Cuentas nómina de Catalunya Caixa

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Los usuarios que contraten cuentas nómina de Catalunya Caixa disfrutarán de un conjunto de ventajas, entre las que figuran la ausencia de comisión y la devolución de parte de los recibos.

En líneas generales, al abrir cuentas nómina con Catalunya Caixa el consumidor se encontrará con un depósito a la vista que le permite realizar una serie de operaciones básicas. Es decir, dispondrá de una cuenta de la que podrá sacar su dinero siempre que quiera (sin tener que abonar una penalización por ello) y con la que podrá ejecutar, por ejemplo, transferencias bancarias, extracción de efectivo en cajeros o emisión de cheques.

Ventajas extra de las cuentas nómina de Catalunya Caixa

Ahora bien, más allá de eso, las cuentas nómina de Catalunya Caixa disponen de unos beneficios extra entre los que figura su ventajosa política de comisiones:

• El consumidor no tendrá que pagar comisiones de mantenimiento ni administración, y la propia entidad le gestionará –de forma gratuita- la domiciliación de los recibos en un plazo de cinco días. • La tarjeta asociada a la cuenta estará exenta del pago de gastos por emisión y mantenimiento. Además, con los plásticos de Catalunya Caixa se obtendrá un descuento del 2% en gasolineras Galp • Las transferencias no tendrán coste de emisión ni de recepción, siempre que se realicen por banca online, móvil o banca telefónica, y por un máximo de 50.000 euros • Los cheques también son gratuitos: el consumidor no tendrá que abonar comisiones de emisión, compensación o negociación • El servicio de banca digital –que permite consultar los movimientos de la cuenta y operar en cualquier momento y lugar- también es gratis • Los clientes con cuentas nómina en Catalunya Caixa tampoco pagarán por disponer de un servicio de alertas que les avise de sus principales movimientos a través de un correo electrónico o sms

Además de estas ventajas, las cuentas nómina de Catalunya Caixa suelen tener promociones temporales que permiten que, por ejemplo, el usuario obtenga regalos por su contratación o pueda disponer de descuentos extra en sus facturas del hogar, como el recibo del teléfono o Internet.