Depósitos a plazo fijo de Banco Santander

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Las inversiones reportan numerosos beneficios a los clientes. Por ello, estos siempre andan en la búsqueda de opciones que le generen buenas ganancias. Los depósitos son sin duda una de las formas más tradicionales para hacer crecer el dinero de forma rápida y segura. Es por esto que Banco Santander ofrece diferentes productos de ahorro para satisfacer a cada cliente.

Los depósitos de Banco Santander son productos que ofrecen grandes ventajas a los clientes y una de ellas es el hecho de que el capital invertido está garantizado al 100%. La entidad bancaria ofrece tres modalidades de depósitos, cada una con características y ventajas especiales que se ajustan a las diferentes necesidades de los clientes.

Modalidades de depósitos de Banco Santander

Uno de los productos que ofrece Banco Santander para invertir es el Depósito creciente, el cual se basa en un depósito a plazo de 25 meses con un tipo creciente cada año. Este producto permite la cancelación anticipada sin coste en los periodos de “ventanas” de liquidez mensual o trimestral.

Con este producto, el 100% de capital está garantizado y se ofrece una rentabilidad fija, la cual es conocida de antemano por el cliente. El importe mínimo de la inversión debe ser entre 10.000 euros y 50.000 euros y los intereses se abonan trimestralmente.

Otra de las modalidades de depósitos de Banco Santander es el Depósito Creciente Dólar. Se trata de un depósito a plazo 25 meses en dólares USD con un tipo creciente cada año. Al igual que el Depósito creciente, este depósito admite la cancelación anticipada sin ningún tipo de coste en los periodos de “ventanas” de liquidez.

Con este tipo de depósitos el capital también está garantizado al 100% y la rentabilidad fija es conocida de antemano. En este caso el importe mínimo de inversión debe ser entre 12.000 dólares USD y 60.000 dólares USD.

La tercera modalidad de ahorro que ofrece la entidad bancaria son los depósitos estructurados. Este tipo de depósitos de Banco Santander son combinaciones de un depósito tradicional con una opción sobre la evolución de una o varias acciones bursátiles, un índice, un tipo de interés o un tipo de cambio. Son entonces estos elementos junto con la estructura del depósito lo que define la rentabilidad de la inversión.

Este producto puede contratarse para diferentes plazos, según las necesidades de cada inversor. En cuanto a la garantía del capital se ofrecen dos modalidades: un capital 100% garantizado o un capital parcialmente garantizado (70-80-90%).