Cuentas remuneradas de Kutxa

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Quienes deseen contratar cuentas remuneradas en Kutxa, del grupo Kutxabank, tienen a su disposición una oferta con la que podrán obtener unas ventajas similares a las de cualquier producto de su categoría. Se trata de la Cuenta de Ahorro, un producto que, en líneas generales, se caracteriza por tener una interesante retribución y porque, además, permite que el cliente disponga de su dinero en cualquier momento.

En cuanto a sus características más específicas, cabe destacar, por ejemplo, que este tipo de cuentas remuneradas de Kutxa permiten que el cliente también disponga de una operativa bancaria básica. Es decir, el cliente no solo podrá ahorrar y extraer su dinero siempre que quiera y sin tener que abonar ningún cargo por ello sino que, además, podrá realizar ingresos, domiciliar cobros y pagos o realizar transferencias, entre otras gestiones.

A la hora de contratar estas cuentas remuneradas de Kutxa, es importante saber que pueden abrirse en cualquiera de las sucursales de la entidad y que, además, el cliente tiene la opción de poder disponer de una libreta. Gracias a esta herramienta, podrá controlar todas las operaciones que realizar, actualizar el estado de la propia cuenta y operar desde los cajeros del grupo Kutxabank en cualquier momento del día. Asimismo, se puede solicitar un talonario de cheques para poder efectuar pagos.

Con respecto a las condiciones que habrá que cumplir para contratar la Cuenta de Ahorro de Kutxa, la entidad especifica que podrá ser contratada por cualquier persona física o jurídica. La liquidación de sus intereses se realizará de forma trimestral y será necesario abonar una comisión de mantenimiento de 9,5 euros trimestrales. Ahora bien, Kutxa ofrece a opción de esquivar los cargos de este producto si el cliente se vincula: es decir, si domicilia su nómina, pensión o recibo de autónomos, y si mantiene un saldo medio en la cuenta de 2.000 euros. También podrá esquivar las comisiones de las cuentas remuneradas de Kutxa si mantiene un saldo de 4.000 euros, aunque no domicilie ingresos regulares.