Cuentas corrientes de Kutxa

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Quienes estén pensando en contratar cuentas corrientes con Kutxa deben saber que existe una amplia variedad de ofertas que disponen de las características básicas de este tipo de productos: es decir, que funcionan como depósitos a la vista (en los que el consumidor puede disponer de su dinero en cualquier momento, si tener que abonar una penalización por ello) y que permiten realizar una operativa básica (como gestionar abonos y domiciliaciones, realizar transferencias, etc.).

La Cuenta Net es una de las cuentas corrientes de Kutxa a las que el consumidor puede tener acceso. Se trata de un depósito a la vista, que permite tiene una liquidez total: es decir, el usuario puede disponer de sus ahorros siempre que quiera. Su contratación se puede realizar en oficinas o por Intenet y la gestión de los movimientos también se puede llevar a cabo a través de la plataforma digital de Kutxa.

¿Qué comisiones tiene las cuentas corrientes de Kutxa?

Quienes contraten una de estas cuentas corrientes de Kutxa deben saber que su comisión de mantenimiento es de 9,5 euros al semestre, que se incrementará hasta los 20 euros en el caso de las cuentas que se mantengan inactivas. Eso sí, la entidad ofrece la posibilidad de esquivar estos gastos si se cumplen determinados requisitos:

1) Contratar el servicio de banca online y mantener en vigor la correspondencia virtual de Kutxa

2) Domiciliar la nómina, pensión o recibo de autónomos en una de estas cuentas corrientes de Kutxa. En el caso de los autónomos, además, será necesario que el saldo medio disponible sea como mínimo de 2.000 euros

3) El número de operaciones que se realicen en ventanilla tendrán que ser inferiores a tres al semestre para determinado tipo de gestiones, como los ingresos en metálico inferiores a 200 euros, los reintegros en metálico que no superen los 1.200 euros, los cobros y pagos de facturas e impuestos, y los traspasos inferiores a 6.000 euros.

Además de esta oferta, existen otras cuentas corrientes comercializadas por Kutxa, como la Cuenta Vivienda o la Cuenta Gaztedi, entre otras.