¿Qué se esconde tras las promociones de las compañías eléctricas?

Shutterstock 83399101

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta 194€ en tu factura de la luz
COMPARA AHORA

Las grandes eléctricas han llevado a cabo en los últimos meses una intensa labor de promoción para atraer nuevos clientes al mercado libre y a sus tarifas de precio fijo. La CNMC ha iniciado una investigación, ya que considera que algunos mensajes difundidos por los operadores dominantes pueden resultar “equívocos”.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) inició el pasado mes de mayo una investigación para determinar si las grandes compañías eléctricas han aprovechado las dudas de muchos usuarios en torno al nuevo método de cálculo de la tarifa regulada, el llamado Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), para persuadir al cliente para que se pase al mercado libre.

El organismo regulador ha advertido que, en algunos casos, los anuncios y comunicaciones de las compañías “podrían ser equívocos, con el fin de inducir a los consumidores a adoptar decisiones poco meditadas” y ha abierto una investigación para comprobar si estas campañas vulneran la Ley de Defensa de la Competencia y, en caso afirmativo, imponer un expediente a las compañías eléctricas.

Consumidores confusos y poco informados

Aunque el organismo no ha concretado en qué campañas está centrando su atención, lo cierto es que en los últimos meses ha aumentado la confusión por parte de los consumidores ante un nuevo sistema de fijación de precios complejo que aumenta la inestabilidad y la incertidumbre.

Incluso la campaña de publicidad institucional puesta en marcha por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) no menciona aspectos como la volatilidad de los precios o que cada mes los consumidores tendrán que hacer frente a un precio de la electricidad distinto, en función de lo que marque el mercado. Con el eslogan “controlas tu energía” la campaña se centra en informar sobre la existencia de un nuevo modelo de factura más sencilla, pero deja fuera aspectos fundamentales sobre el nuevo sistema que el consumidor también debería conocer.

Algunas compañías sí advierten de esta inestabilidad de los precios en los mensajes que han difundido entre sus clientes actuales y potenciales, como describe uno de los dípticos distribuidos por Endesa:

“Dado que estos precios dependen de factores como el clima o la demanda de energía, usted no podrá conocer de antemano el precio que pagará finalmente en cada una de sus facturas”.

Ciertamente, el hecho de que la parte del recibo perteneciente al consumo, cerca de un 38%, se ligue ahora a los precios que marca diariamente el mercado mayorista de energía (pool) hace que la nueva fórmula de cálculo resulte más impredecible que nunca, le dota de mayor volatilidad. Sin embargo, esto no implica que el PVPC sea más caro que las ofertas de mercado libre de las compañías, ya que es imposible conocer a priori cuál será la diferencia de ambas ofertas.

No es necesario actualizar los contratos

Diversas compañías eléctricas han informado a los clientes, ya sea por carta o los propios comerciales en persona, que tras los últimos cambios en la tarifa es necesario “actualizar” los contratos. Sin embargo, por ley, el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor se aplica directamente a los clientes que anteriormente contaban con la Tarifa de Último Recurso (TUR), dirigida a los consumidores con una potencia contratada inferior a los 10 kilovatios. Es decir, para comenzar a facturar con las nuevas tarifas eléctricas los consumidores no han tenido que realizar un nuevo contrato.

Sin embargo, aprovechando las dudas en torno a la variación de las facturas, algunas compañías han tratado de atraer al cliente al mercado libre. Gas Natural Fenosa, por ejemplo, ha enviado por carta comunicaciones a sus clientes en las que se advertía que, como consecuencia del real decreto que establecía el nuevo mecanismo de fijación de precios, a partir del 1 de julio se le trasladaría al cliente, a menos que manifestara su intención de mantener su tarifa, a la modalidad “Óptima Luz”, no vinculada al PVPC y que, por tanto, no se encontraba afectada por las variaciones regulatorias.  

La carta de Gas Natural explica que debido al cambio regulatorio hay una nueva forma de determinar el precio de la electricidad y, por ello, la compañía ha creado una nueva tarifa. En ningún momento explica si esa tarifa es una tarifa regulada o pertenece al mercado libre ni ofrece al consumidor información sobre las opciones de las que actualmente dispone en el mercado. Los clientes de Gas Natural han visto como su contrato ha cambiado a esta nueva tarifa sin información suficiente para determinar si les resulta o no interesante o si prefieren mantenerse en la tarifa regulada.

En ocasiones, incluso, el consumidor desconoce si, con anterioridad, se ha pasado al mercado libre. En este caso, basta con coger el recibo de la luz y observar el nombre de la comercializadora con la que se tiene el contrato. Si aparece alguna de las compañías que figuran a continuación, ramas de las principales empresas eléctricas que ofrecen esta modalidad, significa que, efectivamente, se dispone de la tarifa PVPC.

  • Iberdrola Comercialización de Último Recurso, S.A.U.
  • Gas Natural S.U.R., SDG, S.A
  • Endesa Energía XXI, S.L.
  • E.ON Comercializadora de Último Recurso, S.L.
  • HC-Naturgas Comercializadora de Último Recurso, S.A.U.

Hay que tener en cuenta, además, que todas las ofertas que se reciben por parte de los comerciales de las compañías eléctricas se dirigen a promocionar el mercado libre, por lo que si se ha contratado en el pasado alguno de estos planes, casi con toda seguridad se dispondrá de una tarifa en el mercado libre.

Precios fijos que no compensan

Junto al mercado libre y al PVPC, el consumidor tiene también la posibilidad de contratar una tarifa de precio fijo que comercializan las comercializadoras de referencia, entre las que se encuentran EDP, Iberdrola, E.ON, Gas Natural y Endesa.

Aunque a priori la opción de contratar una oferta con precio fijo pueda parecer interesante al eliminar la incertidumbre, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha advertido que las tarifas publicadas por EDP, Iberdrola, E.ON, Gas Natural y Endesa tienen un precio más elevado que otras ofertas del mercado libre que también garantizan la estabilidad de la tarifa durante 12 meses.

Nuestra opinión

Algunos comerciales de las compañías eléctricas tratan de persuadir a los usuarios para que contraten una de sus ofertas del mercado libre y así evitar las fluctuaciones de la tarifa regulada. Sin embargo, en muchos casos las ofertas que proponen no son las más económicas y es posible conseguir mejores precios incluso con la misma compañía si se compara y se contrata vía online.

Por ello, tal como aconseja la CNMC, antes de contratar es necesario comparar entre todas las ofertas disponibles en el mercado eléctrico y no dejarnos llevar por las recomendaciones de los comerciales de las compañías porque, como ya te contamos en Kelisto, en ocasiones los comerciales son personal externo a las compañías que trabajan a comisión y que, en algunos casos, ofrecen condiciones irreales o intentan persuadir a los clientes para conseguir la firma que les reportará la comisión.

 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 168 euros en tu factura de la luz
COMPARA AHORA