo valle, el precio se reduce más de un 50%, hasta los 0,05 euros/kWh.

 

Precio (€/kWh)

 

Tarifa normal

Tarifa con DH

Diferencia (DH vs. normal)

Período punta

0,124107

0,148832

19,92%

Periodo valle

0,057995

-53,27%

En el siguiente cuadro mostramos dos ejemplos de consumo. En el caso de la tarifa normal, el precio del término de energía (el precio de la energía que consumimos) no varía, independientemente de que la mayor parte del consumo se realice en horario diurno o nocturno.

Sin embargo, la cosa cambia con una tarifa de discriminación horaria. En el caso de que el 75% del consumo sea diurno, el precio será incluso un poco más alto que con una tarifa normal, mientras que si el porcentaje de consumo es mayor en horas nocturnas, el precio baja considerablemente con respecto a una tarifa estándar, consiguiendo ahorros de hasta 130 euros al año, un 34% menos.

 

*€/año del término de energía (antes de IVA)

Consumo

Tarifa normal

Tarifa con DH

75% de consumo diurno
25% de consumo nocturno

372,32 €

378,37 €

25% de consumo diurno
75% de consumo nocturno

372,32 €

242,11 €

*El término de potencia es el mismo tanto en la tarifa con discriminación horaria como en la tarifa sin discriminación. Los precios/importes se corresponden sólo con los del término de energía.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 168 euros en tu factura de la luz
COMPARA AHORA