Depósitos estructurados de Caja Laboral

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Aquellos clientes interesados en invertir su dinero disponen de varias opciones de ahorro que les pueden generar ganancias interesantes. Una de estas alternativas son los depósitos estructurados, un tipo de depósito cuya rentabilidad está asociada a la evolución de un activo de referencia tal y como las divisas, las acciones o los índices.

A pesar de las ventajas de este tipo de depósitos, también es importante tener en cuenta ciertos aspectos antes de contratar uno. Más allá de conocer la rentabilidad que se puede obtener, es esencial estar al tanto de las demás condiciones del depósito tal como la garantía. Aunque por lo general la mayoría de las entidades garantizan el 100% del capital invertido, hay condiciones que pueden variar. Por ello lo mejor es indagar bien sobre el producto.

La mayoría de las entidades financieras que operan en España ofrecen actualmente alguna opción de este tipo. Sin embargo, hay otras tantas que aún no incluyen este tipo de depósitos en su oferta, al menos no es su sitio de Internet. Así, en el caso de los clientes que quieran contratar depósitos estructurados de Caja Laboral tendrán que optar por otros productos financieros de la entidad.

Cómo contratar los depósitos estructurados de Caja Laboral en Internet

Los clientes que estén interesados en invertir en otro tipo de depósitos y quieran hacerlo con los depósitos estructurados de Caja Laboral deben optar por otras alternativas, ya que la entidad financiera no comercializa este producto en su página de Internet. No obstante, a pesar de que Caja Laboral no incluye este tipo de depósitos en su oferta, desde su blog de la entidad se ofrece información detallada sobre el funcionamiento de ellos.

Entre las características principales de los depósitos estructurados está la garantía del capital para que así el cliente no arriesgue su inversión inicial, la rentabilidad que puede estar vinculada a diversos activos y los plazos flexibles que pueden ir desde 1 hasta 10 años. Otra particularidad de este tipo de depósitos es que estos tienen un periodo de suscripción, el cual, una vez finalizado, no admite solicitudes de contratación.

Merece la pena acotar que aunque por el momentos los depósitos estructurados de Caja Laboral aparentemente no están disponibles para su contratación, los clientes que estén interesados en ellos pueden dirigirse a las oficinas de la entidad para informarse sobre otras soluciones. Muchas veces las entidades financieras no comercializan ciertos productos en la web pero sí desde las oficinas. Es posible que este sea uno de esos casos.