Cuentas corrientes de Sa Nostra

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Quienes quieran contratar cuentas corrientes en Sa Nostra deben saber que el catálogo del que dispone esta entidad es prácticamente el mismo que el de Banco Mare Nostrum (BMN). ¿La razón? Desde hace años se encuentra integrada en esta entidad, junto con Caja de Granada y Caja Murcia, una unión que fue fruto del proceso de reestructuración de la banca que se produjo en España durante la crisis financiera.

Más allá de esto, es importante destacar que, pese a que la entidad oferta varios productos, todas las cuentas corrientes de Sa Nostra tienen algunas cosas en común: por un lado, posibilitan que el usuario disfrute de una liquidez total: es decir, podrá sacar su dinero cuando quiera sin pagar ninguna comisión; por otro, el consumidor que se haga con uno de estos productos podrá realizar operaciones bancarias básicas, como ingresos o transferencias.

Características de las cuentas corrientes de Sa Nostra

Entre las cuentas corrientes de Sa Nostra se encuentra la Cuenta Pensión, un producto diseñado para usuarios que estén jubilados y que, por ejemplo, quieran disfruta de ventajas como la de poder cobrar su paga el día 25 de cada mes, con algo de antelación con respecto a la fecha habitual, Además, quienes se hagan con uno de estos depósitos a la vista podrán disponer de una tarjeta de débito y una de crédito, así como disponer de un servicio de confirmación del borrador de la Renta.

Otra de las cuentas corrientes de Sa Nostra es la Cuenta Euroresidente, un producto pensado para extranjeros que vivan en España y que necesiten un depósiot a la vista que les permite realizar operaciones básicas como ingresos y cobros, o transferencias.

Cuentas corrientes de Sa Nostra para los más jóvenes

Como sucede en otras muchas entidades, Sa Notra también tiene productos específicos para los más pequeños:

• La Cuenta Joven: ofrece una tarjeta de débito asociada la promoción “Privilegios Euro 6000” y no cobra comisiones • La Cuenta Ahorro Infantil: tampoco cobra comisiones y, además, el banco se encarga de los trámites del NIF del cliente para facilitar el proceso