Cuentas remuneradas de Banco Pastor

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

A la hora de contratar cuentas remuneradas en Banco Pastor, hay que tener en cuenta que la entidad no dispone de ningún producto estandarizado que publicite en su página web, más allá de las promociones puntuales que pueda lanzar en determinados momentos o de las ofertas que pudiera ofrecer a través de sus sucursales, donde ofrece información personalizada para cada cliente.

Ahora bien, es posible que el cliente opte por otros productos con los que podría obtener un resultado similar al que obtendría al contratar cuentas remuneradas con Banco Pastor, es decir, al que lograría al hacerse con una cuenta que le permite obtener una cierta retribución por sus ahorros pero que, al mismo tiempo, le deja tener una total disponibilidad de su dinero.

Alternativas a las cuentas remuneradas de Banco Pastor

Para obtener un cierto interés por los ahorros sin optar por una de las cuentas remuneradas de Banco Pastor, el consumidor podría optar por combinar una cuenta nómina con un depósito a plazo fijo. La Cuenta Nómina de Banco Pastor está actualmente vinculada a la promoción “Tenemos un plan”, una iniciativa que permite que el usuario disponga de varios beneficios, como una atractiva política de comisiones. En este sentido, la exención de los gastos estará vinculada al salario que domicilie el cliente: a partir de 600 euros al mes podrá librarse de comisiones como las de mantenimiento, administración, tarjetas y transferencias, mientras que, a partir de 2.500 euros al mes, se suman algunas ventajas añadidas.

Además de las comisiones, la promoción “Tenemos un plan” incluye dos grandes ventajas más: el Plan de Descuentos (que permite obtener rebajas en las facturas del hogar) y el Plan Para Mí, con ventajas específicas para viajes y ocio, entre otras cuestiones.

El consumidor que contara con esta cuenta y deseara lograr unos beneficios similares a los que tendría con cuentas remuneradas del Banco Pastor podría contratar también uno de los depósitos de la entidad. En este sentido, podría optar por los depósitos a plazo fijo (como el Depósito Gasol en sus versiones a seis, 12 y 18 meses) o por uno de los depósitos estructurados que comercializa el banco.