Cae más de un 7% el número de familias con Bono Social en dos años

Shutterstock 160940045

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta 194€ en tu factura de la luz
COMPARA AHORA

A pesar de que el número de familias con todos los miembros en paro ha crecido un 9% sólo en el último año, el número de beneficiarios del Bono Social ha caído en más de 200.000 en los últimos dos años.

El 1 de julio de 2009, con la entrada en vigor de la Tarifa de Último Recurso (TUR), el  Gobierno puso en marcha el Bono Social como un mecanismo para proteger a los ciudadanos de los colectivos más desfavorecidos. Este mecanismo consistió en la congelación de la tarifa vigente en el momento de puesta en marcha de la TUR hasta el 2012. Se calculaba que esta medida podía llegar a beneficiar a unos 5 millones de usuarios.

Esta congelación de la tarifa fue aumentando su valor comparativo a lo largo del tiempo mientras se fueron disparando los precios de la energía eléctrica. Con el cambio del modelo tarifario, la supresión de la TUR y el paso al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) que ahora utiliza precios variables, el Bono Social ha sido modificado, y ofrece directamente un descuento del 25% de la factura. Esta medida ha perjudicado a los usuarios del bono, ya que con la tarifa congelada, la comparativa de precios situaba en un 30% menos la cantidad que debían pagar.

200.000 beneficiarios menos que hace dos años

La realidad del Bono Social ha sido un tanto distinta de lo que se pretendía desde un principio. A pesar de que nació con unas perspectivas de cobertura de hasta cinco millones de usuarios, lo cierto es que nunca llegó siquiera a los tres millones. Pero la voz de alarma ha surgido a raíz de una pregunta del Grupo Socialista en el Congreso, a la que el Gobierno ha contestado aportando la siguiente información: el número de familias beneficiadas por este Bono Social pasó de 2.712.896 en el año 2011 a 2.511.158 a finales de 2013, lo que supone una disminución del 7,4% de usuarios. Todo ello en un contexto de crisis generalizada. Se critica, además, que la inclusión de nuevos requisitos de renta para acceder al bono provocará la reducción, aún más, del colectivo beneficiario.

Cómo se puede acceder al Bono Social

Actualmente, para conseguir acogerse a esta bonificación es necesario cumplir cualquiera de estos requisitos:

1. Tener una potencia contratada inferior a 3 kW

2. Ser pensionista y cobrar la prestación mínima

3. Ser familia numerosa

4. Familias con todos sus miembros en situación de desempleo

Además, con la última reforma, se establecen unos requisitos de renta que determinan que renta del cabeza de familia no debe superar el 120% del salario mínimo interprofesional, es decir, 10.841 euros anuales. Además, la segunda persona con ingresos de la misma familia no podrá superar el 70% de dicho salario (7.588) y la tercera y siguientes el 50%, 5.420 euros.

Si se cumplen estos requisitos el siguiente paso es contactar con una de las cinco compañías que lo ofrecen  (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EON y HC –ahora EDP-) y, tras aportar la documentación acreditativa, si no hay cláusulas de permanencia en nuestro contrato actual (lo que nos obligaría a pagar la penalización o a esperar al fin del contrato), que la empresa lo acepte.

De hecho, lo que se ha detectado (y ha motivado la intervención de la Comisión Nacional de Energía) es una cierta oposición de las compañías a aceptar los expedientes, llegando incluso a revisar los existentes para retirar la bonificación a algunas familias numerosas sin dar explicaciones. 

Nuestra opinión

Todo consumidor que tenga los requisitos adecuados para solicitar esta ayuda debe hacerlo, ya que siempre tendrá un precio más ventajoso que con el PVPC o que en el mercado libre.

Igualmente, los usuarios que disfruten de la bonificación deben vigilar que no se la retiren sin motivo, y reclamar si así ocurre, pero también deben informar a la compañía si su situación ha cambiado y ya no cumplen los requisitos para beneficiarse del bono. De hecho, la penalización que se aplica por disfrutar del Bono Social sin merecerlo es una nueva facturación de los servicios incluyendo un 10% de recargo sobre la tarifa regulada vigente.

Sin embargo, el hecho de no tener derecho al Bono Social, no significa no poder ahorrar en la factura eléctrica, siendo una buena manera de empezar consultando nuestro comparador de electricidad.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: Bono social Electricidad
Ahorra 168 euros en tu factura de la luz
COMPARA AHORA