Cómo calcular los intereses que te pagarán por tus ahorros

Gana hasta un 25% en tu depósito

  • Los depósitos a plazo fijo y las cuentas remuneradas siguen siendo la opción favorita de los españoles para sacar partido a su dinero pero, pese a su sencillez, debes saber cómo calcular los intereses que te pagarán por tus ahorros antes de decidirte por una oferta.

Los españoles seguimos siendo conservadores a la hora de sacar partido a nuestro dinero.  Según los últimos datos de Inverco, la mayor parte de los ahorros de las familias (el 37% del total) se encuentra en productos muy seguros, como los depósitos a plazo fijo o las cuentas remuneradas, opciones que en los últimos años han pedido atractivo, pero que continúan ocupando la primera posición entre las alternativas favoritas para obtener cierta rentabilidad.

Si te has decidido a optar por uno de estos productos, lo primero que tendrás que hacer es comparar depósitos a plazo fijo y cuentas remuneradas, pero ¿sabes exactamente cómo calcular los intereses que te pagarán por tus ahorros? ¿Te atreverías a determinar qué oferta es más interesante con solo ver su TIN o su TAE?

Para echarte una mano, en Kelisto te damos las claves esenciales para que puedas calcular los intereses que te pagarán por tus ahorros si decides meterlos en un depósito a plazo fijo o en una cuenta remunerada.

¿Qué datos debes tener para calcular los intereses que te pagarán por tus ahorros?

Para empezar a echar cuentas, es esencial que recopiles una serie de datos que te permitirán comparar unas ofertas con otras:

  • El Tipo de Interés Nominal (TIN): indica el porcentaje de tus ahorros que te pagaría una entidad por dejar tu dinero durante un período de tiempo, dependiendo de cada oferta: un mes, un trimestre, un semestre o un año son las fórmulas más comunes.
  • El plazo durante el cuál te pagarán el interés: algunos depósitos y cuentas remuneradas pagan el mismo interés de forma indefinida o hasta que llega la fecha de vencimiento; en cambio, en otros casos, el interés cambia con el paso del tiempo (es más alto al principio y, después, baja).
  • La periodicidad de la liquidación de los intereses: los intereses se pueden pagar cuando venza un depósito o de forma mensual, trimestral, semestral, anual… Todo depende de cada oferta. Este dato es muy importante ya que, si contratas un depósito a 12 meses, pero los intereses se pagan mensualmente, esa cantidad se irá sumando a tu inversión inicial y, por tanto, te ayudará a conseguir más dinero por tu inversión.
  • La cantidad que deseas depositar: algunos depósitos y cuentas remuneradas exigen una inversión mínima a quien los quiera contratar mientras que, en otros casos, se limita la cifra máxima que se puede depositar.
  • Los gastos de la cuenta o el depósito: es esencial conocer previamente si el depósito que quieres contratar tiene algún tipo de gasto o comisión, ya que estos cargos reducirán la cantidad final que puedes recibir.

Por ejemplo, imagina que tienes 10.000 euros y te interesa el Depósito a seis meses de Crédit Agriole-Consumer Finance. Para saber exactamente cuánto recibirás por él, tendrías que tener claro:

  • El TIN: 0,70%
  • El plazo: 6 meses
  • La periodicidad de la liquidación de los intereses: semestral
  • La cantidad que deseas depositar: 10.000 euros (este punto es esencial, ya que esta oferta exige una inversión mínima de 5.000 euros)
  • Los gastos: este depósito no tiene ningún cargo ni comisión

Depósito a plazo 6 meses

Depósito a plazo 6 meses

Más detalles Menos detalles

Importe mínimo
5000,0 €
Importe máximo
500000,0 €
Tipo depósito
Normal
T.A.E. Fijo
-
T.A.E. Variable
-
Liquidación de intereses
Semestral
Cancelación anticipada completa
Comisión de cancelación anticipada
-
Cancelación anticipada parcial
No
Comisión de cancelación parcial
-
Dirigido a
Clientes
Contratación online
Contratación por telefono
No
Contratación en sucursal
No

¿Cómo calcular los intereses que te pagará tu banco?

El primer paso para entender si una oferta es interesante o no pasa por calcular los intereses que te pagará tu banco y a cuánto asciende su Tasa Anual Equivalente (la TAE), que es el parámetro que, con más detalle, te permitirá comparar entre unos productos y otros.

Para conocer en pocos segundos lo que recibirás por un producto de ahorro, te recomendamos que recurras a un simulador de depósitos o cuentas fiable, como el del Banco de España. Con introducir los datos que detallábamos previamente, podrás ver que recibirías 35 euros brutos por tu inversión, lo que equivale a una TAE del 0,70%.

¿En qué se diferencian el TIN y la TAE?

Conocer la TAE (o Tasa Anual Equivalente) de un depósito o una cuenta remunerada te permitirá  saber si una oferta es más interesante que otra. ¿El motivo? Mientras que el TIN solo te cuenta cuánto te pagará el banco durante un período de tiempo (mensual, semestral, anual, etc.), la TAE ofrece una información mucho más completa, porque tiene en cuenta la cantidad invertida, el plazo, la periodicidad con la que se liquidan los intereses y si vas a pagar comisiones o no. Y todo ello lo expresa sobre una base anual.

Para entender la diferencia, basta con ver un ejemplo. En este caso, merece la pena utilizar cifras “irreales” y más elevadas de lo que podríamos encontrar actualmente en el mercado, de forma que la diferencia se haga más patente. Imagina que quieres invertir 500.000 euros, a seis meses, y te ofrecen dos depósitos al 5% TIN: uno que liquida los intereses mensualmente y otro que lo hace a vencimiento. Con el que paga los intereses mes a mes, irás acumulando más dinero que, el mes siguiente, se utilizará para calcular los intereses que lograrás. Por eso, la TAE de esta oferta sería del 5,12%, mientras que con la otra oferta, la TAE sería del 5,06%.

Cuánto cobrarás de verdad: los impuestos y la inflación

El último paso para calcular los intereses que te darán por los ahorros pasa por descontar la cantidad que te tocará pagar a Hacienda. A ojos del Fisco, los intereses de un depósito a plazo fijo o de una cuenta remunerada son “rendimientos del capital mobiliario”, al igual que pasa con los regalos de los bancos. Por este motivo, te tocará pagar un porcentaje de lo que ganes en concepto de impuestos:

  • Un 19% si lo que ganas no supera los 6.000 euros
  • Un 21% entre 6.000,01 y 50.000 euros
  • Un 23% para más de 50.000 euros

En el ejemplo del depósito de Crédit Agriole-Consumer Finance, recibirías 35 euros a los seis meses de depositar tus ahorros. Sin embargo, descontados los impuestos, la cantidad “limpia” que ganarías se quedaría en 28,35 euros.

Además de los impuestos, para saber si un depósito o una cuenta remunerada te permitiría realmente ganar dinero, deberías tener en cuenta la inflación: es decir, lo que suben los precios o las previsiones que haya al respecto. Por ejemplo, imagina que para cubrir tus gastos básicos (vivienda, facturas, alimentación, etc.) necesitas 1.000 euros a día de hoy. Si en un año, la inflación hubiera avanzado un 2%, estos mismos costes pasarían a suponerte 1.020 euros. Si tus ingresos no han aumentado al mismo ritmo, el esfuerzo que tendrías que hacer para asumir estos gastos sería mayor y, por tanto, perderías poder adquisitivo.

Con los ahorros ocurre algo parecido. Si un depósito o una cuenta remunerada no es capaz de darte por tu dinero, como mínimo, lo que se prevé que avance la inflación, estarías perdiendo dinero: así, si un plazo fijo te promete un 0,90% a un año, pero se prevé que los precios suban un 2%, tendrías que buscar una alternativa mejor para garantizarte que la operación merece la pena.

Gana hasta un 25% en tu depósito